Novedades

domingo, 20 de junio de 2010

Beneficios cosméticos de la vitamina D

Cada día somos más conscientes de la vital importancia de adecuados niveles de vitamina D para una salud óptima, sin embargo aún no estamos suficientemente familiarizados con el rol que puede jugar esta vitamina en la piel. Por desgracia, la principal forma de obtener esta vitamina, a través de la exposición solar, no deja de suponer un riesgo para el envejecimiento cutáneo.

En realidad la vitamina D no encaja muy bien en la definición de vitamina en tanto el cuerpo puede sintetizarla por medio del Sol, aunque es cierto que muchos factores como el color de piel o la edad pueden reducir esta capacidad. Los expertos en vitamina D no dejan de recordarnos que más que una vitamina es una hormona. A través del colecalciferol (la llamada vitamina D3) que genera el Sol en la piel, el cuerpo acaba obteniendo de hecho una hormona como el calcitriol, que influye en centenares de genes. La vitamina D, al ser liposoluble o soluble en grasa, tiene gran afinidad con las membranas celulares. Es incluso asombrosa la influencia de la vitamina D sobre las principales células de la epidermis: los queratinocitos. Y es que la división y diferenciación de los queratinocitos (que suponen más del 90% de células de la epidermis) puede controlarse con la vitamina D. ("Involvement of endogenously produced 1,25-dihydroxyvitamin D-3 in the growth and differentiation of human keratinocytes" Biochim Biophys Acta.1991; "Vitamin D and the skin" J Bone Miner Metab, 2010). Sin adecuado aporte de vitamina D, las células epidérmicas no se diferenciarán correctamente (la diferenciación es el proceso por el que las células adquieren una función y forma), y como consecuencia se favorece su fragilidad o deshidratación entre otras consecuencias.

- Protección y reparación

Con anterioridad he hablado del sistema inmunitario innato y la importancia de la vitamina D dentro del mismo. Y lo cierto es que la piel es un órgano crucial dentro del sistema inmunitario innato, ya que es nuestra principal barrera frente al mundo externo. En la propia piel, la vitamina D ayuda a formar una barrera protectora contra los invasores externos favoreciendo una respuesta inmunitaria innata efectiva. Por ejemplo, la vitamina D hace posible que tras una herida se produzca la expresión del péptido microbiano catelicidina, de modo que los queratinocitos pueden reconocer y combatir una infección desde la primera línea ("Injury enhances TLR2 function and antimicrobial peptide expression through a vitamin D-dependent mechanism", J Clin Invest. 2007). Análogos de la vitamina D han demostrado, asimismo, aumentar la expresión de otro péptido antimicrobiano, el LL-37, que controla la flora microbiana, atrae células inmunitarias hacia la piel, promueve la reparación epitelial y la curación cutánea. La dermatitis atópica o eccema, la psoriasis y las úlceras crónicas en las piernas se derivan de una falta de expresión de estos péptidos. ("Sunlight, vitamin D, and the innate immune defenses of the human skin" J Invest Dermatol. 2005)

- Vitamina D como antioxidante

A la hora de cuidar nuestra piel, todos sabemos perfectamente que los antioxidantes más que importantes son realmente necesarios. El ataque de los radicales libres deteriora la estructura de nuestra piel, su resistencia, flexibilidad y elasticidad..etc La vitamina D es un potente antioxidante, tanto que es superior a la vitamina E en la reducción de la oxidación lipídica o de grasas y a la hora de estimular enzimas que protegen frente a la oxidación ("Comparative effectiveness of vitamin D3 and dietary vitamin E on peroxidation of lipids and enzymes of the hepatic antioxidant system in Sprague-Dawley rats" Int J Vitam Nutr Res., 1996; "Vitamin D is a membrane antioxidant. Ability to inhibit iron-dependent lipid peroxidation in liposomes compared to cholesterol, ergosterol and tamoxifen and relevance to anticancer action" FEBS Lett. 1993). Mientras la industria cosmética hace uso masivo de la vitamina E, casi no existen cosméticos que incluyan vitamina D. Además, conforme nos hacemos mayores, la propia piel pierde su capacidad para obtener vitamina D a través de los rayos solares. Es de esperar que en el futuro los cosméticos empiecen a incluir una vitamina con tan importantes beneficios cutáneos.

11 comentarios:

Ignacio dijo...

Recientemente te referistes en un excelente artículo (2 de junio de 2010) al límite de las 6 de la tarde de la latitud mediterránea a partir de la cual no se generaba vitamina D ¿a qué hora equivaldría en Canarias? (hora Canaria.

Anónimo dijo...

Me llamo Alejandro y tengo 22 años, soy de Argentina, y la verdad es que tus posteos son fantasticos, de interes general y sustentados sobre bases cientificas comprobables, un gusto leerte, y una herramienta útil a la hora de elegir productos y elaborar un plan re rutina de cuidados. Saludos desde Argentina, espero seguir leyendo notas de calidad por mucho mas tiempo

Adolfo David dijo...

El artículo de tiempos de exposición solar favorable lo edité para Canarias. Michael Holick marca el límite de 6 de la tarde local para todas las latitudes.

M. Clara dijo...

Yo la verdad es que ya me he hecho fan de la vitamina D, llevo mas de un año tomándola y desde entonces: 0 resfriados o infecciones...

No me atrevo a tomar mucha porque tengo un cálculo en el riñón y como no me hago analisis de vit D en sangre, pues me da miedo pasarme de 1000UI

Una pregunta, David: ¿Puede utilizar Reterides las personas con rosacea leve/cuperosis?

Anónimo dijo...

Tengo entendido que la vitamina C y el retinol es de lo mejor para la piel, no hay productos que contengan la vit. D,C y retinol, como escoger entonces?.

CORAL dijo...

Buenaaaas! Quería consultaros un tema que no tiene que ver con el post de hoy, perdón!!! Veréis, tengo la piel muy mal ultimamente en cuanto a flacidez,manchas y arrugas y...bueno, de todo. Había pensado comprarme dos supersérums de los que recomendáis: el sérum Tensage y el Advanced N.R.Concentrate. El primero lo quiero porque tengo mucha flacidez y el segundo para todo lo demás. Mi duda es si puedo utilizar los dos juntos, es decir en la noche los dos..cual primero y cual después...o cómo hago para poder usar estos dos fantásticos. Muchas gracias. Saludos.

Anónimo dijo...

Perdón por preguntar algo que no tiene nada que ver con el tema de hoy, pero ¿alguien sabe si es lo mismo el pan de "espelta" que el pan de "escanda"?
Gracias

Anónimo dijo...

Respuesta para M. Clara:
Yo también tengo cuperosis leve e intenté utilizar, bajo supervisión de mi dermatóloga, dadas sus virtudes para renovar la piel. Pero mi piel no soporta la vitamina A ácida; empeoró el enrojecimiento y me resecó y cuarteó la piel, así que tuve que dejarlo y pasarme a los glicólicos de Neostrata y de Theavit. Estos sí los tolero y no enrojecen mi piel. De todas formas, si te atreves con Retirides utilízalo siempre de noche y utiliza un protector 50 dúrante el día. Y haz el tratamiento a partir de otoño. El sol de verano podría provocarte manchas.
Saludos a todos. Me encanta este blog; es fantástico. (A ver si miroo cómo puedo registrarme para no ir de anónima).
Alicia

Anónimo dijo...

Pues si, la harina de espelta se conoce como escanda en la zona de Asturias, donde es muy común, pero son la misma cosa . Creo que allí tienen dos variedades, pero no lo recuerdo ahora. Esta harina hace un pan buenísimo, la utilizo para hacer panes, bizcochos y el pan chillah judío que acabo de hacer hoy mismo. Casualidad! Espero te sirva,anónimo de las 18,31. Sdos.Tere

Mario dijo...

¿Cual es la receta del pan Chillah?. Yo también hago pan con harina de espelta semiintegral orgánica y le echo piñones, leche de avena y canela.

Ignacio dijo...

Aunque supongo que Michael Holick no lo recoge debido a la gran cantidad de variables que maneja, me pierdo un poco con los dichosos cambios de hora como el adelanto de una hora a fines de marzo y el atraso de noviembre. Supongo que las 6 de la tarde se refiere al período de primavera y verano y parte de otoño y el resto de estaciones en las que anochece antes a lo mejor hay que contar no una hora antes de las 5, sino hasta 3 horas antes de la puesta de sol.