Novedades

martes, 14 de noviembre de 2017

5+1 beneficios neuronales de los ayunos intermitentes

La mayoría, por no decir casi todos, de los interesados en los ayunos intermitentes lo hacen por una principal razón: reducir grasa corporal y mejorar su forma y aspecto físico. Y por supuesto todos ellos seguramente encontrarán resultados, más que probablemente bastante satisfactorios.

Pero no es la única motivación existente para incorporar en la rutina diaria los ayunos intermitentes (que, recordemos, pueden ser implementados de muy diversas formas, bien con ventanas diarias de comidas/ingestas de 6, 8 o 10 horas o con algún que otro día de ayuno por semana o varios consecutivos por mes..las opciones son muy variadas, lo cual hace que sea una herramienta con gran capacidad de individualización).

Déjame enumerarte por ejemplo sólo 4 beneficios neuronales de los ayunos intermitentes contrastados en los estudios publicados animales y humanos:

1 - El ayuno mejora la memoria y el aprendizaje

Estudio: Chronic Intermittent Fasting Improves Cognitive Functions and Brain Structures in Mice, PLoS One. 2013 (1)

2- El ayuno puede mejorar la concentración y el aprendizaje

Estudio:Exercise, Energy Intake, Glucose Homeostasis, and the Brain, Journal of Neuroscience, noviembre 2014 (2)

3- Ayunar permite una mejor comprensión de la información

Estudio: Caloric restriction increases learning consolidation and facilitates synaptic plasticity through mechanisms dependent on NR2B subunits of the NMDA receptor., Journal of Neuroscience, septiembre 2007 (3)

4- Ayunar incrementa los niveles del FNDC o BDNF en inglés, Factor Neurotrópico Derivado del Cerebro, que estimula el crecimiento de nuevas neuronas protegiendo de enfermedades que conducen al deterioro cognitivo como Alzheimer o demencia. El BDNF puede generar mayores niveles de creatividad permitiendo mayor acceso a un nivel de fluidez mental.

Estudio: Dietary restriction increases the number of newly generated neural cells, and induces BDNF expression, in the dentate gyrus of rats., Journal of Mollecular Neuroscience, octubre 2000 (4)

5.- Ayunar mejora el estado de ánimo y los niveles de felicidad aumentando los niveles de dopamina, por tanto reduciendo la depresión

Estudio: Short-term fasting-induced autonomic activation and changes in catecholamine levels are not mediated by changes in leptin levels in healthy humans. Clinical Endocrinology, enero 2007 (5)


+1 - Ayunar reduce los comportamientos asociados con comer emocionalmente


Estudio: Effect of exercising while fasting on eating behaviors and food intake. Journal of International Society of Sports Nutrition, septiembre 2003 (6)

jueves, 2 de noviembre de 2017

La conexión azúcar-cáncer se refuerza



Desde tiempo se ha hablado de una relación entre el cáncer y el azúcar, pero averiguar exactamente cómo funciona esta relación no ha estado completamente clara.

Ahora, gracias a un proyecto de investigación de nueve años, los científicos han logrado observar el mecanismo por el cual las células cancerosas metabolizan el azúcar.

El foco de la nueva investigación fue sobre un efecto metabólico que se ha entendido durante más de 90 años. Sabemos que casi todas las células del cuerpo humano requieren energía, y derivan esta energía de los azúcares en los alimentos que comemos. Las células cancerosas también requieren azúcares para crecer y propagarse. Pero su ingesta de glucosa es mucho más alta que la de las células sanas, como es la velocidad a la que fermentan esa glucosa en ácido láctico. Esto se conoce como el efecto Warburg, y es posible que los científicos hayan hipotetizado que tiene algo que ver con la tasa de crecimiento rápido del cáncer. Pero es difícil determinar si el efecto Warburg es un síntoma o una causa de cáncer. Del efecto Warburg y el cáncer he hablado aquí.

Se ha propuesto que el crecimiento de las células cancerosas puede verse obstaculizado por privarlas de azúcar, pero el problema es que actualmente no existe un método para cortar el suministro a las células cancerígenas mientras se mantiene abierto a las células normales. Ésta es la razón por la cual el mecanismo biológico detrás del aumento del metabolismo de la glucosa es importante. Puede ser la clave para matar de hambre a las células cancerosas mientras se mantienen funcionando las células sanas. Todavía no hemos llegado, pero esta investigación nos acerca un paso crítico.

"Nuestra investigación revela cómo el consumo de azúcar hiperactivo por parte de las células cancerosas conduce a un círculo vicioso de la estimulación continua del desarrollo y crecimiento del cáncer", dijo el investigador Johan Thevelein del KU Leuven en Bélgica.

"Por lo tanto, esto es capaz de explicar la correlación entre la fuerza del efecto de Warburg y la agresividad del tumor. Este vínculo entre el azúcar y el cáncer tiene consecuencias radicales. Nuestros resultados proporcionan una base para futuras investigaciones en este campo, que ahora se puede realizar con un enfoque mucho más preciso y relevante ".

El equipo usó células de levadura para su investigación, específicamente buscando en la familia de genes 'Ras', una familia de genes que está presente en todas las células animales, incluidas las células cancerosas humanas. Esto hace que el estudio de las mutaciones Ras en la levadura sea una herramienta cada vez más útil en la investigación del cáncer. La levadura también tiene un metabolismo de azúcar altamente activo, pero no tiene los procesos reguladores adicionales de las células de mamíferos que pueden ocultar los procesos subyacentes.

En términos simples, los investigadores encontraron que la levadura que tenía un metabolismo hiperactivo de glucosa causaba que las proteínas Ras se activaran demasiado, lo que permitiría que las células crecieran a un ritmo acelerado. Sin embargo, esta investigación es un paso en un proceso mucho más amplio. "Los hallazgos no son suficientes para identificar la causa principal del efecto Warburg", agregó. "Se necesita más investigación para averiguar si esta causa primaria también se conserva en las células de levadura".

miércoles, 25 de octubre de 2017

¿El café es aún más sano de lo pensado?: un consumo intensivo podría ser mejor



Que el café es saludable es algo que en este blog hemos ido constatando en los últimos años. Y tiene sentido remarcarlo en tanto hace no tanto tiempo su fama no era tan buena a la hora de considerar si era, o no, un buen añadido a la dieta.

Y en este caso, los amantes del café harán bien en interesarse en un nuevo estudio que concluye que las personas que beben más café viven más tiempo. El estudio fue realizado por la Universidad de Navarra y lo ha publicado la revista European Society of Cardiology. Dicho estudio analizó a casi 20,000 personas españolas que bebían al menos cuatro tazas de café al día. Se les preguntó sobre su estilo de vida, hábitos de salud y consumo de café, y luego los siguieron durante diez años. La edad promedio de los participantes fue de 37 años, y durante esos diez años 337 fallecieron.

Descubrieron que, en comparación con las personas que nunca o casi nunca toman café, los bebedores habituales de café tenían un 64%  menos de riesgo de morir antes de tiempo. Descubrieron que beber dos tazas adicionales de café al día estaba asociado con un 22%  menos de riesgo de muerte. Y los beneficios de la longevidad del café son especialmente marcados para las personas mayores de 45 años, lo que sugiere que el café podría ser incluso más beneficioso a medida que envejecemos.

La Dra Adela Navarro afirmó que beber 4 tazas de café al día puede ser parte de una dieta saludable. Y esto es realmente reseñable porque no estamos hablando de un consumo moderado sino de un consumo bastante intensivo. ¿Quién realmente toma hasta 4 tazas de café al día? Yo consumo hace unos años café, pero jamás tomo más de dos diarios, cuando lo normal en mi dieta actual es uno, si acaso uno doble, pero no más.

En 2015 otro estudio llegó a casi igual conclusión, con una reducción de mortalidad que parecía ser máxima en 4 tazas diarias. ¿Otra buena noticia al menos en aquel estudio? Que parece que el café descafeinado sigue ofreciendo esos beneficios. Y es que, ciertamente, tanto café puede acarrear no tan deseados efectos si tenemos en cuenta la cafeína de un café no descafeinado.

Sí, si miramos estos años atrás encontramos otros tantos efectos beneficiosos para el metabolismo, el hígado, incluso algún cáncer. Pero volvamos a los estudios más recientes, porque hay algún otro francamente interesante. Por ejemplo, en septiembre de este año un estudio aparecido en el Journal of Hepatology concluyó que tanto hombres como mujeres con hepatitis C y VIH tenían un 50% menos mortalidad si bebían 3 o más tazas de café al día. Los autores atribuyeron el efecto a los efectos protectores sobre el hígado y antiinflamatorios.

En agosto de este año, un estudio estadounidense halló que los afroamericanos, los estadounidenses de origen japonés, los latinos y los blancos que bebían más de cuatro tazas de café al día mostraron un riesgo 18% menor de morir prematuramente en los 16 años de seguimiento, en comparación con los no bebedores. Incluso aquéllos que bebían una sola taza de café al día mostraron algún beneficio; el riesgo de morir temprano fue un 12% menor en comparación con los no bebedores.

Ese mismo mes apareció otro estudio realizado en 10 países europeos sobre también el consumo de café. ¿Las conclusiones? Los bebedores intensivos de café tenían un 7% a 12% menos de riesgo de muerte prematura en comparación con los no bebedores. Lo mejor de todo es que el efecto del café fue similar para las personas que bebieron versiones descafeinadas o con cafeína. Esto sugiere que la cafeína no confiere los beneficios principales para la salud del café. Diferentes estudios han señalado otros componentes que podrían combatir la enfermedad cardíaca y el cáncer, como los antioxidantes. Otros compuestos también pueden reducir la inflamación, que es el culpable de muchas afecciones crónicas, especialmente las relacionadas con el envejecimiento.

Si apenas consumes café no quiere decir que tengas que tomar 4 tazas de café cada día. Pero si te gusta el café, has de consumirlo no sólo tranquilo sino feliz y satisfecho de hacerlo porque con ello estás contribuyendo a tu salud. Como ya he comentado parece que los principales beneficios se siguen obteniendo sin cafeína, por lo que si la cafeína es un problema para ti considera el café descafeinado. 

En cualquiera de los casos, en mi opinión, 4 tazas de café todos los días con cafeína me resulta excesiva cafeína. También puedes combinar café descafeinado y con cafeína. Como todo, la dieta ha de adaptarse a las particularidades de cada uno. Por ejemplo, un consumo elevado de café puede no ser la mejor idea para ciertas personas con estómagos sensibles (el café sigue siendo un potente acidificante). 

Yo personalmente combino distintos tipos de café, generalmente una taza diaria (soy más de tés de todo tipo a lo largo del día), tanto con como sin cafeína y de cafetera italiana o tipo nespresso. En ocasiones tomo un suplemento de ácido clorogénico de café verde antes de la comida principal para reducir la glucosa postprandial (aparte de que es un antioxidante), pero no considero eso un sustituto de mi dosis de un café la mayoría de días. 

miércoles, 18 de octubre de 2017

Pioppi, la villa de los 8 secretos mediterráneos


De acuerdo a un nuevo estudio publicado en el International Journal Cancer, seguir una dieta mediterránea puede reducir hasta un 40% el riesgo de cáncer de pecho.

Que la dieta mediterránea es más que una simple moda es algo que ya nadie duda. El cardiólogo Dr Aseem Malhotra -que se describe como un antiguo adicto al azúcar- ha empleado años estudiando las razones del incremento de problemas cardiovasculares en su país, Reino Unido. 

En sus investigaciones, una villa italiana acabó poderosamente llamado su atención. Se trata de Pioppi, en el sur de Italia, donde la diabetes no existe prácticamente. Tras estudiarlos varios años, Malhora halló que su estilo de vida les proporciona muchos años de vida. Su dieta fuera un factor clave, pero también la falta de estrés, siete horas de sueño nocturno y consumir azúcar sólo una vez por semana. 

Todo ello le ha valido para publicar su nuevo libro ‘Pioppi Diet’ sobre la dieta de dicha villa italiana que está reconocida por la Unesco como uno de los orígenes de la dieta mediterránea. La clave es por supuesto entre otras cosas el aceite de oliva, no temer en general a la grasa y limitar el consumo de azúcar y carbohidratos refinados. El Dr Malhotra reconoce que los lugareños comen pasta, pero en pequeñas cantidades, y que el azúcar sin embargo apenas lo consumen. El único postre que toman es los domingos, y pizza apenas una o dos veces por mes. Se toman tiempo para el almuerzo y aunque no van al gimnasio están constantemente de aquí para allá por lo que su actividad física es casi diaria.  
Malhotra cree que más que un peso saludable, existen personas saludables, y es a lo que deberíamos aspirar. Según sus estimaciones, vivir como un habitante de Pioppi reduciría la mortalidad en 20 millones anuales sólo en enfermedad cardiovascular. 

Aparte de lo mencionado, en Pioppi es moderado el consumo de carne y de lácteos distintos del queso. Y lo cierto es que al no tener supermercados están muy adheridos a productos locales. Eso de las máquinas para dispensar chocolatinas y dulces no saben lo que es. 

El hecho de que no tengan supermercados les lleva a practicar a veces no del todo voluntariamente ayunos intermitentes (comer menos en determinados días o épocas). 

Tras sus años de estudio y publicar su libro sobre la dieta de Poppi, el Dr Malhotra cree que en estas 8 claves puede resumirse el secreto de una vida más sana y longeva: 
1- No temas a la grasa, teme a los carbohidratos refinados 
2- Mantente activo – haz ejercicio por salud no por perder peso (caminar es lo mejor) 
3- El aceite de oliva virgen extra es casi medicinal 
4- Duerme 7 horas todos los días 
5- Deja de contar calorías 
6- Consume unos 10 huevos semanales
7- Consume una media de dos raciones de vegetales en dos comidas diarias
8- Ayuna durante 24 horas una vez a la semana

viernes, 6 de octubre de 2017

Ayunos intermitentes: el Estudio de la Salud Adventista 2

Sobre los ayunos intermitentes he hablado en diversas ocasiones, y en ésta merece la pena volver al asunto aunque sólo sea por un reciente estudio al respecto.

Dicho estudio estudio, parte del Adventist Health Study 2, examinó una gran cohorte de personas relativamente sanas. Los adultos (más de 30 años) que asistieron a la Iglesia Adventista del Séptimo Día completaron cuestionarios de salud cada 2 años. Más de 50.000 personas participaron, y este estudio en particular se centró en la hora de las comidas y su relación con el peso corporal. Existe una opinión muy extendida de que comer con más frecuencia ayudará a reducir el peso con el tiempo. Sin embargo, prácticamente no hay datos para apoyar esta suposición, y ha ganado reputación a base de reputación.

¿Debemos comer constantemente para perder peso? Eso es como decir que debemos mojar la ropa con agua más a menudo para que se seque más rápido. Comer más a menudo generalmente resulta en una ingesta superior de alimentos. Y el aumento de la ingesta de alimentos no es muy probable que haga perder peso. Sin embargo, la repetición frecuente de una idea puede convencernos de cualquier cosa. Así que este estudio miró más de cerca esta relación. Si constantemente comes comidas y snacks, pesarás más. El consejo de comer constantemente para perder peso suena realmente estúpido, porque es realmente estúpido.

El estudio también observó que cuanto más tiempo ayunes (18-24 horas) menos pesas. Una vez más, no es realmente difícil de entender. Si le das a tu cuerpo una buena cantidad de tiempo para digerir los alimentos y quemar los alimentos almacenados (grasa corporal), entonces es probable que el peso sea inferior.
Cambio en Índice de Masa Corporal ayunando 7-11 horas (aumento),
12-17 horas (estable), 18-24 horas (se reduce). 

Pero hay datos más interesantes aquí. Comer el desayuno es considerado una parte muy importante de la pérdida de peso. ¿Es correcto? En parte sí. Si tomas el desayuno, es más probable según este estudio que peses menos. A primera vista, parece difícil conciliar los datos. ¿Quieres comer menos, tener un largo período de ayuno nocturno, pero a la vez tomar el desayuno?  La respuesta está en el ritmo circadiano. Hay que recordar que es la insulina, no las calorías totales, el principal motor de la obesidad. Diferentes alimentos provocan diferentes respuestas a la insulina, y por lo tanto tienen diferentes propensiones a causar obesidad. Es decir, 100 calorías de galletas engordan más que 100 calorías de brócoli.

Ahí se refuta la falacia del pensamiento calórico. Pero esto ya lo sabemos todos, o al menos espero que todos los que habitualmente siguen este blog. Pero es que la insulina no sólo tiene una reacción distinta a distintos tipos de calorías sino que también varía su respuesta en función del momento del día. Con esto me refería a los ritmos circadianos (los que gobiernan los horarios internos del cuerpo). Una misma comida por la noche tiene un efecto 30% superior sobre la insulina que por la mañana. Lo malo de todo esto es que a la vez por la noche tenemos más hambre que por la mañana.

 El mismo alimento también provocará diferentes respuestas de insulina en diferentes momentos del día. Comer la misma comida en la cena (en comparación con el desayuno) le da casi 30% más efecto de la insulina. En otras palabras, la comida es más engorde cuando se come más tarde por la noche. Pero las malas noticias para los últimos comedores no para allí. Si usted mira el ritmo circadiano para el hambre, usted encontrará que el hambre es más bajo en la mañana y más grande en la tarde 8:00 PM o tan. 

 Otro estudio también observó este fenómeno .En ese estudio con 20 personas tomando la misma comida bien por la mañana bien por la noche corroboró que el efecto sobre la insulina y la glucosa era superior en aquéllos que sólo cenaban frente a los que sólo desayunaban. Y no sólo eso, pues que además los que sólo cenaban tenían un menor gasto energético.

Aunque lo óptimo es saltarse la cena, realmente es mucho más difícil ya que como he dicho estamos predispuestos a estar en mínimo de hambre por la mañana y en máximos por la noche. Además las cenas tienen un componente social que no tienen los desayunos. 

En mi caso personal, no desayuno pero sí suelo hacer algún tipo de cena. Aunque no es lo óptimo, la cuestión es hacer un ayuno intermitente adaptado a nuestro estilo de vida y que sea razonablemente practicable dentro también de unos parámetros razonablemente científicos. Y aunque cenar en lugar de desayunar no es lo óptimo, no un error grave y que puede ser totalmente salvable con otras estrategias. Por ejemplo, no cenar nada de carbohidratos glucémicos, tampoco cenar en la 1-2 horas antes de acostarse, hacer un ayuno mínimo de 14 horas todos los días y seguir una dieta rica en grasa, moderada en proteína y centrada en vegetales y frutas poco glucémicas como formas de carbohidratos (pomelo, manzana granny smith, frutos del bosque..). 

viernes, 29 de septiembre de 2017

WASO Matificante de Shiseido, un comentario

Cuando estuve este verano de vacaciones en EEUU una de las cosas que me llamó la atención en la disparidad de productos comercializados en el continente americano y Europa fue la línea WASO de Shiseido. Mi sorpresa fue al verla a primeros de septiembre ya en una perfumería y es que finalmente llega a Europa.

Dicho sea que no se trata de una efusiva recomendación (obviamente tampoco lo contrario) pero es una línea interesante para pieles jóvenes que quieren acercarse a Shiseido por unos 30 euros la hidratante. Curiosamente contiene el complejo hidratante PhytoResist+ (Trimetilglicina, Trehalosa, Lamium Album , Eritritol y semilla Yuzu) que tiene la línea siguiente en precio y nivel de edad/envejecimiento que sería Ibuki

WASO Quick Matte Moisturizer Oil-Free
Extrañamente, o al menos a mí me ha parecido extraño, es en la hidratante con color libre de aceites donde el alcohol está en segundo lugar. Y es extraño porque sin embargo en esta acuosa hidratante matificante libre de aceites el alcohol está notablemente menos presente a pesar de que cualquiera intuiría por comparación lo contrario (una 5ª posición que me parece aceptable para el alcohol). 

La fragancia sí está algo elevada. Tiene saxifraga astringente, glicilglicina que mejora la apariencia de poros. El extracto de peonía dice Shiseido que puede mejorar imperfecciones, y es cierto en tanto podría tener alguna acción despigmentante (1). El extracto de nísperos que contiene como algo relativamente novedoso según Shiseido ayuda a reducir el brillo y sea cierto o no al menos sí parece contrastado que puede ejercer un efecto antioxidante en la piel similar al té verde (Phytochemistry, February 2002, pages 315–323).

Puede que no sea la mejor hidratante del mundo para pieles normales a grasas pero es bastante decente y aporta ingredientes interesantes y alguno entre ellos no relativamente muy común. Su precio ronda los 30 euros por 75 ml



Ingredientes: 
Water, Dipropylene Glycol, Cyclohexasiloxane, Betaine, Alcohol Denat., Glycerin, Silica, Peg/Ppg-14/7 Dimethyl Ether, Dipeptide-15, Erythritol, Butylene Glycol, Trehalose, Peg-240/HDI Copolymer Bis-Decyltetradeceth-20 Ether, Peg-6, Peg-32, Phenoxyethanol, Cyclopentasiloxane, Alcohol, Carbomer, Peg/Ppg-17/4 Dimethyl Ether, Caffeine, Fragrance, Potassium Hydroxide, Disodium Edta, Acrylates/C10-30 Alkyl Acrylate Crosspolymer, Aminopropyl Dimethicone, Sodium Metabisulfite, Phytosteryl/Octyldodecyl Lauroyl Glutamate, Saxifraga Sarmentosa Extract, Limonene, Hexyl Cinnamal, Butylphenyl Methylpropional, Eriobotrya Japonica Leaf Protoplasts, Benzyl Benzoate, Linalool, Paeonia Albiflora Root Extract, Lamium Album Flower/Leaf/Stem Extract, Citrus Junos Seed Extract, Eriobotrya Japonica Leaf Extract, BHT, Benzoic Acid, Tocopherol

miércoles, 20 de septiembre de 2017

Estudio PURE: Un respaldo a las dietas ricas en grasas

Que durante décadas la mayoría de supuestos expertos y médicos nos han alertado contra las dietas altas en grasas es algo que todos ya sabemos. Si bien es cierto que nunca debemos consumir en exceso cualquier nutriente por saludable que sea (todos debemos consumir más Omega 3 en Occidente, pero no es recomendable llegar al nivel de consumo de un esquimal).

Los resultados de un nuevo estudio global y a gran escala refuerzan la idea de que son las dietas ricas en carbohidratos refinados en lugar de las grasas las grandes culpables de múltiples problemas de salud. Sus autores canadienses basaron sus hallazgos en datos recolectados de 135.000 personas de todo el mundo. Veamos esos datos.

El estudio PURE (Prospective Urban Rural Epidemiology) siguió a 135.335 personas de entre 30 y 70 años en 18 países: personas de ingresos bajos, medios y altos. Se les preguntó sobre sus dietas diarias y luego se les categorizó en función de las calorías que consumían en forma de carbohidratos, grasas y proteína. Los investigadores siguieron a los participantes durante más de siete años, analizando:

- Muerte por cualquier causa
- Muerte cardiovascular
- Fallo o ataque cardíaco o infarto no mortal

En suma se relacionaron con menor mortalidad estos patrones dietéticos:

- Consumo moderado de alto en grasa
- 3-4 raciones diarias de vegetales y frutas
- Consumir pocos carbohidratos en forma de cereales y harinas refinadas

Comparado con consumos bajos en grasa, el consumo relativamente alto de grasa - sobre 35% de las calorías diarias - fue relacionado con menor riesgo de mortalidad. Esta reducción de aplicó a todos los tipos de grasa y las grasas saturadas se relacionaron con menor riesgo de infarto. 

Fueron en su lugar las dietas altas en carbohidratos refinados (más del 60% de las calorías diarias) las que se relacionaron con mayor riesgo de mortalidad total. El menor riesgo de mortalidad estuvo en quienes consumían 3 a 4 raciones diarias de vegetales, frutas y legumbres. Pero no halló mayores reducciones de mortalidad en quienes consumían aún más frutas o vegetales.

lunes, 18 de septiembre de 2017

Deja de comer cosas insanas antes de comer sanas

A la hora de pensar en llevar una alimentación y estilo de vida saludables, todos pensamos en aquello que debemos incorporar a nuestra dieta. El mantra de 'comer más verduras y frutas' es uno universal, omnipresente e imperecedero. Nos invade pues la idea que el secreto definitivo, y para algunos sacrificio incluso, es llenar nuestra dieta de brócoli, coliflor, manzanas, aceite de oliva virgen y pescado azul. Nadie puede negármelo.

Sin embargo, ¿y si estamos poniendo demasiado énfasis en lo que debemos comer en detrimento de aquéllas cosas que debemos eliminar o restringir en la dieta? Es el caso del artículo  publicado en la edición de junio de 2017 de la revista American Journal of Clinical Nutrition por el doctor Lukas Schwingshackl y sus colaboradores. De él puede extraerse la conclusión de que tiene más sentido disminuir el consumo de alimentos insanos que aumentar el de los saludables.

El objetivo de la revisión de estudios de Schwingshackl y su equipo fue sintetizar el conocimiento disponible sobre la relación que existe entre la ingesta de doce grupos de alimentos con el riesgo de mortalidad por cualquier causa. Y es que una dieta sana es, según leemos en el artículo “uno de los factores más importantes en la prevención de la muerte temprana y la discapacidad en todo el mundo”. Estiman que el 70% de la mortalidad es atribuible a enfermedades no transmisibles, que suelen relacionarse con el estilo de vida como la dieta. Añaden, además, que las personas que no fuman, son físicamente activas y siguen un patrón dietético saludable suelen vivir de 10 a 15 años más, de media, que el resto.

La conclusión principal de ese estudio para mí es que es más arriesgado “comer mal” que beneficioso “comer bien” llegándose a preguntar los autores del estudio si incluir ciertos alimentos saludables es tan o más beneficioso por el hecho de desplazar en la dieta otros no saludables que por esos alimentos en sí mismos. En 2013, la American Institute for Cancer Research, propuso como consejo para controlar el peso corporal disminuir el consumo de alimentos insanos, en vez de sumar “hortalizas, frutas o cereales integrales”.

Antes que 'obsesionarnos' quizás con el pescado azul, los vegetales, huevos camperos, mantequilla.. quizás deberíamos 'obsesionarnos' con quitar los cereales y harinas refinadas, azúcar, carnes procesadas.. aunque como bien dicen los autores, ambos comportamientos están inevitablemente relacionados. La cuestión pues es que ese día se hamburguesería o comida menos sana no se 'compensa' con una mazana y salmón en la siguiente comida, sino absteniéndose de esa comida rápida durante al menos un tiempo.

viernes, 8 de septiembre de 2017

Cosmético del mes (+1 del mes anterior)

Dado que sois muchos los que ansiais especialmente este post y el mes anterior (por vacaciones como la mayoría de vosotros) no elegí finalmente ningún cosmético del mes, aquí va doblete sobre el mismo.

- Delial SPF 50 Bruma Facial

Aparte de que este cosmético tenga buenos filtros solares, no esté hecho a base de alcohol u otras bondades, la razón principal de todas ellas por la que lo he elegido es porque es parte de una nueva serie de cosméticos solares que permiten reaplicar protección solar a lo largo del día incluso encima del maquillaje. Sólo esto lo hace un avance extraordinario, especialmente dado que la fotoprotección se degrada a lo largo del día con el pasar de las horas. 

Como ya he dicho, no tiene una base de alcohol como muchos podríamos sospechar a primera vista por su formato spray y líquido. En cuanto al filtro solar UVA además de avobenzona contiene el Mexoryl XL cuya patente tiene el grupo L'Oreal. De hecho, hablando del grupo L'Oreal su marca de farmacia La Roche Posay ha sacado un producto que es prácticamente idéntico. Dado a misma calidad y muy similar formulación me inclino por el de precio menor, en este caso es Delial el cosmético del mes. Como ingredientes de interés añadido tiene scutellaria baicalensis que es calmante, vitamina E como antioxidante y thermus termophilus que podría proteger de daños la piel frente a las radiaciones. 

- Serozinc de La Roche Posay




Atención pieles grasas y acneica, este producto os interesa. En realidad se trata de una suerte de agua termal 99% con sulfato de zinc y el astringente cloruro de sodio. Este producto no va a sustituirte ningún producto de tratamiento si tienes acné pero viene a aportar una opción de agua termal adaptada a las necesidades de pieles grasas y acenicas. 

El sulfato de zinc ha demostrado cosméticamente: 


Lo cierto no obstante es que los beneficios del zinc, y el sulfato de zinc en concreto, se verían obviamente limitados en esta fórmula al contener menos del 1% ya que se trata -también hay que decirlo- de un producto para un uso no muy localizado y de manera regular o diaria. 

miércoles, 30 de agosto de 2017

En defensa de comer -sólo- 2 veces al día


La vida del joven (sólo tiene 27 años) Max Lowery es un tanto curiosa. Y es que hace 4 años trabaja en el mundo de los bancos. Pero no fue instantáneo dejar aquel mundo de la banca para convertirse en un gurú de la salud. Tras dejar su estresante trabajo decidió viajar por Sudamérica.

Fue en ese viaje donde descubrió los ayunos intermitentes y fue ese simple hecho el que desencadenó su pasión por el mundo de la nutrición. Según sus palabras también fue bastante curioso, para muchos casual, su acercamiento a los ayunos intermitentes ya que fue su deseo de ahorrar tiempo en comer y dinero en comida lo que, inconscientemente, le introdujo en ellos.

Estando en Brasil, encontró unos restaurantes tipo buffet que le convencieron bastante. ¿Y en qué se suelen basar este tipo de restaurantes? En comer todo lo que desees por un precio fijo. Así pues, Max se embarcó en hacer prácticamente una sola y abundante comida al día sobre las 6 de la tarde. Enseguida comprobó cómo podía perfectamente controlar su apetito el resto del día y se sentía realmente mejor. Pero el momento clave para ser consciente de cómo los ayunos intermitentes jugaban a su favor fue cuando regresó a Londres y volvió a comer sus tres principales comidas diarias. Volvió a sentirse más cansado y menos energético y su grasa corporal perdida comenzó a aumentar de nuevo.

A partir de entonces comenzó a investigar sobre los ayunos intermitentes y se dio cuenta que lo estuvo haciendo más que bien en Sudamérica sin ser consciente del todo. Ahí comenzó su vida dedicada al mundo de la nutrición como gurú de los ayunos intermitentes y su libro 'The 2 Meal Day' es buena prueba de ello.

La premisa de su libro 'The 2 Meal Day' es comer sólo dos comidas diarias -bien desayuno o almuerzo o bien almuerzo y cena, lo que supone unas 16 horas de ayuno cada día- para mantener el cuerpo en un estado de quemar grasa acumulada en lugar de quemar carbohidratos. La cuestión no es saltarse comidas sino mantenerse en un estado de ayuno el suficiente tiempo.

Según Lowery, lo ideal es al principio eludir siempre la misma comida para generar una rutina. La gran mayoría de sus clientes, el 80%, se saltan el desayuno en lugar de la cena. Suele ser más sencillo saltarse el desayuno que la cena, porque estamos más hambrientos siempre por la noche y porque es siempre la cena más un evento social de lo que pueda serlo un desayuno.

En el debate de si es mejor saltarse el desayuno o saltarse la cena, Lowery no parece muy favorable a consumir el desayuno en tanto por la mañana tenemos los niveles de cortisol (hormona del estrés) más elevados, lo cual puede agravar los efectos metabólicos de aumentar la glucosa (con ingesta de comida) por la mañana. 

Para algunos en Reino Unido ésta es una nueva versión de la famosa dieta de ayuno intermitente en el país llamada 5:2 porque prescribe consumir muy pocas calorías dos días por semana. En realidad lo que propone Lowery (y que coincide bastante, por cierto, con lo que vengo haciendo en los últimos meses) es bastante distinto en tanto comer dos veces al día no restringe las calorías consumidas en esas dos comidas.