Novedades

martes, 30 de junio de 2009

Dermalogica Clean Start Welcome Matte SPF 15, bienvenida a los errores

En EEUU e Inglaterra al menos ya está disponible la hasta la fecha última novedad de la marca Dermalogica, y todo indica que, más pronto que tarde, se comercializará en España y otros países. Me refiero a la línea Clean Start, una gama de productos con un aspecto tan juvenil que, junto con el tipo de fórmulas que la integran enfocadas a las pieles grasas y acneicas, delata que precisamente es al público más joven a quien va dirigida. En concreto, me gustaría analizar su fórmula hidratante matificante Clear Start Welcome Matte SPF 15 porque no tiene desperdicio. Con factor de protección UVB (es lo que significa el SPF) 15, pero si queremos encontrar protección UVA adecuada sólo vamos a decepcionarnos: lo único que se acerca es la oxibenzona, que filtra parte de los rayos UVA cortos (nunca los largos). Es decir, esta fórmula carece de un filtro UVA eficaz como avobenzona, tinosorb o una pantalla mineral. Éste es el primer error, y sin duda un error imperdonable en cualquier cosmético que anuncia protección solar. El producto promete que impide la aparición de imperfecciones, pero viendo su fórmula lo único que entiendo a que se pueden referir es al ácido salicílico. Pero un producto con filtros solares posee un pH demasiado elevado para que el ácido efectivamente exfolie y limpie los poros. No hay nada más en sus ingredientes en lo que se pueda intuir una acción anti-imperfecciones. Lo que sí hay, y para aburrir, son errores, bastantes más errores. Compuestos de fragancia que deberían quedar al final de la fórmula pululan por toda la parte central (a saber, linalool, limonene, eugenol, o citral). Hablando de la marca Dermalogica, sus líneas últimas bastante interesantes y recomendables de AgeSmart y ChromaWhite me hacían pensar que Dermalogica había abandonado costumbres nada positivas a la hora de fabricar cosméticos. Veo que mis esperanzas han sido vanas y ha vuelto a las andadas. La inclusión de lavanda parece un clásico de Dermalogica y sus peores tiempos formulando regresan de la mano de los extractos cítricos (al menos es brillante el empeño en incluir todo cítrico imaginable): extracto de mandarina, extracto de naranja, extracto de lima, extracto de pomelo y extracto de limón. ¿Alguien tiene un pañuelo? ¡Me escuecen los ojos! Y eso que aún hay más irritantes como clavo y eucalipto. El pobre joven o adolescente que se compre semejante producto se llevará una protección solar inadecuada y un cóctel de ingredientes que llaman a la irritación y la inflamación digno del museo de los horrores cosméticos. En lugar de Welcome Matte deberíamos decir 'Bienvenidos, Errores'.

lunes, 29 de junio de 2009

A. David responde -Acné con 39 años-


Son muchas las consultas que recibo en el mail y, por desgracia, no puedo siempre responder a todas. No obstante, me gustaría en adelante poder responder a algunas de modo abierto, ya que hay tanto dudas como respuestas que pueden interesar, y de hecho lo hacen, y ayudar a bastantes personas. Hace unos días Virginia me mandaba el siguiente mail:

P.: Hola David!
Tengo 39 años, poros enormes y de vez en cuando granos quísticos. Además tengo la piel muy deshidratada, la naricilla pelada, opaca, sin brillo natural (soy fumadora), muchas imperfecciones. A ello le añado manchitas de sol. No toleré el Roacután y el dermatologo siempre me ha recetado derivados del retinol,en este caso differine, algún ácido...Si utilizo productos para pieles más jovenes, me despellejo, si utilizo cremas densas las imperfecciones se multiplican. Un dilema... Qué productos me recomiendan sobre todo ahora en verano que acudo con frecuencia a la playa, y el retinol a lo mejor no es muy recomendable?
Trabajo en un medio de comunicación y el aspecto como supondrás es muy importante, he probado muchas cosas, a precios astronómicos y aquí sigo pidiendo opinión. Por cierto se me olvidaba, también soy alérgica al peróxido de benzoilo! Virginia

A. David: Querida Virginia, sobre tu problema son cinco los consejos que me parecen más importantes:

- En primer lugar, tanto el hecho de que a tu edad no hayas conseguido controlar el problema, como que tu piel esté bastante deshidratada, y las intolerancias al Roacután y el peróxido de benzoilo me hacen pensar que es posible que tu problema no esté correctamente diagnosticado y quizás padezcas un acné de tipo rosácea que se suele desarrollar con una piel seca y deshidratada (si bien es cierto que no mencionas nada de rojeces en la piel) o incluso, que se puede dar el caso, un acné junto con eczema. En cualquier caso deberías considerar la evaluación de al menos otro dermatólogo, que es el especialista en desórdenes cutáneos.

- Debes plantearte dejar de fumar. El tabaco empeora el acné ("Epidemiology of acne in the general population: the risk of smoking", British Journal of Dermatology, julio 2001). De hecho existe al menos un estudio que plantea un posible nuevo tipo de acné, el de los fumadores ("'Smoker's acne': a new clinical entity?", British Journal of Dermatology, noviembre 2007). Fumar contribuye también a una piel apagada y sin brillo y, de todos modos, son infinitas las razones de salud para abandonar el tabaco.

- A la hora de tratar tu piel tienes que tener siempre en cuenta una máxima (en realidad, deberíamos tenerla en cuenta todos): no toda tu piel es homogénea. Esto quiere decir que puede que tengas piel acneica en unas zonas, mientras en otras tengas la piel mixta o deshidratada. Como ya he explicado, el concepto de 'tipo de piel' tiene unas limitaciones, puesto que precisamente el tipo de piel puede variar según la zona, y variar también en función del clima u otros factores. Por esto es posible que necesites un tipo de productos sólo para ciertas zonas, ya que puedes acabar sometiendo a partes de tu piel a cosméticos que no necesita y en ese caso es un perjuicio.

- Suponiendo que tienes simplemente acné (un acne vulgaris), un buen plan de ataque debe combinar -y esto debe ser siempre para cualquier piel- la suavidad junto con principios activos eficaces. Buenas opciones son la limpiadora al agua para piel normal a grasa de Paula´s Choice, un exfoliante efectivo al 2% de ácido salicílico de la misma marca (en la textura que más se pueda ajustar a tu necesidad, hay loción, gel y líquido) y tretinoínas al menos varias noches por semana (si acudes a la playa me abstendría de usarlas en verano). Un buen protector solar es Heliocare gel SPF 90, tanto por la textura tanto por su elevado índice, y esto es importante en las pieles acneicas porque suelen usar menos cantidad de protector que la necesaria por miedo a sobreengrasar su piel, así que un factor muy alto garantiza al menos un SPF real aceptable. El peróxido de benzoilo es desfinfectante; puesto que no lo toleras otras opciones desinfectantes son el ácido azelaico o el piroctone olamina, que irá incluido en un producto recomendable de La Roche Posay llamado Effaclair Duo (a la venta desde agosto/septiembre 2009 aproximadamente). No obstante existen otros desinfectantes con prescripción. Otras opciones como la fototerapia dinámica pueden resultar eficaces. Evita siempre todos los productos que contengan en los muy primeros puestos de ingredientes alcohol denat, ethyl alcohol, methanol, benzyl alcohol, isopropyl alcohol, y/o sd alcohol (junto con algún número en el último caso).

- Por último es importante la dieta y alimentación, aunque lo cierto es que la mayoría de dermatólogos son escépticos, o bien dan consejos nutricionales más que discutibles (como eliminar toda la grasa dietética posible). Existen múltiples evidencias de que una dieta antiinflamatoria mejora el acné en un elavado número de casos (Loren Cordain,"A Disease of Western Civilization", Archives of Dermatology, diciembre 2002; y "Implications for the Role of Diet in Acne", Seminars in Cutaneous Medicine and Surgery 2005). En general es recomendable seguir una dieta antiinflamatoria muy baja en omega 6 de aceites vegetales y rica o suplementada en omega 3, así como poco glucémica (donde prime la verdura, fruta y legumbres y se restrinjan pastas, pan, arroz y trigo). No hay que olvidar que el acné es una condición inflamatoria. En muchos casos el abandono de los lácteos de origen animal mejora el acné (Adebamowo, 2005) -en este caso debe experimentarse si se reacciona positivamente-. Finalmente, un suplemento de zinc de unos 30mg diarios es un coadyuvante ampliamente contrastado médicamente, que puede mejorar la efectividad de los antibióticos tópicos (Dreno, 2005).

sábado, 27 de junio de 2009

Omega 3, el nutriente maravilloso (I)

Es difícil, si no imposible, minusvalorar la importancia de los ácidos grasos Omega 3 para la salud. De hecho sea posiblemente el nutriente que acumula más estudios favorables durante los últimos 20 años. Este más interesante documental de la BBC (puesto en vídeo por un usuario de un antiguo blog) intenta en unos minutos condensar algunos de los efectos beneficiosos de un mayor consumo de este nutriente maravilloso por parte de la población [aunque pone '2ª parte', en realidad es la 1ª parte del documental referido de la BBC]

viernes, 26 de junio de 2009

5 normas para seguir una Dieta Antiinflamatoria (y la REGLA DE LOS 3 DEDOS)

Si nos propusieran una vida más sana y prolongada nadie diría que no. Para conseguirlo resulta esencial seguir un estilo de vida antiinflamatorio, tal como durante años han demostrado centenares de estudios clínicos e infinidad de casos reales. Dicho estilo de vida se compone de muchas piezas, como una vida activa y un ejercicio físico moderado, el equilibrio emocional y control del estrés...Pero este puzzle no puede entenderse sin lo que probablemente sea su base: la dieta antiinflamatoria. En realidad, una dieta antiinflamatoria es enormemente sencilla. Simplemente tienes que seguir estas 5 normas:

1- Come proteína en todas tus comidas. Tu piel, tus huesos, todos tus órganos se componen de proteína. Las opciones recomendadas pasan por los pescados, pavo, pollo, huevos de corral, ternera, queso fresco, o proteína aislada en polvo como la de suero de leche o vegetales como de guisante y arroz (no recomiendo la de soja).

2- Consume carbohidratos buenos, restringe los carbohidratos malos. Esta idea se traduce por que debes consumir carbohidratos poco glucémicos -que no disparan el azúcar en sangre- como verduras, frutas y legumbres; pero tienes que restringir los carbohidratos glucémicos -que elevan rápidamente el azúcar en sangre- como son la pasta, pan, arroz, maíz, patata, harinas refinadas y cereales. Las formas integrales de estos últimos alimentos pueden ser aceptables con mucha moderación si se toleran bien, pero los ideales son los no glucémicos previamente enumerados. El vino con moderación es un carbohidrato saludable.

3- Añade algo de grasa saludable. Aunque mucha gente teme a toda forma de grasa, esto es un error. Tu cuerpo necesita estar lubricado y para eso debes consumir grasa. Pero no cualquier grasa, pues también hay grasa buena y grasa mala. La buena es la monoinsaturada de aceite de oliva virgen, y frutos secos como nueces, almendras o avellanas, y las poliinsaturadas del tipo omega 3, que puede ser vegetal -lino, nueces- o de origen marino -pescados azules-, aunque son muy superiores éstas últimas. Las grasas malas son muy especialmente los omega 6 de los aceites vegetales (aceites de maíz, soja y girasol). Otra grasa más que mala muy mala son las grasas trans que se encuentran como 'grasas hidorgenadas' o 'parcialmente hidrogenadas' en algunos alimentos industriales del tipo margarinas, bollería, dulces y muchos otros. Las grasas saturadas no sólo no son dañinas sino que forman parte, siempre con moderación y probablemente con el predominio de las grasas anteriormente recomendadas, de una dieta saludable en forma de mantequilla, nata o aceite de coco.

4- Reparte las comidas a lo largo del día y emplea la REGLA DE LOS 3 DEDOS. Idealmente debes hacer un desayuno, una comida y una cena y pequeños aperitivos o tentempiés a lo largo del día. La regla de los 3 dedos consiste en que en cada comida te mires 3 dedos (los 3 macronutrientes): 1. Proteína, 2. Carbohidratos buenos, 3. Grasas buenas. Si los tres están presentes en tu comida, es que está equilibrada. Tu organismo estará equilibrado.

5.- Si quieres ir aún más allá. En ese caso debes consumir un suplemento de aceite de pescado destilado y concentrado (omega 3) en primer lugar, y en segundo alguno de polifenoles. Desde el punto de vista antiinflamatorio, el Omega 3 es el nutriente más importante si sólo tuviéramos que elegir uno. Otros compuestos y nutrientes poderosamente antiinflamatorios para tu dieta son la cúrcuma, el jengibre, el curry o el sésamo y en general todas las especias.

Como puedes ver, las 5 normas se resumen en la REGLA DE LOS 3 DEDOS: PROTEÍNA+ CARBOHIDRATOS BUENOS+ GRASA BUENA. Si no te falta ningún dedo en tus comidas, estás en la dirección correcta. Si deseas que tu lucha contra la inflamación sea más exitosa sólo hay que añadir un suplemento de omega 3 destilado y concentrado, consumir especias y considerar otros suplementos. Cuanto más controles el estrés y tu vida sea físicamente más activa, tu marcador antiinflamatorio irá sumando más puntos.

En resumidas cuentas, seguir los pasos que conducen a la dieta y estilo de vida antiinflamatorios es esencial para todos los que quieran disfrutar de una salud óptima y una vitalidad mayor. En el caso de que padezcas una enfermedad crónica o tengas indicios o riesgo de padecerla, es prioritario. Metabólicamente una dieta antiinflamatoria es superior al controlar la insulina, glucosa, el perfil lipídico (colesterol, triglicéridos..) y reducir la grasa corporal. Todo ello reporta incontables beneficios, como el de la reducción calórica sin hambre ni privación -ya que controlas el azúcar e insulina-, el método más contrastado para aumentar la esperanza de vida. En el juego de la salud y el bienestar tú eres el protagonista. Conoces ya las reglas. Si quieres ganar la partida debes seguirlas el resto de tu vida.

jueves, 25 de junio de 2009

Las 7 claves del peso óptimo: 5.- Potenciar la quema de grasas (termogénesis)

A pesar de hacer ejercicio físico, consumir fibra y una dieta baja en calorías hay personas que tienen dificultad para perder grasa acumulada. Sus organismos siguen fallando en quemar grasa corporal. Afortunadamente hay nutrientes probadadamente eficaces para relanzar la quema de grasas o termogénesis, que idealmente deben enmarcarse dentro de una dieta antiinflamatoria y una vida activa.

- El polifenol del té verde ECGC (epigallocatechin gallate) en combinación con cafeína (50mg cafeína, 90mg ECGC) ha demostrado aumentar en humanos el gasto de grasa corporal en 24 horas. Pero hay que tener en cuenta que este efecto no se explica bien con la cafeína solo, porque en el mismo estudio si se consumía la cafeína aislada no se producía dicho efecto.

- El aceite de pescado, principal fuente de ácidos grasos omega 3 EPA y DHA, tiene la capacidad de aumentar la termogénesis. Los omega 3 inhiben a los ácidos grasos libres de entrar en las células grasas (adipocitos) gracias a específicas acciones bioquímicas (como inhibir la enzima stearoyl-CoA desaturase 1, que atenúa la obesidad y la resistencia a la leptina) para almacenar más grasa y mejora la quema de grasas.

- Diversos estudios muestran consistentemente los beneficios del ácido linoleico conjugado o CLA, que reduce la proliferación de células grasas y reduce su síntesis incrementando asimismo el gasto de grasa corporal como fuente de energía.

- La capsicina, compuesto de la guindilla responsable de su picor, induce la termogénesis relanzando el metabolismo.

- El jengibre que es rico en gingeroles y en sogaoles ha demostrado aumentar la quema de grasas en modelos experimentales.

- "Efficacy of a green tea extract rich in catechin polyphenols and caffeine in increasing 24-h energy expenditure and fat oxidation in humans", American Journal of Clinical Nutrition, diciembre 1999
- "Anti-obesity effects of conjugated linoleic acid, docosahexaenoic acid, and eicosapentaenoic acid", Molecular Nutrition Food Res, junio 2008
- "Conjugated linoleic acid and obesity control: efficacy and mechanisms", Int J Obes Relat Metab Disord, agosto 2004
- "Effects of capsaicin-containing yellow curry sauce on sympathetic nervous system activity and diet-induced thermogenesis in lean and obese young women", J Nutr Sci Vitaminol (Tokyo), diciembre 2000
- "Pungent principles of ginger (Zingiber officinale) are thermogenic in the perfused rat hindlimb", International Journal Obes Relat Metab Disord, octubre 1992

miércoles, 24 de junio de 2009

20 fraudes y engaños de la industria cosmética: 6º


6º.- "Proporciona un bronceado gradual y seguro"

El problema con este tipo de afirmaciones debe estar claro: no existe tal cosa como un 'bronceado seguro'. Todo bronceado es una respuesta al daño producido por la radiación UV. El bronceado se produce cuando los rayos ultravioleta penetran en la epidermis causando la producción de melanina como respuesta a ese daño. La mayoría de las personas piensan que dicho daño surge cuando el bronceado es muy intenso y oscuro. Pero lo cierto es que el daño solar comienza cuando sales de casa sin protección adecuada. ¿Entonces por qué puede broncearse nuestra piel a pesar de llevar elevados niveles de protección? Sencillamente porque ningún protector solar puede bloquear o absorber el 100% de la radiación ultravioleta, da igual lo alto que sea el factor de protección. Aproximadamente, un SPF 15 fltra el 95% de los rayos UV, un SPF 30 el 97% y si aumentamos hasta SPF 50 sólo filtraremos un 1% más, es decir hasta un 98%. Incluso si usamos un factor SPF 90, o SPF 100 que en algunos países lo hay, no llegaremos en ningún caso al 100% de protección anti-UV. Además, hay que tener en cuenta que los factores de protección son tales siempre que se apliquen 2mg/cm2 de protector. Créase o no hay gente que incluso comparte la idea de que broncearse previamente es un modo de protegerse del sol, y en este sentido hay quien toma rayos UVA en cabinas antes de ir a la playa (en el fondo no es una idea absolutamente errada, porque alguna protección provee, alguna...¡exactamente sobre un SPF 2!). Perdóname, pero tengo que decirlo, ¿a quién se le ha ocurrido semejante estúpida idea? ¿o es que acaso no es estúpido creer que algo que efectivamente daña tu piel es una protección para la misma? Si quizás pensabas así, no tienes la culpa. Como podrás comprender mi desconcierto es mayúsculo hacia la industria cosmética cuando promueve la falsa idea de que el bronceado puede ser seguro y aun saludable para la piel. Obviamente, si usas convenientemente un protector solar de amplio espectro UVA-UVB con un mínimo de SPF 15 se reduce en muy importante medida tu probabilidad de desarrollar un cáncer de piel, pero no se elimina especialmente si tu comportamiento solar no es el que debería y siempre, siempre, todo bronceado que desarrolles será una señal de daño cutáneo. La exposición crónica a la radiación ultravioleta, tanto natural como artificial, modifica la textura de la piel generando manchas y arrugas. Cada vez que te bronceas perjudicas tu piel y el perjuicio es acumulativo a lo largo del tiempo. Con la excepción del tipo de bronceado que proporcionan los cosméticos autobronceadores, broncearse para mejorar nuestro aspecto físico -algo que es un tanto subjetivo- es un proceso autodestructivo.

- "Mechanisms of photoaging and chronological skin aging", Archives of Dermatology, 2002
- "Melanoma and sun exposure: an overview of published data", International Journal of Cancer, 1997

martes, 23 de junio de 2009

Ovarios poliquísticos y dieta antiinflamatoria


Una de las cosas que más satisfacción me producen de mi trabajo es poder ayudar a las personas. Recientemente una lectora, María, me remitía el siguiente correo electrónico a propósito de su salud tras un mes aproximadamente siguiendo una dieta antiinflamatoria y consumiendo Omega 3, vitamina D y resveratrol:



Resulta que estoy diagnosticada de SOP (Síndrome de Ovarios Poliquísticos) por una 'lumbreras' de la fertilidad, después de muchos años de peregrinaje médico, ya que todos los ginecólogos se resistían a hacerme este diagnóstico, simplemente por que 'no tenía aspecto de SOP'.

Ningún ginecólogo me había hablado sobre esto, y por supuesto de ningún tratamiento que paliara los síntomas. Sin embargo, esta enfermedad me ha acarreado problemas como caída de cabello, metrorragias, infertilidad, ansiedad... Según he leído las mujeres con SOP, tienen mayor riesgo de infarto y derrames!

Todo relacionado casualmente, y según me ha confirmado un endocrino, con la resistencia a la insulina. Ahora comprendo que desde que conozco la dieta de la zona, y tomo tus suplementos me sienta tan increíblemente bien!! Llevo un tiempo en que siempre estoy de buen humor, casi eufórica!! Ahora tengo una piel INCREÍBLE (aunque esté mal que yo lo diga). Y no tenía problemas de sobrepeso, pero he adelgazado comiendo mucho más!!

También es cierto que no cuento las cantidades. Únicamente no como los 'alimentos prohibidos' y tomo los recomendados y los suplementos. En fin, sólo quería comentarte esto, porque creo que has hecho por mí, lo que ningún medico, clínica privada, endocrino o ginecólogo habían podido hacer. María C. (Ciudad Real, España)

Hace décadas el problema en los países desarrollados era el control de natalidad, hoy en estos mismos países el problema es justo el contrario: buscar la fertilidad. Pero, ¿dónde ha ido a parar la fertilidad? A la hora de identificar los responsables, la dieta emerge como uno de los principales. En concreto, una enzima llamada P450c17 alfa parece desatar el problema de Síndrome de Ovarios Poliquísticos al elevar en mujeres el nivel de testosterona. ¿Y qué estimula dicha enzima? La insulina elevada (1), efecto típico de las dietas proinflamatorias o la Dieta Estándar Americana. Por eso no es de extrañar que el Síndrome de Ovarios Poliquísticos sea tratado con medicamentos antidiabéticos como la metformina (2). Dicho problema lo sufren del 5% al 10% de las mujeres en edad de procrear en los países desarrollados, provocando la inhabilitación para ovular y por tanto quedarse embarazada. Pero la metformina no es un medicamento exento de efectos secundarios, y cualquier medicación a largo plazo resulta una perspectiva muy pobre si ésta debe seguir enfrentándose a los daños constantes infligidos por una dieta proinflamatoria. Como bien dice María, su problema estaba poniendo en peligro, además, su corazón, y es que en efecto una dieta alta en carbohidratos incrementa este riesgo de modo considerable en este caso en las mujeres postmenopáusicas. (3) Una dieta antiinflamatoria con los adecuados suplementos es el mejor medicamento para abordar este problema. Es de bajo coste, carece de efectos secundarios y está avalado científicamente.


(1)-"Decreases in Ovarian Cytochrome P450c17 Activity and Serum Free Testosterone after Reduction of Insulin Secretion in Polycystic Ovary Syndrome", New England Journal of Medicine, agosto 1996

(2)- "Metformin therapy in women with the polycystic ovary syndrome reduces hyperinsulinemia, insulin resistance, hyperandrogenemia and systolic blood pressure, while facilitating menstrual regularity and pregnancy", Metabolism, 1997

(3).- “Effects of low-fat, high-carbohydrate diets on risk factors for ischemic heart disease in postmenopausal women", American Journal of Clinical Nutrition, 1997

lunes, 22 de junio de 2009

Tinosorb M: el mejor agente fotoprotector


Los filtros químicos absorben la radiación UV, las pantallas físicas/minerales la reflejan o rebotan. ¿Y si pudiéramos conseguir con un solo tipo de ingrediente ambas cosas a la vez? Pues bien, aunque suene increíble podemos conseguirlo y la respuesta es un filtro orgánico llamado Tinosorb M (el Tinosorb S es orgánico, pero actúa sólo absorbiendo radiación como un químico, y es que hay fuentes que desgraciadamente no distinguen bien ambos Tinosorb; no obstante todos los filtros químicos son orgánicos). Pero no es únicamente el mejor agente fotoprotector; por si fuera poco, es capaz de proteger de todo el espectro UVA/UVB, algo que no consigue ningún filtro químico (el Tinosorb S se acerca mucho a este criterio) y que sólo un compuesto mineral como el óxido de zinc es capaz de emular. El Tinosorb M o Bisoctrizole tiene una elevada estabilidad y mejora la de otros agentes fotoprotectores cuando les acompaña. Es producido por Ciba Specialty Chemicals en forma de minúsculas partículas (nanopartículas), siendo un compuesto prácticamente invisible. Posiblemente el mejor protector solar concebible hoy en día sea un particular filtro órgano-mineral (formado por filtros orgánicos Tinosorb más pantallas minerales; "Assessment of the skin photoprotective capacities of an organo-mineral broad-spectrum sunblock on two ex vivo skin models", Photodermatology, photoinmunology and photomedicine, octubre 2003). Precisamente por este motivo considero los protectores solares de Avene, que emplean tecnología MPI-Sorb (Óxido de zinc+dióxido de titanio -ambas pantallas minerales- + Tinosorb S + Tinosorb M -ambos filtros orgánicos-), protectores solares superiores. Porque, que yo sepa, no tienen un equivalente exacto en el mercado que aglutine en un producto esos 4 agentes (y que no incluya filtros químicos que pueden ser problemáticos para las pieles más sensibles, aunque en general son seguros y recomendables dentro de una fórmula convenientemente estabilizada). En EEUU el Tinosorb, ni el M ni el S, están aprobados. Por eso siempre digo que los europeos tenemos los mejores protectores solares.

El filtro Tinosorb M puede encontrarse, entre otras, en los protectores solares de las siguientes marcas:

- Avene
- Ducray
- Klorane
- Lancaster
- Les Polysianes
- Soltan
- Minesol de ROC
- Bioderma

En prácticamente todos los solares con Tinosorb M de las marcas mencionadas se combina con Tinosorb S. En cualquier caso, en la lista de ingredientes debes buscar Tinosorb M como 'methylene bis-benzotriazolyl tetramethylbutylphenol', y Tinosorb S como 'bis-ethylhexyloxyphenol methoxyphenyl triazine'. Otras marcas como Nivea o algunas pertenecientes al grupo L'Oreal emplean Tinosorb S sin -por desgracia- el Tinosorb M. Una fotoprotección cosmética absolutamente óptima incluiría antioxidantes que pueden actuar naturalmente como filtros biológicos. Esta cuestión podemos resolverla con un adecuado suero rico en antioxidantes como son algunos de los que provee SkinCeuticals, Clinique, Estee Lauder, Paula´s Choice, Cellex-C u Olay entre otras marcas reseñables.

domingo, 21 de junio de 2009

"Toxic Fat" del Dr Sears traducido al italiano

¿Cuál es la causa principal de la mayoría de enfermedades crónicas? La inflamación silenciosa ¿Y cómo se produce? Principalmente mediante la producción de exceso de ácido araquidónico en nuestras células adiposas. Ésta es, propiamente hablando, la grasa tóxica. Pero el problema no es la obesidad, sino la inflamación. Es decir, el problema se produce específicamente no por el exceso de tejido adiposo o grasa sino cuando éste libera al resto del cuerpo ácido araquidónico. Pueden pasar años hasta que se manifieste una enfermedad crónica, pero en función de a qué organo afecte más el ácido araquidónico habrás desarrollado una u otra enfermedad. Tal como propone el Dr Barry Sears desde su best seller 'The Zone' en 1995 reducir la insulina (y azúcar) es fundamental. Añadir grasas omega 3 es crítico. Practicar día tras día un estilo de vida antiinflamatorio sólo requiere dos segundos al día para consumir aceite de pescado y 3 dedos para diferenciar la proteína, los carbohidratos no glucémicos (verdura y fruta) y grasas saludables como el oliva virgen. Acabar con la mayoría de enfermedades crónicas que acosan a nuestra población y ponen en peligro la sostenibilidad de nuestros sistemas sanitarios no es mal resultado a cambio. La fecha de traducción de 'Toxic Fat' al español es, por el momento, desconocida. Por suerte, tienes resumido por mí en español todo lo esencial de este libro. Si no lo has hecho ya, sólo tienes que seguir las reglas que hacen posible una vida antiinflamatoria (las cuales describo y en las que profundizo constantemente). Te alegrarás de haberlo hecho.

Watch Now! "Toxic Fat" book trailer!


[TRADUCCIÓN] Obesidad, ¿y si no fuera tu culpa? La obesidad no se debe a la falta de voluntad. ¡El problema está en tus genes! Un genético imán de grasa incrementa la probabilidad de obesidad. Este problema fue alimentado por las políticas agrícolas del gobierno norteamericano desde mediados de los '70. ¿Y si la obesidad es una forma de cáncer? ¿O si la grasa extra mejorara tu longevidad? 'Comer menos, hacer más ejercicio' simplemente no funciona para alguien con activos imanes de grasa. Éstas son algunas de las revolucionarias nuevas ideas que encontrarás en 'Toxic Fat', escrito por el autor best-seller nº1 en el New York Times el Dr Barry Sears. 'Toxic Fat' explica por qué lo que pensamos sobre la obesidad es básicamente incorrecto. Existe una perspectiva más efectiva. Le ha funcionado al hombre con más peso del planeta.

sábado, 20 de junio de 2009

Las 7 claves del peso óptimo: 4.- Restablecer el equilibrio hormonal

A medida que envejecemos se hace menos fácil para la mayoría perder grasa corporal. Esto se debe a los cambios hormonales que acontecen con el envejecimiento. No sólo nuestras células tienden a ser menos sensibles a la insulina. Por ejemplo, los hombres que son deficientes en testosterona tienen muy complicada la tarea de reducir la grasa corporal de la zona abdominal (y aún más si se combina con alto nivel de estrógenos en hombres), que es la más perjudicial. Además, niveles bajos de DHEA (dehidroepiandrosterona, hormona segregada por las glándulas suprarrenales, que es precursora de las hormonas sexuales andrógenos y estrógenos y que inhibe el cortisol, hormona del estrés) favorecen la acumulación de grasa en hombres y mujeres.

Dentro de los valores sanguíneos que debemos medir, habría que incluir los niveles de PSA en hombres (que evalúa el cáncer de próstata), ya que quienes tienen diagnosticado cáncer de próstata o valores de PSA de riesgo no deben embarcarse en un programa de sustitución hormonal.

Asimismo, niveles bajos de tiroides, sobre todo en mujeres aunque también en hombres, predisponen al incremento de peso. Y es que la hormona tiroides mantiene el equilibrio metabólico. Mientras un eventual exceso de estrógenos es lo que deben evitar los hombres, la deficiencia de los mismos es lo que supone un problema en las mujeres a la hora de conseguir un peso adecuado. La sustitución hormonal de estrógeno requiere una dosificación y control muy personalizados y especializados, mientras por el contrario la prescripción de testosterona para hombres puede hacerla cualquier médico.

Tanto el tratamiento del hipotirodismo, los niveles bajos de DHEA como de testosterona en hombres pasan por una dieta antiinflamatoria, además de ejercicio anaeróbico en el caso de la testosterona ("Rejuvenecer en la Zona", Dr Barry Sears, 1999). Si las estrategias nutricionales y de estilos de vida no logran superar el desequilibrio hormonal, mi consejo es acudir a un buen endocrino con experiencia en sustitución hormonal y conocimiento de los beneficios de las hormonas bioidénticas (por ejemplo, el estriol está alcanzando reconomiento médico como hormona bioidéntica eficaz y segura para mujeres con bajo estrógeno). Un último comentario sobre la DHEA, suplemento que se encuentra sin problemas en EEUU y a través de internet y sobre el que he recibido preguntas. En primer lugar la DHEA no se debería tomar libremente sin cuanto menos testar los niveles de dicha hormona una vez comenzada la suplementación (que debería ser a partir de los 40 años). Lo óptimo es recrear los niveles de DHEA de la juventud, 400 a 560 en hombres y 350 a 430 en mujeres medido en mcg/dL (microgamo por decilitro) en sangre. Los hombres con PSA elevado deben evitar su consumo y en cualquier caso debe tomarse junto con algún suplemento antioxidante que evita la generación de radicales libres en el hígado. ("DHEA Dosing and Safety Precautions", Life Extension Magazine, agosto 2001)

- "Sex steroid hormones, upper body obesity, and insulin resistance", Journal Clin Endocrinol Metab., octubre 2002
- "Estradiol in elderly men", Aging Male, 2002
- "Androgen treatment of middle-aged, obese men: effects on metabolism, muscle and adipose tissues", European Journal of Medicine, octubre 1992
- "Effect of DHEA on abdominal fat and insulin action in elderly women and men: a randomized controlled trial", JAMA, noviembre 2004

viernes, 19 de junio de 2009

10 alimentos para perder peso, las arrugas y los años: 3. Frutas con color


- ALIMENTO: Frutas

- FACTORES PARA CONTROLAR EL PESO: Fibra, polifenoles y fitonutrientes antioxidantes y antiinflamatorios

- ELECCIONES DE ORO: Manzanas, pomelos, frutas del bosque, granada

- LAS MEJORES OPCIONES: Peras, melocotones, cerezas, ciruelas

La gran mayoría de frutas comparten los siguientes beneficios para reducir el peso mejorando nuestra salud:

1.- Alto contenido en fibra: La fruta tiene un alto contenido en fibra, lo cual ayuda a normalizar los niveles de azúcar. Además, la fibra nos sacia y nos previene del sobreconsumo de calorías. En realidad casi todas las frutas tienen un nivel relativamente considerable de azúcar, pero su impacto se ve reducido por su propia fibra. Investigadores de la Universidad de Tufts hallaron que las personas que añadían 14 gramos de fibra diaria a sus dietas reducían un 10% su consumo de calorías.

2.- Alto contenido en fitonutrientes: La frutas tienen niveles muy elevados de polifenoles, fitoquímicos responsables del color de las mismas. Cuanto más inenso es el color, más fitonutrientes. Para disfrutar al máximo de estos beneficios hay que comer la fruta entera sin pelar siempre que sea posible. Es siempre preferible, sin duda, consumir fruta orgánica y evitar comer la piel de frutas enceradas (en tal caso hay que lavar la fruta con algún agente limpiador adecuado o jabón, seguido de un correcto aclarado).

3.- Satisfacción por el dulce: La fruta tiene un importante contenido en azúcar (tanto sucrosa como fructosa), pero como he mencionado su impacto negativo se reduce gracias al contenido en fibra. A diferencia de las verduras, el consumo de fruta debe ser elevado pero más controlado al tener más densidad de calorías. También hay que consumir con bastante moderación ciertas frutas que resultan glucémicas como el plátano (una buena opción es consumirlo siempre sin madurar demasiado) o algunas frutas tropicales, pero no deberíamos tampoco eliminarlas ya que siguen teniendo importantes fitonutrientes.

- Manzanas

· Cada manzana contiene aproximadamente 5 gramos de fibra, tanto soluble como insoluble. Desde el punto de vista metabólico, la soluble es superior, la cual se da en las manzanas en forma de pectina. La fibra soluble como la pectina, a diferencia de la insoluble (la del trigo por ejemplo), reduce significativamente el apetito así como la entrada de carbohidratos en sangre.

· A pesar de su nivel de azúcar, las manzanas ejercen un efecto estabilizador del azúcar en sangre. Primero, por sus niveles de fibra comentados, y además por su compuesto phloretin, un flavonoide que regula el azúcar y que se encuentra en exclusiva en las manzanas. Otro polifenol de las manzanas, la quercetina (también un flavonoide), es considerado el flavonoide más antioxidante y se da en la piel de las manzanas (también en el vino tinto, por ejemplo). La quercetina mejora la salud cardiovascular, combate el cáncer y reduce las alergias. ("Health effects of quercetin: from antioxidant to nutraceutical", European Journal of Pharmacology, mayo 2008).

· La manzana es la fruta que probablemente tiene más estudios con resultados positivos para múltiples condiciones. Así, se ha asociado favorablemente en casos de cáncer, asma, diabetes II o enfermedad cardiovascular. (Consult Pharm, septiembre 2008; Planta Med., octubre 2008; Nutrition Journal, mayo 2004)


- Pomelos

Tristemente famosos por la dieta del pomelo (y digo tristemente porque comer sólo pomelos, o el alimento que fuera, no puede representar una alimentación equilibrada), lo cierto es que es un alimento excepcional para mantener un peso adecuado. Un estudio llevado a cabo en San Diego, California, por el Dr. Ken Fujioka, demostró con 100 personas obesas divididas en 4 grupos que consumir pomelo ayuda a la pérdida de peso. Concretamente un grupo recibió en cada comida extracto de pomelo, otro zumo de pomelo, el tercero medio pomelo en cada comida y el cuarto fue el grupo placebo que no consumió ninguna forma de esta fruta. Quienes más peso perdieron tras 4 semanas fueron quienes consumieron medio pomelo en cada comida, seguidos por el grupo del zumo de pomelo y después los del extracto de pomelo, mientras el grupo placebo prácticamente no perdió peso. Según estudios presentados por la Sociedad Química Americana en el Simposio Anual de los Beneficios Potenciales de los Cítricos, los pomelos:

· Poseen propiedades antitumorales y antiinflamatorias
· Reducen los niveles de insulina y promueven la pérdida de peso
· Ayudan a combatir enfermedades de la edad como las cataratas, el parkinson, la diabetes II, o la enfermedad de Crohn

("Effects of grapefruit and grapefruit products on weight and metabolic syndrome", presentación oral en American Chemical Society, Encuentro 228º en Philadelphia, 24-25 agosto 2004)

Por último, es reseñable que los pomelos rojos y naranjas poseen cierta cantidad del caroteno licopeno, y que los pomelos en general pueden interferir en la absorción de medicamentos como estatinas y antihistamínicos.

- Frutas del bosque

A la hora de hablar de frutas, es imposible no hacerlo de los polifenoles. Y a la hora de hablar de los polifenoles, es imposible no hacelo de las frutas del bosque.

· Los arándanos protegen nuestra arteria principal, la aorta. ("Wild blueberry (Vaccinium angustifolium) consumption affects the composition and structure of glycosaminoglycans in Sprague-Dawley rat aorta", J Nutr Biochem, febrero 2006) Tienen también un muy contrastado efecto neuroprotector, animan a autodestruirse a las células cancerosas (Journal Agric Food Chem, diciembre 2006) y por si fuera poco tienen una pequeña cantidad de omega 3 vegetal y es una de las frutas con más poder antioxidante.

· Las moras tienen una acción antibacteriana. ("Antibacterial activity of berry fruits used for culinary purposes", J Med Food, 2003)

· La frambuesas inhiben la proliferación tumoral, que se cree que es debido a su contenido en un precursor del ácido elágico. ("Antiproliferative activity is predominantly associated with ellagitannins in raspberry extracts", Phytochemistry, enero 2007)

jueves, 18 de junio de 2009

Validación clínica de la Dieta de la Zona

Como efectivamente dice el Dr Sears, hay muchos temas y asuntos controvertidos en esta vida. La política, la religión...y otro de ellos es la nutrición. Basta que una idea sobre alimentación haga mella en la opinión pública para que perdure años y años aun habiéndose demostrado falsa. Hace unos 30 años, por ejemplo, se denostaba el pescado graso y se creía que la grasa más saludable era la de los aceites vegetales, e incluso hoy cualquier persona tomada al azar lo más probable es que asegure que las grasas saturadas son peores que los proinflamatorios omega 6. Pero, a diferencia de asuntos como la religión, la nutrición puede evaluarse científicamente. Aunque no es fácil realizar estudios nutricionales en condiciones ideales (con un estricto control de la composición de las comidas de los sujetos), aquéllos que podemos encontrar que han analizado la Dieta de la Zona (generalmente mediante comparación con otro estilo alimentario) dejan pocas dudas acerca de su superioridad. Dicha superioridad puede concretarse, y lo hace y ha hecho, en los siguientes parámetros (autor principal del estudio junto con año de publicación):

- Control de la insulina: Dusmenil (2004), Layman (2003), Pereira (2004)

- Control del perfil lipídico: Wolfe (1999), Dumesnil (2001), Layman (2003), Fontani (2005), Johnston (2006)

- Control del azúcar en sangre: Layman (2003), Nuttal (2003), Gannon (2003)

- Pérdida de grasa corporal: Skov (1999), Layman (2003), Layman (2009) Fontani (2005), Ebbeling (2007)

- Control del apetito: Ludwig (1999), Agus (2000)

- Control de la inflamación: Pereira (2004), Johnston (2006)

Como resultado final tenemos no sólo una sólida teoría sino una validación científica espectacular. La mejor dieta posible es aquélla que mantiene bajo control permanente los niveles de inflamación. Si mantenemos unos niveles saludables de azúcar, insulina, controlamos el apetito (y por tanto no consumimos exceso de calorías) y nuestro perfil lipídico es óptimo habremos obtenido la ecuación nutricional que previene la elavada inflamación silenciosa. Si la mejor dieta posible es la que asegura un control constante de la inflamación silenciosa, ¿es la dieta favorable a la Zona la mejor posible? Yo creo que sí. Y lo creen cada vez más lectores de revistas científicas.

Referencias
- Dumesnil y otros, "Effect of a low-glycaemic index--low-fat--high protein diet on the atherogenic metabolic risk profile of abdominally obese men", British Journal of Nutrition, 2001
- Pereira y otros, "Effects of a low-glycemic load diet on resting energy expenditure and heart disease risk factors during weight loss", JAMA, 2004
- Layman y otros, "A reduced ratio of dietary carbohydrate to protein improves body composition and blood lipid profiles during weight loss in adult women", Journal of Nutrition, 2003
- Layman y otros, "A moderate-protein diet produces sustained weight loss and long-term changes in body composition and blood lipids in obese adults", Journal of Nutrition, 2009
- Fontani y otros, "Blood profiles, body fat and mood state in healthy subjects on different diets supplemented with Omega-3 polyunsaturated fatty acids", European Journal Clin. Invest., 2005
- Ludwig y otros, "High glycemic index foods, overeating, and obesity", Pediatrics, 1999
- Skov y otros, "Randomized trial on protein vs carbohydrate in ad libitum fat reduced diet for the treatment of obesity", Int J Obes Relat Metababolic Disorders, 1999
- Gannon y otros, "An increase in dietary protein improves the blood glucose response in person with type 2 diabetes", American Journal of Clinical Nutrition, 2003
- Nuttal y otros, "The metabolic response of subjects with type 2 diabetes to a high-protein, weight-maintenance diet", Journal Clin Enocrinol Metab., 2003
- Johnston y otros, "Ketogenic low-carbohydrate diets have no metabolic advantage over nonketogenic low-carbohydrate diets", American Journal of Clinical Nutrition, 2006
- Agus y otros, "Dietary composition and physiologic adaptations to energy restriction", American Journal of Clinical Nutrition, 2000

miércoles, 17 de junio de 2009

D de dieta, D de demencia

Cuando pienses en perder peso, piensa en D de dieta. En el 91º encuentro anual de The Endocrine Society en Washington, el Dr Shalamar Sibley de la Universidad de Minnesota presentó un estudio que halló que los hombres y mujeres con niveles más elevados de vitamina D experimentan mayor pérdida de peso cuando están a dieta que las personas con niveles más bajos de esta vitamina. Para dicho estudio, se midieron los niveles de vitamina D en 38 personas obesas antes de seguir una dieta de 11 semanas de 750 calorías diarias menos de las consideradas normales para ellos. En general se encontró que la mayoría tenía niveles más bajos de vitamina D, pero se estableció una correlación lineal entre pérdida de peso y niveles de vitamina D: por 1 ng/ml adicional de la forma de vitamina D 25-hydroxyvitamin D en el plasma, se produjo una pérdida total de unos 225 gramos más.


Y si piensas en la demencia, piensa también en la D. En el número de mayo de 2009 de Journal of Alzheimer's Disease, un artículo del Dr William B. Grant sugiere que los niveles bajos de vitamina D están involucrados en el desarrollo de alzheimer y demencia vascular. Asimismo, el Dr Grant enumera una serie de problemas relacionados con baja vitamina D como diabetes, enfermedad cardiovascular, depresión, osteoporosis, caries dental y enfermedad periodontal. Curiosamente tanto la caries dental como la enfermedad periodontal causan pérdida de dientes, y esto está asociado estadísticamente con los problemas cognitivos y el alzheimer. El Dr Grant recomienda la profundización con estudios en los efectos de la vitamina D sobre la incidencia de demencia. Y considera que todas las personas por encima de los 60 años deberían medir sus niveles séricos de 25-hydroxyvitamin D, y deberían suplementarse de 1000 a 2000 UI diarios de vitamina D si dichos niveles caen por debajo de 40 ng/ml (esto es muy reseñable ya que aún hay médicos que no consideran deficiencia si los niveles no son inferiores a unos 20 ng/ml, y el nuevo consenso general suele situarse en los 30 ng/ml como nivel mínimo saludable). Pensar en la D sólo requiere dos segundos al día, a cambio contribuirás a evitar pensar en múltiples enfermedades crónicas.

martes, 16 de junio de 2009

Rejuvenex Factor, nuevo producto de "Juventud y Belleza"

Encontrar fórmulas cosméticas fascinantes no es tan fácil como a uno le gustaría. Sí existen, sin embargo, ocasiones en que una fórmula te cautiva desde el primer momento (y, esto sería obviamente lo ideal, no acaba estropeándose el interés o el entuasiasmo conforme continuamos leyendo la lista de ingredientes). Esto es exactamente lo que me sucedió con Rejuvenex Factor (50ml) de la marca norteamericana Life Extension, un producto que se ha venido reformulando constantemente para incorporar ingredientes contrastados en dermatología cosmética desde su lanzamiento original en 1983 en EEUU. Las siguientes son las razones por las que he elegido Rejuvenex Factor para añadirla al catálogo de "Juventud y Belleza":

Envase opaco, en tubo y envasado al vacío para conservar intacta la capacidad antioxidante del producto. Sin duda es el envase óptimo para un cosmético.

• Avobenzona: Ingrediente para proteger de la radiación UVA. Dado que no es un producto con SPF, debe usarse antes de un protector solar; simplemente la avobenzona refuerza la protección frente a los envejecedores UVA.

• Té verde y té blanco: destacados antioxidantes tanto orales como cosméticos, el té verde previene el daño del ADN oralmente, y tópicamente ayuda a mantener la estructura celular de la piel. La aplicación cutánea del té verde reduce la glicación –una de los principales causas de las arrugas- de las proteínas superficiales hasta un 75% (Carcinogenesis. 2003 May;24(5):927-3).

• Granada: ha demostrado ayudar a frenar los signos del envejecimiento a través de la redensificación epidérmica (Journal Ethnopharmacology 2006;103:311-8) y la prolongación de la vida de los fibroblastos dérmicos. Son los fibroblastos los que producen fibras como colágeno y elastina. Asimismo, la granada ha demostrado ser una de las plantas con mayor capacidad antioxidante (Journal Ethnopharmacology 1999 Jul;66(1):11-7).

• Vitamina C: empleada en forma de sodium ascorbyl phosphate, una de las formas químicas más estables y activas dermatológicamente (International Journal of Pharmeceutics, 2001).

• Vitaminas A y E: ambos antioxidantes, la vitamina E se presente en una doble forma para aumentar su potencia antioxidante.

• Ácido alfa lipoico: Destacado antioxidante tanto oral como dermatológico (Journal of Cosmetic Dermatology, enero 2004)

• Extracto de semilla de uvas: sus polifenoles de la familia de las proantocianidinas han demostrado un poder antioxidante 20 veces superior a la vitamina E y 50 veces superior a la vitamina C. Protegen la piel del daño inducido por el sol, mientras promueven su elasticidad, flexibilidad y salud de las células cutáneas (J Med Food. 2003;6(4):291-9)

• Coenzima Q10, pantenol (vitamina B5): Otros antioxidantes, el pantenol posee también una acción calmante.

• Ceramidas: Las ceramidas son components lípidos que se encuentran naturalmente en la superficie de la piel y juega un papel central en la hidratación. (Arch Dermatology Res. 2005 May;296(11):514-21). La ceramida-2 de Rejuvenex Factor junto con Ceraphyl® NGA ayuda a sellar la hidratación en la piel.

• Ácido hialurónico, ácido linoleico:
Mantiene la hidratación cutánea.

• Ácido glicólico, láctico y salicílico:
En este producto deben considerarse hidratantes, no exfoliantes, debido al pH en torno a 6.0 necesario para mantener estable la avobenzona.

• Péptidos: Palmitoyl oligopeptide, palmitoyl tetrapeptide-7, son ingredientes que favorecen la comunicación intercelular cutánea.

• Aloe vera y betaglucanos: Conocidos agentes anti-irritantes.

• Solanum tuberosum y centella asiática: Tienen la propiedad de impartir un efecto reafirmante sobre la piel.

• No contiene parabenos.

Rejuvenex Factor debe usarse por la mañana después de la limpieza y eventualmente el suero como cualquier hidratante. Emplear después un protector solar UVA-UVB. Es un producto adecuado para pieles normales y normales a secas sin tendencia a acné. Las pieles muy sensibles o con rosácea deberían usar cosméticos con listas de ingredientes más reducidas y simplificadas. Rejuvenex Factor contiene 50 ml y su precio son 53 euros dentro del catálogo "Juventud y Belleza" (mail david_europa@hotmail.com).

Ingredientes

Water, hydrolyzed Cucurbita pepa (pumpkin) seedcake, ethylhexyl salicylate, glycerin, cetyl alcohol, stearyl alcohol, PEG-100 stearate, sodium ascorbyl phosphate (vitamin C), butyl methoxydibenzoylmethane (avobenzone), caprylyl methicone, caprylic/capric/myristic/stearic triglyceride, dimethicone, hydrogenated coco-glycerides, lactic acid, tocopheryl acetate (vitamin E), maleated soybean oil (Ceraphyl® NGA), squalane, sorbitan stearate, cyclopentasiloxane, Punica granatum (pomegranate) extract, Solanum tuberosum (potato) starch, Camellia sinensis (green tea) leaf extract, Camellia sinensis (white tea) leaf extract, Vitis vinifera (grape) seed extract, Centella asiatica (hydrocotyl) extract, Aloe barbadensis (aloe vera) leaf gel, PEG-12 glyceryl distearate, tocopherol (vitamin E), hyaluronic acid, glycolic acid, beta-glucan, allantoin, panthenol, thioctic acid (alpha lipoic), retinyl palmitate (vitamin A), RNA, salicylic acid, Ubiquinone (CoQ10), ceramide-2, linoleic acid, palmitoyl oligopeptide, palmitoyl tetrapeptide-7, butylene glycol, polysorbate 20, cetearyl olivate, sorbitan olivate, potassium hydroxide, carbomer, ammonium acryloyldimethyltaurate/VP copolymer, dimethicone/ vinyl dimethicone crosspolymer, dimethicone PEG-10/15 crosspolymer, disodium EDTA, fragrance (natural), phenoxyethanol, ethylhexylglycerin.

lunes, 15 de junio de 2009

Me irritas profundamente (y II)

Como comentaba hace poco, son muchas las cosas que pueden lograr irritarte a lo largo de un día. ¿Para que añadir insulto al daño con una cosmético que colabore aún más en ello? No es por interés en volver al asunto, pero como debes saber ya, no es oro todo lo que reluce -dicho que parece hecho a la medida de la industria cosmética-, y cuando hablamos de productos naturales esto se traduce en que no tienen por qué ser superiores o mejores (quizás sí, quizás no; no hay una regla escrita que abarque a absolutamente todos los ingredientes naturales). Un claro ejemplo de producto erróneamente 'santificado' por el hecho de ser natural es una hidratante (me cuesta mucho adjudicarle este nombre por lo que vamos a ver) para pieles mixtas y grasas lanzada en la primavera de 2009 por la marca griega Korres, y que pertenece a la también novedosa línea Materia Herba. Pero la fórmula no puede empezar peor -¿quién ha dicho que los productos más nuevos son mejores?-, pues los dos primeros ingredientes son agua y alcohol. La mezquina idea de que el alcohol en altas cantidades es una solución para la pieles grasas sigue tristemente anclada en infinitud de marcas cosméticas (exactamente, si así piensa una marca cosmética, ¡qué no pensará un consumidor!); encima decir que semejante fórmula aporta una revitalizante hidratación es pura fantasía (por no hablar de sus proclamas antiedad y antioxidantes, cuando el alcohol es oxidante). Los buenos ingredientes naturales, que son unos cuantos, se dan de bruces con los más que cuestionables ingredientes para uso tópico de melisa, aceite de naranja amarga, malva, basilisco, perfume a mitad de la fórmula y tres componentes de fragancia al final de una lista de más de 30 ingredientes. Hay quien se consuela con que este producto no tiene parabenos, ni sulfatos (esta indicación tendría más sentido en una limpiadora, donde se emplean más habitualmente sulfatos, y aún así no todo sulfato es irritante), ni pftalatos (ingrediente que es realmente difícil encontrar hoy en día en cosmética). Como puede verse, éstos no son sino consuelos para tontos, máxime cuando es absurdo buscar vanos consuelos en fórmulas mediocres cuando podemos encontrar otras buenas y muy buenas. Por ejemplo, si tienes la piel normal a grasa una novedad recomendable como hidratante es Roc Hydra+ BioActive SPF 15 para pieles mixtas (además, más asequible que la aquí comentada de Korres y con protección solar UVA/UVB). Habrá que esperar unos años para ver el sustituto de este producto de Korres. Quién sabe, si se lo proponen aún lo pueden incluso empeorar. Hoy por hoy los cosméticos no hablan, pero hay ocasiones en que dan ganas de cogerlos y decirles: ¡Me irritas profundamente!

domingo, 14 de junio de 2009

Crear nuevos órganos


La medicina, desde que existe como tal, ha basado su razón de ser bien en la prevención de las enfermedades bien en el tratamiento de las mismas, localizadas en uno u otro órgano. ¿Y si pudiéramos crear órganos totalmente nuevos que transplantar sin problemas en humanos? La misma idea podría revolucionar la medicina, y lo cierto es que cada vez nos acercamos más a que esto sea una realidad. En particular, el esfuerzo de la institución médica sin ánimo de lucro Methuselah Foundation en la financiación del proyecto Organovo en EEUU debe ser reconocido en este sentido. Dicho proyecto se basa en recrear la microarquitectura de los órganos humanos a partir de los conocimientos en biofísica y biología celular. Según Keith Murphy, directivo de Organovo, las aplicaciones serían al menos inmediatas en el campo cardiovascular, y no existirían problemas de rechazo porque se usarían células del propio paciente. Personalmente nunca he envidiado vivir en una época pasada, sino al contrario hacerlo en una futura para poder apreciar, disfrutar, y sin duda beneficiarme, de los avances de la ciencia. Este proyecto, junto con la aplicación médica de la nanotecnología, de la que hablaré próximamente, prometen hacer irreconocible la medicina dentro de unos 20 años. ¿Qué posibilidades nos deparará en belleza, bienestar y salud la ciencia y tecnología? Permanezcan atentos, el futuro ya está aquí.

sábado, 13 de junio de 2009

Múltiples beneficios del resveratrol


Un artículo programado para publicar en septiembre de 2009 en la revista Alcoholism: Clinical & Experimental Research resume los efectos sobre la salud del resveratrol, polifenol que se encuentra en las uvas rojas, el vino y otros alimentos. Lindsay Brown, profesor asociado de la University of Queensland School of Biomedical Sciences, y otros colegas concluyen que el resveratrol podría proteger contra una amplia variedad de enfermedades. "La diversidad de beneficios es reseñable -prevención de cáncer, protección del corazón y del daño del cerebro, reducción de enfermedades relacionadas con la edad como la inflamación, la reversión de la diabetes y la obesidad, y mucho más", señala el Dr Brown. "Durante largo tiempo ha existido la pregunta de cómo un simple compuesto puede tener estos efectos pero ahora el puzzle resulta más claro con el descubrimiento de los mecanismos de actuación, especialmente las sirtuínas, una familia de enzimas que regulan la producción de componentes celulares por el propio núcleo celular. ¿Es el resveratrol el único compuesto con estas propiedades? Parece improbable, con efectos similares encontrados en otros componentes del vino u otros productos naturales como la cúrcuma. Sin embargo, ahora sabemos mucho más sobre el resveratrol y otros compuestos de su familia"

El vino tinto contiene diferentes compuestos tales como flavonoles, antocianinos y ácidos fenólicos, aparte de resveratrol o quercetina. "La más plausible explicación en su forma de proteger el corazón y del cáncer es que las concentraciones bajas activan mecanismos de supervivencia celular [en la enfermedad cardiovascular], mientras las altas concentraciones activan las señales de apoptosis o muerte celular [en las células cancerosas]", afirma del Dr Brown.

viernes, 12 de junio de 2009

Eliminar los 17 factores cardiovasculares: 1 y 2.- Elevado Colesterol Total y LDL


VALORES ÓPTIMOS EN SANGRE:
- Colesterol total: inferior a 180 mg/dl
- Colesterol LDL: inferior a 90 mg/dl (idealmente por debajo de 60-70 mg/dl
)

El colesterol LDL (por sus siglas, lipoproteínas de baja densidad) transporta el colesterol desde el hígado a las células a través del cuerpo, donde el colesterol desempeña diversas funciones vitales (el colesterol es insoluble en la sangre y necesita ser transportado). Con la edad y el consumo de alimentos inadecuados, el colesterol total y el LDL tienden a incrementarse, y con ello el riesgo cardiovascular. Por ello debemos mantenerlos en unos valores óptimos.

NUTRICIÓN:

- Seguir una dieta antiinflamatoria pro-mediterránea rica en vegetales y frutas frescas, grasas monoinsaturadas de la oliva y del tipo omega 3. Evitar carbohidratos refinados, omega 6 (aceites vegetales) y grasas animales y saturadas.

- Incluir alimentos capaces de reducir el colesterol total y LDL como almendras, proteína de soja, fibra y esteroles de plantas (éstos últimos están presentes en nueces, semillas y legumbres, además de en algunos alimentos fortificados o 'funcionales').

- Consumir té negro, rico en teaflavinas, que ayudan a reducir ligeramente el colesterol LDL. (Journal of Nutrition, octubre 2003)

SUPLEMENTOS:

- Niacina o vitamina B3 en dosis de 1000 a 2000 mg diarios reduce el colesterol total y LDL mientras aumenta el colesterol bueno HDL. (Arch Intern Med, abril 2000) La niacina en dosis altas puede causar rubor y calor facial, lo que puede mitigarse consumiéndolo en comidas junto con aspirina.

- El consumo de un suplemento de fibra soluble como pectina, beta-glucanos o glucomanano ayuda a reducir el colesterol LDL. Deben ser consumidos con agua, bien en cápsulas o en polvo, y no es aconsejable tomarlo con otros suplementos en la misma comida ya que puede reducir su absorción.

- Es crucial para la salud cardiovascular no sólo mantener un nivel correcto de colesterol LDL sino incluso más evitar su oxidación, para lo cual el nutriente más efectivo conocido es la coenzima Q10 (la vitamina E en su forma más común de alfa tocoferol oxida el colesterol LDL si no hay presencia de un correcto nivel de coenzima Q10). Cuando el colesterol LDL se oxida favorece que las células de las paredes de los vasos sanguíneos (células endoteliales) secreten moléculas de adhesión que permiten a los glóbulos blancos penetrar en el endotelio o pared arterial, donde se inicia un proceso inflamatorio y de desarrollo de placas. Por tanto de poco sirve reducir el exceso de colesterol LDL si no evitamos a la vez su oxidación. ("Inflammation and cardiovascular disease mechanisms", Am J Clin Nutr, febrero 2006).

- Un suplemento de policosanol, derivado de la caña de azúcar. 10 mg diarios es la dosis convencional.

MEDICAMENTOS:

- Estatinas en una dosis baja ajustada por el médico. Hay que tener en cuenta que las estatinas, el medicamento más recetado en cardiología y mejor vendido desde hace décadas, reduce excesivamente los niveles de coenzima Q10, por lo que en este caso se hace necesaria su suplementación. (Journal of Atheroscler Thromb, 2005)En tanto las estatinas promueven el ácido araquidónico que genera inflamación, habría que considerar un suplemento de Omega 3.

HORMONAS:

- Muchas mujeres y algunos hombres tienen exceso de colesterol debido a una deficiencia en hormonas tiroideas. Hay que evaluar los niveles en sangre de TSH, T4 y T3 para asegurarse.

- El colesterol es precursor de la testosterona. Cuando ésta es deficiente en hombres, el cuerpo lo compensa sintetizando más colesterol. Esto se corrige restaurando los niveles de testosterona. En hombres, el exceso de estrógeno también genera colesterol total y LDL. (J Atheroscler Thromb, 1996) Una dosis muy baja recetada por el médico de Arimidex® reduce drásticamente los estrógenos en hombres, así como los suplementos de crisina (usualmente consumidos por deportistas).

jueves, 11 de junio de 2009

¿La vitamina A causa osteoporosis? Cómo la ciencia ha obviado el factor D


Aunque haya quizás quien se pueda sorprender ante semejante afirmación, sin embargo mucha gente conoce esta objeción sobre la vitamina A (retinol) y la ha escuchado en múltiples ocasiones. De hecho una simple búsqueda en internet (1, 2) lo corrobora y existen hace años estudios que vienen a asegurar que la razón de los elevados niveles de osteoporosis en los países del norte de Europa se deben al alto consumo de vitamina A en los mismos ("Excess retinol intake may explain the high incidence of osteoporosis in Northern Europe", Nutrition reviews, 1999). Un estudio de 2002 halló hasta un 48% más de incidencia de fracturas óseas entre las mujeres que consumían más vitamina A ("Vitamin A intake and hip fractures among postmenopausal women", Journal of the American Medical Association, enero 2002; que puede verse comentado en español aquí). Obviamente esta correlación entre alto consumo de vitamina A y osteoporosis no es meramente anecdótica en la literatura científica, y es por ello que los médicos no suelen recomendar suplementación elevada de vitamina A en forma de retinol -o vitamina A preformada-. A modo de aclaración, los betacarotenos, precursores de vitamina A, no acarrearían en absoluto dicho problema. Yo mismo soy consciente de esto y suelo recomendar que los multivitamínicos usen betacaroteno como la forma de vitamina A - y no retinol-. Esto es lo que sabíamos hasta hoy. Y digo hasta hoy porque parece que lo que sabíamos tan a ciencia cierta en realidad no es tan cierto. ¿Cuál era el factor que la ciencia ha estado obviando en estos estudios y que vendrían a desmentir el vínculo entre vitamina A y osteoporosis? El American Journal of Clinical Nutrition en 2009 descubre lo que ha sido el factor que deshace esa correlación y que ha sido tristemente ignorado por la ciencia en la última década: la vitamina D. En efecto, para dicho estudio analizaron el factor de la vitamina D, y resulta que echa por tierra la teoría de que la vitamina A genera osteoporosis, ya que esto sólo se mantuvo cierto en las mujeres que a su vez consumían menos de 440 U.I. de vitamina D. Como saben todos mis lectores, 440 U.I. de vitamina D sigue siendo una dosis muy baja (ésta no debe ser inferior a 1000 U.I. diarias). No obstante, ya en 2006 se publicó un magnífico artículo científico del investigador Chris Masterjohn, exponiendo que la vitamina D era el factor olvidado a la hora de hacer esas afirmaciones sobre la vitamina A. Entonces podemos dar la vuelta a ciertas cosas y hacer que sigan teniendo un perfecto sentido: ¿las personas de los países nórdicos tienen más osteoporosis porque consumen más vitamina A o por sus niveles más bajos de vitamina D dado que carecen de sol?

miércoles, 10 de junio de 2009

10 alimentos para perder peso, las arrugas y los años: 2. Vibrantes vegetales


- ALIMENTO: Vegetales

- FACTORES PARA CONTROLAR EL PESO: Fibra, nutrientes poco glucémicos y bajos en calorías, antioxidantes antiinflamatorios y fitonutrientes que combaten la obesidad.

- ELECCIONES DE ORO: Brócoli, ajo y espinacas

- LAS MEJORES OPCIONES: Todos los vegetales crucíferos (coliflor, coles de bruselas, repollo..., aparte de brócoli).

Los vegetales son un regalo de la Madre Naturaleza llenos de antioxidantes y ricos en fibra. La dieta occidental actual se ha empobrecido en gran medida en tanto se ha reducido el consumo de fibra. Según un estudio de Nutrition de 2005, el norteamericano promedio, por ejemplo, consume menos de la mitad de la cantidad diaria de fibra recomendada. Ésta, la fibra, nos hace sentir más llenos antes, pero también es muy importante su capacidad para regular el impacto de los carbohidratos sobre el azúcar en sangre. Para una pérdida de peso acompañada de un relanzamiento de nuestro estado de salud debemos consumir en cada comida carbohidratos ricos en fibra y poco glucémicos junto con adecuada proteína y algo de grasa saludable. Los vegetales o verduras son una excelente opción como carbohidratos (y es que sí, las verduras son carbohidratos aunque mucha gente nunca lo pensaría).

- El Ajo

Pertenece a la familia de los Allium, en la que también se ubican los puerros, las cebollas o los cebollinos. El ajo posee un compuesto particular llamado alicina, que se activa cuando el ajo es machacado. Cocinar excesivamente el ajo puede hacer perder sus propiedades. Además contiene diferentes sustancias ricas en sulfuro y aporta los siguientes beneficios:

· Habilidad para reducir el colesterol total y mejorar el colesterol bueno HDL
· Reduce toxinas
· Posee acción bactericida y antfúngica
· Reduce la presión sanguínea
· Reduce la posibilidad de coágulos y tiene una acción antiinflamatoria

El ajo es en suma un alimento muy importante cuando estamos lidiando con los kilos de más; sus propiedades cardiovasculares en este sentido son de gran valor, ya que el sobrepeso aumenta el riesgo cardiovascular.

- Espinacas y coles

Su color intenso advierte el alto contenido en fitonutrientes de estos alimentos, ricos en carotenos como la luteína, que es clave para la salud ocular y prevenir las cataratas. La col también incluye sulforophane para combatir el cáncer.

- Vegetales crucíferos

Entre ellos se encuentran la coliflor, el brócoli, las coles de bruselas o la mencionada col. Son famosos por contener el nutriente indol-3-carbinol, que se incluye en suplementos que suelen consumir sobre todo en EEUU las mujeres preocupadas por el cáncer de mama. También el sulforaphane que incluyen tiene gran utilidad contra este tipo de cáncer. Otro nutriente habitual de estos alimentos, el isothiocyanate, estimula nuestras defensas para combatir los elemenos carcinógenos.

En general los vegetales son una opción inmejorable para combatir el exceso de peso y los efectos no deseados del paso del tiempo. Otros vegetales no mencionados antes, como pueden ser los tomates, las judías verdes (que suelen considerarse leguminosas realmente) o las zanahorias crudas vienen a completar un arco iris de colores y sabores para ayudar a reducir el exceso de peso y aumentar el bienestar.

- "Dietary fiber and body weight", Nutrition, marzo 2005
- "Cruciferous vegetables: cancer protective mechanisms of glucosinolate hydrolisis products and selenium", Integr. Cancer Therapies, marzo 2004
- "Isothiocyanates in cancer prevention", Drug Metabolism Rev., octubre 2004
- "What can intervention studies tell us about the relationship between fruit and vegetable consumption and weight management?", Nutr. Rev., enero 2004
- "Chemoprotective glucosinolates and isothiocyanates of broccoli sprouts: metabolism and escretion in humans", Cancer Epidemiolgy Biomarkers Prev., mayo 2001

martes, 9 de junio de 2009

Me irritas profundamente (I)


¿Cuántas cosas son capaces de irritarte a lo largo de un día? Yo puedo asegurarte que muchas. Atascos interminables, trenes y autobuses que no llegan y parecen conjurados para poner tu paciencia a prueba... Seguro que todos conocemos alguna persona especialmente dotada para conseguirlo, recordamos aquel día que se puso a diluviar tras salir de la peluquería sin un paraguas a mano, o tenemos experiencias tan largas como el listín telefónico cuando se trata, en vano, de que te atiendan en el número de atención al cliente de alguna empresa de luz, teléfono..etc O peor aún, puede que todo aquello que no esperas te suceda tenga lugar en las mismas 24 horas. Lo siento, hoy te has levantado con el pie izquierdo. Por suerte, todos los días acaban y puedes terminar en tu sofá intentado olvidar un día diseñado para sacarte de quicio. Una ducha y una rutina de belleza antes de acostarse pueden marcar el punto y aparte. Pero, ¿estás realmente convencido de ello? Mucha gente me cuenta lo importante que son las breves rutinas de relajación antes del sueño para ellas, que puede ser un disco de música, un programa de radio o una infusión. Para otras se incluye la aplicación de un suero, crema o loción antes de dormir. Dicen que el infierno está empredado de buenas intenciones. Las mismas buenas intenciones que...(¿la industria cosmética? bien, me temo que no).. tenemos nosotros. Así que no seas ingenuo, puede que tu cosmético favorito no marque ningún punto final a tu día exhausto, sino sea un punto y seguido. Y espero que no desees una piel exhausta. La revisión de Facial Radiance Serum de The Lab Room es buen ejemplo de lo que digo.

Los cinco primeros ingredientes parecen prometedores. Aceite de almendras, de avellana, de zanahoria, de rosa mosqueta y germen de trigo que actúan como factores de hidratación natural, y el último de ellos que tiene además propiedades regenerantes. Ójala The Lab Room hubiera dejado aquí la fórmula, pero ha decidido continuarla con gran, gran desacierto. En realidad, es como si la fórmula hasta aquí la hubieran hecho químicos comprometidos a hacer un buen producto, mientras el resto de la fórmula la hubiera diseñado otro grupo de químicos dispuestos a componer un producto terrible. Exceptuando una forma de vitamina E al final, lo que continúa tras el aceite de germen de trigo es aceite de geranio (aceite con fragancia sensibilizante), lavanda (irritante y fotosensibilizante, con elevado componente de fragancia), enebro (sensibilizante y con alta cantidad de fragancia), e ylang ylang (en la lista por su nombre latín cananga odorata, sensibilizante, con mucha fragancia). Aparte de esto, tres formas de limón. Cuando lees todos los ingredientes entiendes por qué este producto no es que huela como una colonia. Personalmente más bien lo usaría como ambientador, aunque mejor pensado..sigue resultándome demasiado intenso incluso para eso.

lunes, 8 de junio de 2009

Historia de la Protección Solar (y II)

El primer filtro solar ampliamente usado fue Red Vet Pet o aceite mineral veterinario rojizo, que fue producido en 1944 por Greene en EEUU, un piloto y después farmacéutico y fundador de la famosa marca de protectores solares Coppertone. Durante la II Guerra Mundial, hubo una gran necesidad de buenos protectores solares para los soldados que estaban destinados en zonas tropicales. Red Vet Pen resultó ser uno de los agentes más prácticos y efectivos y fue parte del equipamiento de los soldados. Era un bloqueador físico con una limitada efectividad, y resultaba ser una sustancia densa y roja poco agradable. (“A practical sunscreen ‘Red Vet Pet’”, Archives of Dermatology, 1946) Debía ser extendida profusamente para que fuera efectiva. Muchos soldados desarrollaron quemaduras solares en áreas donde no lo aplicaron adecuadamente. Después de la guerra, los estilos de vida cambiaron en muchos países. Las revistas femeninas comenzaron gradualmente a promover el bronceado. Se sintetizaron, testaron y comercializaron distintos tipos de filtros. En muchos casos se empleaban en preparaciones de aceite poco efectivas, aparentemente con el único propósito de favorecer el bronceado. En 1947 se publicó la absorción de espectros de diversos metales óxidos, incluyendo el óxido de zinc y el dióxido de titanio (hoy ampliamente usados como pantallas físicas). En 1948, los más efectivos ésteres de para-aminobenzoate consiguieron estar disponibles. En 1955, la mayoría de filtros solares en EEUU contenían derivados del PABA o de ácido salicílico. En 1962, una benzophenone fue introducida como agente protector solar.

Durante los años ’70, las vacaciones a zonas soleadas llegaron a ser muy populares debido a los vuelos más baratos. Esto resultó en una demanda incrementada de filtros solares con mejor y más amplia protección, lo cual llegó a ser posible incorporando filtros UVB en las leches y cremas en lugar de aceites. En 1977, el primer filtro resistente al agua llegó a estar disponible. En 1978, la FDA norteamericana publicó el registro federal con las guías para la formulación y evaluación de filtros solares. Dicha guía fue posteriormente revisada en 1993 y en 1999. En 1979 comenzaron a fabricarse buenos filtros UVA, con lo que sería posible comercializar productos con protección de amplio espectro UVA y UVB. Esto era necesario, ya que los protectores se usaban para proteger la piel del envejecimiento y del cáncer de piel. Los primeros filtros UVA fueron los derivados de dibenzoylmethane. En 1980, sólo el 1% de los filtros europeos contenían derivados de dibenzoylmethane. En 1985, la Academia Americana de Dermatología impartió el primer programa educativo acerca de los riesgos de la sobreexposición solar. (“The history of suntanning”, Journal Aesth. Science, 1998). En 1990, el 35% de los filtros solares europeos tenían derivados de dibenzoylmethane (el filtro UVA avobenzona es un derivado del mismo). Un avance posterior fue la introducción de los polvos inorgánicos micronizados de dióxido de titanio en 1989 y de óxido de zinc en 1992. Mientras, una variedad de filtros UVA y UVB fueron estando disponibles.

Con el incremento en el uso de los protectores solares, hubo una mayor necesidad de encontrar un buen método de evaluar su protección. En los primeros no hubo métodos clínicos para determinar el espectro de absorción de un filtro solar. Esto cambió en 1934 cuando Ellinger en Alemania propuso usar un método biológico para determinar la dosis mínima de eritema en la piel protegida y sin proteger del antebrazo. Concluyó que el método consistía en observar cuánto podría ser reducida la dosis mínima de eritema. Para ello empleaba una lámpara de mercurio como fuente de luz, no la natural. En 1956, Schulze en Alemania propuso testar los filtros solares comercialmente disponibles otorgándoles un factor de protección. El factor de protección se obtenía diviendo la necesidad de exposición en tiempo para inducir eritema con protección por dicha cantidad de tiempo sin protección. Este método fue posteriormente mejorado en 1974 por Greiter en Austria, que popularizó el concepto de factor de protección solar (SPF). En 1978 este método fue adoptado por la FDA en EEUU y aceptado internacionalmente. Al mismo tiempo, los protectores solares fueron principalmente usados no sólo para evitar la quemadura solar sino también para prolongar el tiempo de exposición para broncearse. Por ello, los filtros solares fueron también objeto de crítica. La principal preocupación era que darían una falsa seguridad de protección absoluta.

La evaluación de la protección UVA de un protector solar es mucho más compleja que la de la protección UVB ya que el eritema no puede tomarse como referencia. La protección UVA varía en función del parámetro que se emplee en la evaluación. Mientras los filtros UVB protegen básicamente contra el eritema, los filtros UVA pueden evaluarse tomando diferentes puntos de referencia. (“American Academy of Dermatology Consensus Conference on UVA protection of sunscreens. Summary and Recommendations”, Journal of American Academy of Dermatology, 2001).

sábado, 6 de junio de 2009

Historia de la Protección Solar (I)

Algún tipo de fotoprotección siempre ha existido entre los humanos. Bien se han usado diferentes prendas de vestir como velos, sombreros, gorros, turbantes, bien con sombrillas, usando algunos polvos opacos o sencillamente se ha evitado la exposición al sol. Históricamente se han empleado muy diversas sustancias como supuestos agentes fotoprotectores. En el antiguo Egipto usaban aceite de oliva para tal fin y las mujeres se pintaban la cara con tiza. Similar fue el caso tanto de Roma como de Grecia. A mediados del siglo X, el arsénico comenzó a ser un popular blanqueante. En la Inglaterra del siglo XVI, la Reina Isabel I tenía la costumbre de aplicar derivados del arsénico y el mercurio para obtener una complexión más clara. Aunque esto pudo tener más motivos meramente cosméticos, es probable que también fuera un modo de protegerse del sol. A finales del XIX y principios del XX, las mujeres parisinas serían retratadas por Renoir con velo -muchas de las cuales montaban a caballo-, otra forma de evitar los efectos de la radiación solar. (“The history of suntanning”, Journal Aesth. Science, 1998)

No puede eludirse que el color de la piel tuvo una importancia social. A través de los siglos, la piel pálida indicaba que uno tenía el privilegio de no tener que dedicarse a duras tareas en el exterior, muy típicamente en el campo. Con la revolución industrial, la complexión de los trabajadores cambió de una piel oscura a una mucho más clara. Por el contrario, según avanzó el siglo XIX y muy especialmente el siglo XX, las clases más acomodadas comenzaron a ir de vacaciones al sur y a la playa, en parte al principio por razones sobre todo de salud. Es por esto que gradualmente el bronceado fue asociándose con salud y nivel social y, más recientemente, con los deportes de invierno, también con un adicional componente deportivo.

Hasta donde podemos saber, el primer reportaje científico sobre fotoprotección data de finales del siglo XIX. La mayoría de estos trabajos iniciales fueron llevados a cabo en Alemania. En 1887 Veiel determinó que el tanino tenía aplicación como fotoprotector, pero su uso fue muy limitado debido a su efecto de tinción. En 1891 Hammer publicó una monografía acerca de la protección solar y la experimentación con diferentes agentes tópicos que potencialmente prevendrían la quemadura solar. Al comienzo del siglo XX, el petrolatum (aceite mineral) y aceites vegetales combinados con óxido de zinc, sales de magnesio y bismuto fueron usados como protectores solares. Hubo una práctica común de aplicar óxido de zinc en la nariz. En 1911, Unna empleó esculina –corteza de castaño- como filtro solar. (“The historical aspects of sunscreens”, J. Photochemistry and Photobiology, 2001)

La fotoprotección cambió con el advenimiento del fenómeno de la moda. En los años ’20, la diseñadora francesa Gabrielle Coco Chanel se bronceó durante un viaje a Cannes. (“Sunscreens”, J. Drugs and Dermatology, 2003) Al mismo tiempo, las mujeres comenzaron a disfrutar de actividades al aire libre. El bronceado acabó siendo un elemento de moda, estimulado también por la complexión tono caramelo de Josephine Baker, una cantante enormemente popular en el París de la época. Sin embargo, conseguir un bronceado implicaba los riesgos de desarrollar una quemadura solar. Cuando Hausser y Vahle publicaron en 1922 que la quemadura solar es generada por una parte específica del espectro ultravioleta entre 280 y 315 nanómetros, comenzó a ser teóricamente posible proteger la piel filtrando esas ondas específicas. La idea parecía relativamente simple, a la vez que tentadora para los potenciales fabricantes, y resultó en un interés cada vez mayor en una variedad de agentes fotoprotectores.

Antes de que los primeros fotoprotectores estuvieran disponibles comercialmente, bastantes personas empleaban preparados usualmente elaborados por un farmacéutico local que solía constar de aceite de oliva o aceite de almendras. El primer agente químico fotoprotector fue lanzado en 1928 en EEUU (era una emulsión que formada por benzyl sacilicate y benzyl cinnamate)(“Cosmetic suntan products”, Cutis, 1979). Durante los años posteriores, los protectores solares apenas estuvieron disponibles en los diferentes mercados, por lo que su uso aún era más que residual. En Alemania, por ejemplo, apareció el primer agente fotoprotector en 1933, a base de benzylimidazole, y comercializado como Delial por IG Farben. Resulta sorprendente comprobar que ya en el invierno de 1934-1935 al menos el 75% de las personas en las playas de Florida, en EEUU, usaban un aceite, una crema u otro preparado, si bien realmente eran más ungüentos emolientes que protectores. En Francia, el primer filtro solar fue lanzado en 1936, un aceite formulado con benzyl salicylate y comercializado bajo el nombre de Ambre Solaire por Schuller, el futuro fundador de los laboratorios L’Oreal. Dicho preparado llegó a ser un gran éxito ya que fue puesto a la venta el mismo año que en Francia se garantizaron por ley las vacaciones pagadas. En Austria, Greiter, fundador de la compañía Piz Buin, desarrolló en 1938 un fotoprotector efectivo, la crema Gletscher. En 1943, el para-aminobenzoic acid (PABA) fue patentado, aunque usado como protector solar más tarde. (“The PABA history”, Australas Journal Dermatology, 1999)

viernes, 5 de junio de 2009

Tus ojos quieren una dieta antiinflamatoria

Condensar en un solo artículo todas las propiedades de la dieta antiinflamatoria no es una tarea difícil, sino sencillamente imposible. Ojeando los estudios clínicos publicados en las últimas semanas podemos establecer un mismo hilo conductor cuando se trata de mirar, nunca mejor dicho, por la salud de nuestros ojos.

- En mayo de 2009 se publicó en Ophthalmology un estudio sobre el impacto dietético en la degeneración macular ("Dietary compound score and risk of age-related macular degeneration in the age-related eye disease study", Ophthalmology, mayo 2009). Se analizaron 7.934 ojos de sujetos del Age-Related Eye Disease Study (AREDS). Como conclusión, la degeneración macular se ve reducida por una dieta de bajo índice glucémico y rica en omega 3, luteína/zeaxantina (ambos son carotenoides), zinc y vitaminas C y E.

- Lo realmente curioso, al menos por la coincidencia de publicación, son dos estudios incluídos en el número de mayo de 2009 de Archives of Ophthalmology. En el primero de ellos ("Fat consumption and its association with age-related macular degeneration"), con 6.734 pacientes, se concluyó una asociación inversa entre consumo de omega 3 y degeneración macular. En el segundo ("Dietary fatty acids and the 10-year incidence of age-related macular degeneration: the Blue Mountains Eye Study"), se analizaron las fotografías oculares iniciales y de 5 o 10 años después de 2.454 personas, las cuales fueron completando durante el estudio cuestionarios de rutinas alimentarias. La consideración final del estudio, llevado a cabo en Australia, es que el consumo regular de pescado y en general de omega 3, así como un bajo consumo de omega 6, podría reducir el riesgo de degeneración macular.

El hilo conductor al que me refería es, claro está, la dieta antiinflamatoria, rica en omega 3, limitada en carbohidratos glucémicos y pobre en omega 6. Las evidencias de los beneficios de la misma a largo plazo son evidentes, también en oftalmología. Salta a la vista.

jueves, 4 de junio de 2009

Una revolución en la protección de la piel: Polypodium leucotomos


Pocas personas son conscientes de que prácticamente la mitad de los cánceres ocurren en la piel, lo cual supone más que en cualquier otra parte del cuerpo. La causa central es obviamente la exposición solar. Como en casi todos los cánceres, la edad avanzada juega un papel desfavorable, ya que las células envejecidas sufren una acumulación de mutaciones genéticas, por tanto conforme avanza nuestra edad somos más vulnerables al cáncer de piel incluso aunque limitemos las exposiciones solares. Si es cierto que la mayoría del público está familiarizado con los peligros del melanoma, poco conocimiento social existe acerca de otro tipo de cáncer mortal llamado carcinoma (puede denominarse carcinoma de celulas basales, o bien de células escamosas). La incidencia de carcinoma (sobre todo en el caso de las células escamosas que son más superficiales como puede apreciarse en el vínculo anterior) está relacionada con el envejecimiento y la exposición solares.

Emplear un protector de amplio espectro UVA-UVB diario es la medida más importante, e imprescindible, que debemos tomar para protegernos tanto del cáncer de piel como del envejecimiento cutáneo. Por suerte también podemos ahora beneficiarnos de una protección cutánea reforzada gracias al descubrimiento de las propiedades en el ámbito de la fotoprotección de una planta de la familia de los helechos. Como suplemento oral, el polypodium leucotomos ha demostrado un nivel de protección sin precedentes.

• Los protectores solares sólo protegen donde se extienden y se reaplican adecuadamente.

• La planta polypodium leucotomos de la familia de los helechos ha sido empleada durante siglos por tribus de Centro y Sudamérica para tratar enfermedades de la piel y quemaduras solares.

• La investigación dermatológica ha confirmado en los últimos años que la ingestión de esta planta ofrece una protección frente al cáncer de piel nunca antes conocida bloqueando los rayos UV. (Journal of American Academy of Dermatology, Diciembre 2004)

• En todos los estudios realizados esta planta reduce el enrojecimiento cutáneo y la formación de células dañadas por el sol. Asimismo, ayuda a conservar las células inmunitarias especializadas en combatir el cáncer de piel mientras inhibe la destrucción de colágeno. (Journal of Dermatology Science, Junio 2003)

• Estudios adicionales muestran que este helecho reduce la infiltración en la piel de células inflamatorias, incrementando a su vez la supervivencia de células sanas en la piel. (Experimental Dermatology, Octubre 2007)

• Fernblock® ofrece una dosis superior de 240 mg por cápsula. Una sola cápsula, junto con un adecuado protector solar, ofrece todos los beneficios del polypodium leucotomos durante la radiación solar de ese día.

Curiosamente, la historia de las propiedades del polypodium leucotomos tiene su origen en España gracias a las investigaciones del Dr Salvador González durante su trabajo doctoral en la Universidad de Málaga mientras estudiaba tratamientos para la psoriasis. De hecho, el Ministerio de Sanidad español lo considera oficialmente tratamiento válido contra la psoriasis. La fototerapia es uno de los tratamientos habituales en este tipo de pieles, lo cual por desgracia puede conducir a daños en la piel. El Dr González notó que la ingesta del extracto de este suplemento producía mucha menos inflamación cutánea durante la fototerapia. En los pacientes que consumían esta planta no se dieron casos de fototoxicidad, rojeces ni quemaduras. En realidad, ¡la piel de los pacientes que tomaban polypodium leucotomos durante la fototerapia era comparable a la de aquellos que nunca tomaban el sol!

Los increíbles resultados llevaron al Dr González a prolongar su investigación en la Harvard Medical School de Boston, donde confirmó la efectividad frente a las radiaciones solares. Un primer estudio ("Topical or oral administration with an extract of Polypodium leucotomos prevents acute sunburn and psoralen-induced phototoxic reactions as well as depletion of Langerhans cells in human skin", Photodermatol Photoimmunol Photomed, febrero 1997) con 21 voluntarios halló que la aplicación tópica o suplementación de polypodium leuctomos multiplicaba por 3 la resistencia cutánea frente a la rojez y hasta por 7 la resistencia frente el año celular inducido por el sol (preservándose las importantes células inmunitarias Langerhans de la epidermis inferior).

Años más tarde, un segundo estudio empleó un grupo que ingería polypodium leucotomos y otro que no ("Oral Polypodium leucotomos extract decreases ultraviolet-induced damage of human skin", Journal of American Academy of Dermatology, diciembre 2004). Ambos grupos eran personas sanas de piel clara. Expuestos a radiación ultravioleta artificial, se tomaron biopsias 24 horas tras la exposición. Los investigadores concluyeron: "La suplementación oral de polypodium leuctomos es un efectivo agente quimiofotoprotector que se traduce en una significativa protección frente a la radiación ultravioleta".

- Cómo funciona el polypodium leucotomos

Los científicos han demostrado que el polypodium leucotomos es un muy buen antioxidante, pero no obstante hay decenas de potentes antioxidantes. Lo que hace único a este helecho es que tras su ingesta posee una muy fuerte afinidad con la piel comparada con los demás antioxidantes, lo cual le confiere acciones específicas. Además, es capaz de actuar como absorbente ultravioleta a la vez que inhibe las enzimas que reducen la elasticidad de la piel. ("Predominant effects of Polypodium leucotomos on membrane integrity, lipid peroxidation, and expression of elastin and matrixmetalloproteinase-1 in ultraviolet radiation exposed fibroblasts, and keratinocytes", Journal of Dermatology Science, junio 2003). Por ello, también retrasa los signos del fotoenvejecimiento. Esto viene a explicar los resultados encontrados en los diferentes estudios llevados a cabo.

El suplemento con mayor contenido de polypodium leucotomos es Fernblock® de los laboratorios americanos Life Extension, que puedes adquirir por 28 euros (dosis para 30 días, 240mg de extracto de polypodium leucotomos por dosis/cápsula) en "Juventud y Belleza". Está ya incluido en el catálogo de junio y sólo tienes que escribirme (david_europa@hotmail.com) si estás interesado en él. Como ingrediente cosmético, puedes encontrar polypodium leucotomos en los solares de Heliocare.

Nota: El consumo de Fernblock® no sustituye el uso de un adecuado protector solar de amplio espectro UVA-UVB.