Novedades

martes, 11 de diciembre de 2018

Nuevos estudios sesgados contra la carne roja


No es nada nuevo. Dos nuevos estudios publicados recientemente dicen que la carne roja aumenta el riesgo de ataque cardíaco. Los titulares a lo largo y ancho apuntarán a los peligros de la carne roja y la salud del corazón. En realidad, los titulares deben decir: "Los estudios revelan lo que hacen las bacterias intestinales malas para causar enfermedades del corazón".

Lo cierto es que las bacterias intestinales dañadas producen un compuesto dañino llamado TMAO (trimetilamina n-óxido) cuando comen compuestos que se encuentran en la carne roja industrial, el pescado e incluso el apio. Cuando el TMAO se introduce en el torrente sanguíneo, en teoría aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca.

Entonces, ¿por qué estamos culpando a la carne roja y no a las bacterias intestinales malas?

- El problema no es de la carne en roja

En uno de los nuevos estudios, publicados en el European Heart Journal, los investigadores encontraron que una dieta rica en carnes rojas aumentaba la producción de niveles de TMAO por microbios intestinales en comparación con las dietas altas en carnes blancas o no cárnicas. El consumo crónico de carne roja también redujo la eficiencia de los riñones en la expulsión de TMAO. 

En un estudio concurrente publicado en el Journal of Clinical Investigation, los investigadores encontraron que la carnitina, un nutriente que se encuentra en la carne roja y en las bebidas energéticas, se convierte en TMAO en el intestino. Ese proceso es facilitado por las bacterias intestinales. Sí, el TMAO es una mala noticia. El TMAO es un precursor de la dimetilnitrosamina, una sustancia química relacionada con afecciones como la cirrosis hepática y las enfermedades cardíacas.

Las bacterias intestinales también producen TMAO cuando digieren aceites vegetales. La realidad es que TMAO es un problema del bioma intestinal, no un problema de la carne roja. ¿El problema real? El efecto de la carne industrial sobre la flora intestinal. Esto es lo que quieren decir los estudios.


La colina, la lecitina y la carnitina son vitales para el rendimiento de las membranas celulares, las mitocondrias y el hígado. Estos nutrientes abundan en el pescado, el apio, el aceite vegetal y la carne roja.  Las bacterias intestinales malas producen TMAO cuando metabolizan la colina, la lecitina y la carnitina. Si comes carne industrial, es mucho más probable que contraigas las bacterias intestinales malas que producen el TMAO. ¿Cómo? Los antibióticos matan las bacterias buenas en su intestino, lo que permite que las bacterias intestinales malas florezcan. 

Si nos adherimos a las proteínas orgánicas alimentadas con pasto, podríamos realizar pruebas sin encontrar los microbios que producen TMAO, sin importar lo que coma. 

La cuestión es dejar de consumir carnes industriales procesadas, no dejar de comer carne roja.

viernes, 30 de noviembre de 2018

10 Tendencias de nutrición para 2019


Recientemente me propusieron el pequeño reto de escribir sobre cuáles pueden anticiparse como tendencias en nutrición y alimentación en 2019. Aunque nadie es adivino, creo que algo sé de nutrición y alimentación y sobre todo observador de las modas y tendencias emergentes. Con ello en el punto de mira, me atrevo a apostar que éstas, aunque no sé si serán las más importantes y aún menos las únicas, si serán tendencia en el año próximo


1.- No tirar alimentos

¿Sabías que algunos supermercados en Dinamarca ofrecen alimentos recién caducados o a punto de hacerlo a un precio más asequible? La tendencia de lo sostenible incluye el no desperdicio de los alimentos. Para ello, es tendencia innovar en las recetas para dar cabida a esos alimentos que pensamos tirar en breve.

2.- Alimentos fermentados

Los alimentos, al fermentarse, se enriquecen. La fermentación de alimentos es una práctica ancestral que ha regresado con fuerza gracias al reconocimiento de su valor nutricional. El chucrut, el tempeh o el kéfir son algunos de estos alimentos fermentados que ganan propiedades tales como bacterias beneficiosas o ácido láctico que mejoran la digestión.


3.- Pseudocereales 

Los pseudocereales no son solo alimentos especialmente nutritivos sino sobre todo cereales que se presumen menos problemáticos o más saludables que el omnipresente trigo. En los también mencionados bowls cada vez tienen una presencia mayor, y en concreto nos referimos a cereales como la quinoa, el amaranto o el trigo sarraceno. A diferencia de los cereales, son plantas en lugar de pastos y no contienen gluten, de ahí su nombre de pseudocereales.

4.- La reivindicación de la grasa tradicional 

Si bien desde los años 70, el consumo de grasa en la dieta estaba mal visto, en los muy últimos años empieza a deshacerse el mito. Hay que distinguir entre las grasas saludables (mantequilla, aceite de oliva…) y las grasas no saludables (típicamente las grasas hidrogenadas o trans son el mayor exponente de éstas). El consumo de estos alimentos se ve como parte esencial de una dieta tradicional saludable, pues al fin y al cabo son alimentos que han estado durante siglos y siglos en sociedades que se han caracterizado por dietas saludables como los mediterráneas o los francesas. También la dieta tradicional japonesa es por ejemplo muy rica en ácidos grasos Omega 3. 

5.- Súper alimentos

Hace tiempo la tendencia de los súper alimentos llegó para quedarse. Y la lista de alimentos es larga: Aguacate, algas, coco, semillas… En cierto modo esa tendencia ha ido transformándose en otra: la de los “súper polvos” o de los súper alimentos en polvos que cada vez tienen más presencia en forma de sobres o cajas en polvo. Os recomendamos mirar siempre el etiquetado de estos productos, descartando aquellos que no contengan ingredientes naturales.

martes, 20 de noviembre de 2018

Cosmético del mes

- Paulas Choice Defense Antioxidant Pore Purifier

Quien siga JyB desde hace tiempo, y sobre todo siga mis apuntes y opiniones cosméticas, sabe que los sérums de Paulas Choice siempre me han parecido unos sérums antioxidantes sobresalientes. Una fórmula que en sí lo es además con una presentación perfecta para mantener al margen del contacto con luz y aire los ingredientes antioxidantes. 

Este otoño, Paulas Choice ha lanzado una nueva línea supuestamente orientada a defender la piel de los asaltos ambientales llamada 'Defense'. Mi más grata sorpresa fue encontrar aquí un nuevo sérum siguiendo la misma filosofía de los sérums antioxidantes de la marca: una muy amplia variedad de ingredientes activos. 

Y en este caso va un poco más allá en tanto no sólo se centra en ingredientes antioxidantes como extracto de uva, de café, de té blanco, vitamina C, EGCG que es el principal antioxidante del té, coenzima Q10 o niacinamida (vitamina B3, éste además mejora los cuadros de acné). También tiene ginseng que sobre todo es antiinflamatorio. Y es que también contiene alguna ceramida (esto podemos recordar que lo tenía el sérum antioxidante de esta marca para pieles secas), pero aquí la gran novedad es el ácido salicílico en la parte alta de la fórmula. La pregunta del millón es si éste sustituye el ácido salicílico en una fórmula ácida de concentración entre 1 y 2% típicamente. Mi respuesta rápida sería que no, ya que este producto no tiene un pH ácido, pero no obstante sí ejercera ligero efecto refinador sobre la piel y sobre todo puede mejorar la penetración de los demás ingredientes. Su dosis de ácido salicílico (0,5%) también es algo reducida. 

Su contenido en regaliz puede favorecer la reducción de manchas y aunque no es propiamente un sérum antimanchas ésta acción se ve reforzada por la presencia de un derivado de ácido azelaico (
Potassium Azeloyl Diglycinate). 

Es decir, tenemos un potente sérum antioxidante que tiene otras 2 asociones principales asociadas: 

- Mejora de los manchas
- Mejora de marcas de acné y cuadros acneicos (aunque no es un producto indicado para pieles con brotes acneicos moderados a/o severos)

Podemos objetar que podría haber más salicílico o más agentes antimanchas, pero no se trata de una fórmula específica de salicílico ni antimanchas y por otro lado es imposible tener al mismo tiempo tantos ingredientes en una dosis significativa por una simple cuestión matemática.

Si bien Paulas Choice había sacado en los últimos meses sérums interesantes, éste en gran medida por su gran cóctel de ingredientes sí me parece un producto mucho más reseñable y distinto de la mayoría de productos del mercado (al fin y al cabo no es díficil encontrar fórmulas con alta concentración de un ingrediente específico, y aunque fabulosos no los hace habitualmente únicos).

¿Podemos decir entonces éste que es un sérum antioxidante con ligera acción homogeneizante ganador? Sí, lo es

Ingredientes 

Water, Propanediol (solvent/hydration), Butylene Glycol (texture enhancer/hydration), Ethoxydiglycol (solvent), Glycerin (skin-replenishing), Ascorbyl Glucoside (vitamin C/antioxidant), Panthenol (hydration), Salicylic Acid (exfoliant), Camellia Sinensis (White Tea) Leaf Extract (antioxidant), Glycyrrhiza Glabra (Licorice) Root Extract (skin-soothing), Potassium Azeloyl Diglycinate (skin-brightening), Coffea Arabica (Coffee) Fruit Extract (antioxidant), Ceramide NP (skin-replenishing/restoring), Vitis Vinifera (Grape) Seed Extract, Panax Ginseng Root Extract (antioxidants), Niacinamide (skin-restoring), Phytic Acid, Epigallocatechin Gallate (antioxidants), Adenosine (skin-restoring), Ubiquinone (coenzyme Q10/antioxidant), Calendula Officinalis (English Marigold) Extract, Lonicera Caprifolium (Honeysuckle) Flower Extract (skin-soothing agents), Sodium Hyaluronate (skin-replenishing), Lecithin (skin-restoring), Centella Asiatica Extract (antioxidant/skin-soothing), Sucrose Stearate (emulsifier), Glycine Soja (Soybean) Seed Extract (antioxidant), Hydrogenated Lecithin (skin-restoring), Carbomer (texture enhancer), Tetrasodium Glutamate Diacetate (chelating agent), Caprylic/Capric Triglyceride (skin-replenishing), Caprylyl Glycol (emollient), Polysorbate 20, Polyglyceryl-10 Stearate (emulsifiers), Hydroxyethylcellulose (texture enhancer), Sodium Hydroxide (pH adjuster), Ethylhexylglycerin, Phenoxyethanol (preservatives).

jueves, 15 de noviembre de 2018

Qué comer cuando estás con la regla


Cuando estás con la regla, probablemente habrás notado un deseo compulsivo de consumir ciertos alimentos no del todo saludables. Aunque solemos pensar que las mujeres básicamente sufren de este tipo de antojos durante el embarazo, lo cierto es que el período es un escenario hormonal que fácilmente nos desencadenará deseos alimentarios que, de sucumbir a ellos, probablemente generen arrepentimiento. En este artículo aprenderemos qué comer cuando estás con la regla para evitar consumir alimentos que no nos benefician en absoluto.


¿Qué comer cuando estás con la regla? 

Al comienzo del período, la progesterona y estrógeno disminuyen (luego el estrógeno aumenta durante el ciclo), y también lo hace la serotonina (hormona del bienestar o felicidad) mientras que aumenta el cortisol (hormona del estrés). Así pues, es difícil que una mujer no tenga ningún tipo de antojos durante su ciclo menstrual.

SEGUIR LEYENDO

sábado, 27 de octubre de 2018

Por qué debes dar preferencia al horario temprano sobre el tardío (en las comidas)

Todos hemos oído que eso de comer pasta y carbohidratos por la noche no es aconsejable sobre todo si deseas controlar tu peso. Sin embargo, habitualmente los nutricionistas suelen responder cuando les preguntan sobre esta creencia que es falso, puesto que una caloría determinada engorda igual a una hora que a otra.

Sin embargo, esta creencia mantenida por la mayoría de nutricionistas no es cierta y en este caso la creencia popularizada que comentaba sí esconde una razón cierta. En el fondo, que el cuándo importa es algo que hemos aprendido con los ayunos intermitentes. No sólo es relevante qué comemos sino cuándo.

En este caso también es cierto, y un estudio publicado en 2017 demostró que la respuesta de glucosa de una misma ingesta es mucho más baja por la mañana que por la noche. Abajo podemos ver el gráfico donde la respuesta de glucosa por la mañana es la línea amarilla mientras la rosa y azul son a las 8 de la tarde y 12 de la noche (éstas dos últimas son casi idénticas).

"Effect of meal timing on postprandial glucose responses to a low glycemic index meal: A crossover trial in healthy volunteers", Clinical Nutrition



Hay no obstante otros estudios anteriores que apoyan la misma noción: las comidas nocturnas producen una respuesta de glucosa superior. 

La razón de esto puede ser evolutiva. Sabemos también que la melatonina que segregamos por la noche aumenta la respuesta de glucosa de lo que comamos. Esto puede perfectamente deberse a que la naturaleza quiere evitar que durante las largas horas de sueño la glucosa caiga demasiado.

martes, 23 de octubre de 2018

La grasofobia está (por suerte) en retroceso

Durante décadas, prácticamente desde mediados del siglo pasado, hemos vivido una era grasofóbica. En la que pensábamos que alimentos ricos en grasa (especialmente grasa animal) tradicionalmente consumidos como manteca de cerdo, tocino, panceta, mantequilla y tantos otros eran los culpables de la enfermedad cardiovascular y el sobrepeso.

Una creencia curiosa cuanto menos en tanto esos problemas se dispararon conforme fuimos eliminando esos alimentos de la dieta (y en su lugar poniendo más cereales y derivados).

Por suerte, todo el daño con mentiras que se ha hecho a la mente colectiva nutricional durante gran parte del siglo XX empezamos poco a poco a revertirla. Hace años que defender la grasa tradicional es una posición que empieza a encontrar hueco incluso en los grandes medios (aunque aún poco).

Muestra de esta pequeña pero ya apreciable tendencia en el cambio de paradigma  puede apreciarse en una macroencuesta realizada este año en EEUU sobre percepciones sobre la alimentación de los estadounidenses.

En el siguiente gráfico podemos ver en color azul celeste el % de personas que evitan la grasa, que ha pasado del 64% en 2004 al 48% hoy. Las personas que incluyen activamente grasa en su dieta ha aumentado del 14% al 15%.

La tendencia de evitar grasa pervive más en las personas de más edad. Es decir el cambio de paradigma afecta sobre todo a las personas más jóvenes que en lógica han sufrido menos años el lavado de cerebro grasofóbico.


Tras ver la edad, veamos el nivel educativo en relación al consumo de dulces y azúcar. Personas con graduación universitaria frente a los que no la tienen. Como era de esperar las personas universitarias evitan mucho más los azúcares y dulces (62%) que las no universitarias (47%). 


También parece en ligero declive el vegetarianismo en tanto más personas consumen carne roja y ternera en sus dietas que hace 15 años. 



Como la mantequilla en la sartén, la grasofobia poco a poco, y afortunadamente, empieza a derretirse.

viernes, 5 de octubre de 2018

¿Cuánta proteína hay que tomar al día?


Siempre, desde pequeños, nos han dicho que debemos consumir vegetales. Y es cierto. Pero no menos importante son las proteínas. Os contamos la importancia y beneficios de una dieta proteica. 

Beneficios de una dieta proteica 

Nutrientes esenciales para la formación de los músculos del cuerpo, las proteínas son como los ‘ladrillos’ que necesitamos para mantener nuestra composición corporal. También son importantes para la fabricación de enzimas, hormonas, neurotransmisores y otras moléculas. 

Estructura de las proteínas 

Las proteínas están a su vez hechas de pequeñas moléculas que llamamos aminoácidos, los cuales se unen formando cadenas de proteínas. Algunos de estos aminoácidos pueden ser fabricados por el propio cuerpo (los llamamos aminoácidos no esenciales), mientras otros los obtenemos a través de nuestra dieta (son los aminoácidos esenciales). 

Proteína animal 

Una buena dieta proteica no solo debe tener en cuenta la cantidad, también la calidad. En general se considera que la proteína animal aporta los aminoácidos esenciales en una proporción óptima, pues al fin y al cabo los tejidos animales son similares a los nuestros. Así pues, las personas que no comen ningún producto animal (carne, pescado, huevos, lácteos) tienen un elevado riesgo de deficiencia proteica. 

¿Proteínas para adelgazar? 

LEER ARTÍCULO COMPLETO

jueves, 27 de septiembre de 2018

Desinformar (una vez más sobre el Omega 3) por desgracia vende


Lo he comentado en muchas ocasiones, y ésta es otra. En este caso nos vienen a decir que eso de suplementar Omega 3 para nada sirve, y no es la primera vez que ocurre, pero ésta es una de las más divulgadas por los medios, en español (o aquí), pero sobre todo en EEUU.

En resumen, se ha dicho que un muy importante estudio desmiente que el Omega 3 tenga beneficios cardiovasculares. Con lo que aquéllos que suplementamos Omega 3 estaríamos tirando el dinero.

No es difícil encontrar las críticas a este estudio, pues adolece de serias limitaciones, sesgos y problemas. Pero me gustaría reroducir en español el análisis que hace de ese estudio que supuestamente desbarata los beneficios del Omega 3 para la salud cardiovascular del Dr Barry Sears, uno de los mayores expertos mundiales en ácidos grasos esenciales.


"Un grupo de investigadores escaneó la literatura pública en busca de ensayos publicados utilizando las palabras clave como 'mortalidad', 'omega-3', 'aceite de pescado', etc. Se obtuvieron 79 ensayos publicados con 112.000 sujetos. Luego rechazaron dos tercios de esos ensayos porque juzgaron que los ensayos rechazados "no eran confiables ni estaban bien diseñados". Por supuesto, esto plantea la pregunta de cómo se publicaron esos ensayos rechazados en primer lugar sin estar bien diseñados y fidedignos.

Es por eso que tenemos un sistema de revisión por pares para la publicación de ensayos científicos para evitar noticias médicas falsas como las que se encuentran en algunos blogs de Internet. Supongo que dado que dos tercios de los ensayos publicados fueron rechazados, entonces el número de sujetos restantes sería aproximadamente un tercio del número inicial o aproximadamente 37.000 sujetos.

Esto se llama estudio de metanálisis, y significa que toma muchos ensayos de diferentes diseños con diferentes protocolos y los combina para llegar a una conclusión definitiva basada en la "sabiduría de la multitud". En realidad, éste es el equivalente científico de hacer salchichas o una empanada. Este estudio de metanálisis incluyó ensayos que utilizaron ácidos grasos omega-3 a base de plantas, otros suplementos de pureza y dosificación variable, así como sujetos que simplemente consumieron más pescado.

Una cosa a tener en cuenta sobre los omega-3 de origen vegetal es que solo el 1-10% se convierte en EPA y DHA de donde provienen los verdaderos beneficios del aceite de pescado. Uno pensaría que, habiendo estos investigadores descartado dos tercios de los estudios iniciales, habrían hecho un poco más de esfuerzo para concentrarse en el tipo de estudios que sí aceptaron.

Uno por tanto uno esperaría que solo incluyeran los ensayos donde se midieron los niveles de ácidos grasos omega-3 en la sangre para ver si podría haber una relación dosis-respuesta entre los niveles de ácidos grasos omega-3 y el resultado final. Oops, ¡olvidaron hacer eso! Esto habría sido importante porque entonces podrían comparar su resultado con ensayos realizados en poblaciones japonesas que se consideran el estándar de oro para la correlación del consumo de altos niveles de omega-3 y la disminución del riesgo de mortalidad cardiovascular.

Hay una gran cantidad de ensayos japoneses sobre este tema, incluido el ensayo cardiovascular más grande que se haya realizado con ácidos grasos omega-3 en pacientes cardiovasculares (1). Si los niveles de ácidos grasos omega-3 en su estudio de metanálisis no fueran similares a los encontrados en el japonés, entonces significaría que no estaban consumiendo niveles adecuados de ácidos grasos omega-3 para ver un efecto.

Finalmente, estos ensayos deberían haberse realizado durante un largo período de tiempo. Esto se debe a que la enfermedad cardíaca y sus complicaciones (como la muerte) tardan en desarrollarse y, por consiguiente, se precisa un tiempo prolongado para ver resultados medibles. La duración de los estudios utilizados en su análisis fue de 1 a 6 años con la mayoría de los ensayos en el rango de 1 a 2 años. Esto sugiere que el transcurso del tiempo del estudio fue demasiado corto para observar los resultados clínicos, incluso si se usaran cantidades apropiadas de ácidos grasos omega-3. 

¿Qué pasaría si un estudio de medicamentos se intentase publicar con la misma falta de rigor científico? Creo que estás empezando a ver que éste no era un buen estudio para empezar. Esto debe contrastarse con otro estudio publicado el mismo día en el Journal of Internal Medicine que utilizó 421.000 personas que fueron seguidas durante 16 años usando aceite de pescado (2). 

Este estudio tenía 11 veces más sujetos que fueron seguidos durante un período de tiempo mucho más largo. De alguna manera, la conclusión de ese estudio fue lo opuesto al anterior. En este estudio, hubo una reducción significativa en la mortalidad total (reducción del 9%), mortalidad cardiovascular (reducción del 10%), mortalidad por cáncer (reducción del 6%), mortalidad respiratoria (reducción del 20%) y mortalidad por enfermedad hepática (reducción del 37% ) 

Cuando se comparó el quintil más alto (es decir, el 20% más alto) de la ingesta de pescado con el quintil más bajo (es decir, el 20% más bajo) de la ingesta de pescado, la reducción de la mortalidad cardiovascular fue aún mayor. Esto se conoce como un efecto de respuesta a la dosis. Dos estudios diferentes publicados en dos revistas diferentes en el mismo día con resultados dramáticamente diferentes. Sin embargo, solo uno es ampliamente publicado. ¿Qué pasó con el periodismo científico?  
La razón por la cual los ácidos grasos omega 3 funcionan es debido a su capacidad de generar poderosas hormonas conocidas como resolvinas. Las resolvinas se generan bajo demanda para desactivar (es decir, resolver) la inflamación. Esto significa que debemos mantener los depósitos de ácidos grasos omega-3 en el cuerpo continuamente llenos. El nivel de estas resolvinas puede medirse por la relación AA / EPA. Si la relación AA / EPA es baja, las reservas están llenas. Si la relación AA / EPA es alta, entonces las reservas están casi vacías. Los japoneses tienen una relación AA / EPA entre 1.5 y 3. Los estadounidenses tienen una proporción AA / EPA mayor a 20. Los europeos están solo un poco menos inflamados que los estadounidenses. Cuanto mayor sea la relación AA / EPA, menos resolvinas podremos fabricar y más inflamado se sentirá. Esto significa que la relación AA / EPA del estadounidense promedio es aproximadamente 7 veces mayor que la japonesa y, por lo tanto, se estima que está 7 veces más inflamada. No es sorprendente que la tasa de mortalidad cardiovascular en los japoneses sea 7 veces menor que en los estadounidenses, aunque los niveles de colesterol LDL son los mismos para ambas poblaciones (3). 

Ésta es la razón por la que, a menos que esté midiendo la relación AA / EPA en estos estudios sobre ácidos grasos omega-3, siempre obtiene resultados contradictorios. Si no se resuelve la inflamación, continúa por debajo de la percepción del dolor, lo que causa un aumento en el daño a los órganos que eventualmente resulta en una enfermedad crónica. Ésta a su vez es la razón por la que se necesitan décadas para que se desarrolle la enfermedad crónica (como la enfermedad cardíaca) y también por qué se necesita mucho tiempo para reparar el daño acumulado. Por supuesto, si toma ácidos grasos omega-3 durante un período prolongado (como 16 años), puede comenzar a reparar el daño anterior y es menos probable que muera. Este hecho final fue confirmado en otro estudio reciente que indicó que cuanto menor es la relación AA / EPA que tiene, es menos probable que muera (4). En pocas palabras, debe ser tan cuidadoso de leer noticias médicas falsas."

miércoles, 26 de septiembre de 2018

Bullying inflamatorio: dieta rica en polifenoles


Es innegable que es difícil mantenerse al día de las supuestamente buenas dietas, pues parece que casi tendríamos que cambiar de dieta cada semana en función de lo que aquí o allá nos dicen.

Las investigaciones ha demostrado, una y otra vez, que una dieta rica en vegetales es buena para el cuerpo y cerebro.

Por ejemplo, un nuevo estudio publicado en el Journal of Internal Medicine ha hallado que una dieta "antiinflamatoria" se asocia con un menor riesgo de muerte temprana. Los investigadores analizaron datos de 68,000 hombres y mujeres suecos de entre 45 y 83 años y encontraron que aquéllos que seguían una dieta que consistía en alimentos como frutas y verduras, té, café, cereales integrales,  queso bajo en grasa, el aceite de oliva y el aceite de canola, nueces, chocolate y cantidades moderadas de vino tinto y cerveza tenían un 18% menos de probabilidades de morir prematuramente.

En concreto, los participantes que siguieron la dieta tenían un 20% menos de riesgo de morir por problemas cardiovasculares y un 13% menos de riesgo de morir de cáncer. Los fumadores que siguieron la misma dieta vieron mayores beneficios que los fumadores que no lo hicieron.

Cada vez se confirma más el rol central de la inflamación como causa de muchas enfermedades, incluidos algunos tipos de cáncer, demencia y problemas cardiovasculares. Por lo tanto, reducir la inflamación con ciertos alimentos puede ser una forma de combatir el daño causado.

"Incluso la adherencia parcial a la dieta antiinflamatoria puede proporcionar un beneficio para la salud", dijo la autora principal, Joanna Kaluza. A principios de este año, un estudio demostró que comer tres barras de chocolate amargo al mes podría reducir el riesgo de enfermedades cardíacas, lo que se suma a un grupo de investigaciones que ha demostrado que comer chocolate con moderación es bueno para el corazón. La investigación también ha demostrado que beber café está conectado a una mejor salud y una vida más larga. 

El alcohol, sin embargo, es un poco más complicado. Los estudios han demostrado que beber con moderación podría aumentar la fertilidad masculina y posiblemente aumentar su vida útil. Pero es difícil de medir, porque el alcohol es perjudicial en dosis no necesariamente muy altas.

La moraleja que debemos obtener de todas estas investigaciones es cuán importante son los polifenoles en una dieta, y por supuesto cuán importantes son en una dieta ideal como la dieta antiinflamatoria que desde años propongo

Por cierto, apuesto que este estudio habría tenido aún mejores resultados si hubieran eliminado la mayor parte de cereales integrales y los hubieran sustituido por más vegetales (ni que decir tiene que los cereales integrales son pobres en polifenoles). 

Y es que la dieta antiinflamatoria que siempre he promovido no trata de eliminar forzosamente todo rastro de cereal integral, o no al menos en una versión razonablemente flexible. Ahora bien, si queremos hacer una dieta antiinflamatoria superior debemos marginar los cereales (integrales o no) cuanto podamos. 

Es el tipo de "bullying dietético" que sólo nos aportará beneficios (más vegetales, menos cereales): más polifenoles, vitaminas y minerales y mayor control del hambre (piensa que una sola rebanada de pan tostado integral tiene tantos carbohidratos como unos 200 gramos de judías verdes) a su vez con menos calorías. No es magia, es una dieta antiinflamatoria que podrías empezar hoy. Podríamos llamarlo un "bullying inflamatorio".


miércoles, 19 de septiembre de 2018

El primer "paso" por fin adelante de Clinique


Uno no conoce Clinique si no conoce sus tres pasos. Incluso puede decirse que nadie realmente puede probar un conocimiento aceptable del mundo cosmético sin saber qué son los 3 pasos de Clinique.

Siendo uno de los productos (o pack de productos) más populares de la marca estadounidense a decir verdad son probablemente sus productos menos interesantes y aun recomendables. Su tónico contiene alcohol en un grado prescindible e innecesario, tu jabón en pastilla no hace nada que no pueda hacer cualquier jabón al agua (y éste es preferible por ser más respetuoso con la piel, sea seca o grasa) y su tercer paso podría competir a la hidratante más básica del mercado de alta cosmética, ello por no decir que es redundante el concepto de una hidratante antes una hidratante. Cosas del marketing.

Marketing aparte de lo prescindible de una 'hidratante pre-hidratante', podría resultar éste un producto en sí mismo interesante. Lo cierto es que este tercer paso se reformuló hace unos años incluso cambiando su nombre, pasando de ser Dramatically Different Moisturizing Lotion a Dramatically Different Moisturizing Lotion+. Es decir, el mismo concepto pero con un 'plus'. Por desgracia aquel plus no fue mucho plus y aunque sí sumó algún ingrediente interesante, sólo pasó de ser a una hidratante propia de los años 70 a esa misma loción con un par (no más) de ingredientes interesantes.

Con ese plus la cosa quedó así en la fórmula del Lotion+

Ingredientes
Water, Mineral Oil, Glycerin, Petrolatum, Stearic Acid, Glyceryl Stearate, Sesamum Indicum (Sesame) Oil, Urea, Lanolin Alcohol, Triethanolamine, Hordeum Vulgare (Barley) Extract, Cucumis Sativus (Cucumber) Fruit Extract, Helianthus Annuus (Sunflower) Seedcake, Propylene Glycol Dicaprate, Sodium Hyaluronate, Butylene Glycol, Pentylene Glycol, Trisodium EDTA, Phenoxyethanol, Yellow 6, Yellow 5, Red 33.

Básicamente lo interesante aquí como novedoso era el aceite de sésamo, un extracto de cebada y un extracto de pepino. ¿Gastarse 20 o 30 euros en esto? Yo no gastaría ni tiempo en considerar usar esto.

Este año Clinique ha no reformulado el producto sino ampliado la gama. Ahora se ha lanzado un 3er paso en textura gel transparente. Y al margen de texturas o formatos aquí sí hay por fin una reformulación que puede empezar a ser interesante.

Ingredientes
WaterAquaEau , Bis-PEG-18 Methyl Ether Dimethyl Silane, Butylene Glycol, Glycerin, Cucumis Sativus (Cucumber) Fruit Extract, Hypnea Musciformis (Algae) Extract, Gelidiella Acerosa Extract, Hordeum Vulgare (Barley) ExtractExtrait D'Orge, Padina Pavonica Thallus Extract, Helianthus Annuus (Sunflower) Seedcake, Sucrose, Caffeine, Sodium Hyaluronate, Hydroxyethyl Urea, Hydrolyzed Rice Extract, Sorbitol, Sodium Polyaspartate, PPG-6-Decyltetradeceth-30, Ethylhexylglycerin, Propylene Glycol Dicaprate, Caprylyl Glycol, Trehalose, Polysorbate 80, Carbomer, Sodium Hydroxide, Hexylene Glycol, Citric Acid, Sodium Citrate, Disodium EDTA, Phenoxyethanol.

No es un producto que vaya a comprar con premura ni fascinación, ni mucho menos que llegue a considerar cosmético del mes del blog, pero sí es un producto que no me importaría usar. Esto ya sí es un paso respecto a los otros.

Como en la fórmula Lotion+ tenemos el extracto de pepino y de cebada pero aquí ya crece apreciablemente el número de ingredientes beneficiosos con hialuronato de sodio, cafeína, extractro de arroz, el alga padina pavonica que usa bastante Lauder y otras marcas, o los extractos de algas hypnea musciformis y gellidiela acerosa

Clinique promete con esta hidratante aportar una protección al 87% contra la polución ambiental. En principio solo el ingrediente padina pavonica encuentro que puede ser responsable de este efecto, pues por desgracia apenas hay información disponible de las otras 2 algas que son los ingredientes más prometedores para un efecto antipolución. Con todo y con esto, lo ideal si quieres protegerte de la polución ambiental es, uses o no este producto, usar otros con dosis interesantes de antioxidantes.