Novedades

martes, 14 de noviembre de 2017

5+1 beneficios neuronales de los ayunos intermitentes

La mayoría, por no decir casi todos, de los interesados en los ayunos intermitentes lo hacen por una principal razón: reducir grasa corporal y mejorar su forma y aspecto físico. Y por supuesto todos ellos seguramente encontrarán resultados, más que probablemente bastante satisfactorios.

Pero no es la única motivación existente para incorporar en la rutina diaria los ayunos intermitentes (que, recordemos, pueden ser implementados de muy diversas formas, bien con ventanas diarias de comidas/ingestas de 6, 8 o 10 horas o con algún que otro día de ayuno por semana o varios consecutivos por mes..las opciones son muy variadas, lo cual hace que sea una herramienta con gran capacidad de individualización).

Déjame enumerarte por ejemplo sólo 4 beneficios neuronales de los ayunos intermitentes contrastados en los estudios publicados animales y humanos:

1 - El ayuno mejora la memoria y el aprendizaje

Estudio: Chronic Intermittent Fasting Improves Cognitive Functions and Brain Structures in Mice, PLoS One. 2013 (1)

2- El ayuno puede mejorar la concentración y el aprendizaje

Estudio:Exercise, Energy Intake, Glucose Homeostasis, and the Brain, Journal of Neuroscience, noviembre 2014 (2)

3- Ayunar permite una mejor comprensión de la información

Estudio: Caloric restriction increases learning consolidation and facilitates synaptic plasticity through mechanisms dependent on NR2B subunits of the NMDA receptor., Journal of Neuroscience, septiembre 2007 (3)

4- Ayunar incrementa los niveles del FNDC o BDNF en inglés, Factor Neurotrópico Derivado del Cerebro, que estimula el crecimiento de nuevas neuronas protegiendo de enfermedades que conducen al deterioro cognitivo como Alzheimer o demencia. El BDNF puede generar mayores niveles de creatividad permitiendo mayor acceso a un nivel de fluidez mental.

Estudio: Dietary restriction increases the number of newly generated neural cells, and induces BDNF expression, in the dentate gyrus of rats., Journal of Mollecular Neuroscience, octubre 2000 (4)

5.- Ayunar mejora el estado de ánimo y los niveles de felicidad aumentando los niveles de dopamina, por tanto reduciendo la depresión

Estudio: Short-term fasting-induced autonomic activation and changes in catecholamine levels are not mediated by changes in leptin levels in healthy humans. Clinical Endocrinology, enero 2007 (5)


+1 - Ayunar reduce los comportamientos asociados con comer emocionalmente


Estudio: Effect of exercising while fasting on eating behaviors and food intake. Journal of International Society of Sports Nutrition, septiembre 2003 (6)

jueves, 2 de noviembre de 2017

La conexión azúcar-cáncer se refuerza



Desde tiempo se ha hablado de una relación entre el cáncer y el azúcar, pero averiguar exactamente cómo funciona esta relación no ha estado completamente clara.

Ahora, gracias a un proyecto de investigación de nueve años, los científicos han logrado observar el mecanismo por el cual las células cancerosas metabolizan el azúcar.

El foco de la nueva investigación fue sobre un efecto metabólico que se ha entendido durante más de 90 años. Sabemos que casi todas las células del cuerpo humano requieren energía, y derivan esta energía de los azúcares en los alimentos que comemos. Las células cancerosas también requieren azúcares para crecer y propagarse. Pero su ingesta de glucosa es mucho más alta que la de las células sanas, como es la velocidad a la que fermentan esa glucosa en ácido láctico. Esto se conoce como el efecto Warburg, y es posible que los científicos hayan hipotetizado que tiene algo que ver con la tasa de crecimiento rápido del cáncer. Pero es difícil determinar si el efecto Warburg es un síntoma o una causa de cáncer. Del efecto Warburg y el cáncer he hablado aquí.

Se ha propuesto que el crecimiento de las células cancerosas puede verse obstaculizado por privarlas de azúcar, pero el problema es que actualmente no existe un método para cortar el suministro a las células cancerígenas mientras se mantiene abierto a las células normales. Ésta es la razón por la cual el mecanismo biológico detrás del aumento del metabolismo de la glucosa es importante. Puede ser la clave para matar de hambre a las células cancerosas mientras se mantienen funcionando las células sanas. Todavía no hemos llegado, pero esta investigación nos acerca un paso crítico.

"Nuestra investigación revela cómo el consumo de azúcar hiperactivo por parte de las células cancerosas conduce a un círculo vicioso de la estimulación continua del desarrollo y crecimiento del cáncer", dijo el investigador Johan Thevelein del KU Leuven en Bélgica.

"Por lo tanto, esto es capaz de explicar la correlación entre la fuerza del efecto de Warburg y la agresividad del tumor. Este vínculo entre el azúcar y el cáncer tiene consecuencias radicales. Nuestros resultados proporcionan una base para futuras investigaciones en este campo, que ahora se puede realizar con un enfoque mucho más preciso y relevante ".

El equipo usó células de levadura para su investigación, específicamente buscando en la familia de genes 'Ras', una familia de genes que está presente en todas las células animales, incluidas las células cancerosas humanas. Esto hace que el estudio de las mutaciones Ras en la levadura sea una herramienta cada vez más útil en la investigación del cáncer. La levadura también tiene un metabolismo de azúcar altamente activo, pero no tiene los procesos reguladores adicionales de las células de mamíferos que pueden ocultar los procesos subyacentes.

En términos simples, los investigadores encontraron que la levadura que tenía un metabolismo hiperactivo de glucosa causaba que las proteínas Ras se activaran demasiado, lo que permitiría que las células crecieran a un ritmo acelerado. Sin embargo, esta investigación es un paso en un proceso mucho más amplio. "Los hallazgos no son suficientes para identificar la causa principal del efecto Warburg", agregó. "Se necesita más investigación para averiguar si esta causa primaria también se conserva en las células de levadura".