Novedades

viernes, 23 de junio de 2017

'Mind over Meds' (La Mente por encima de los Fármacos): El último libro del Dr Andrew Weil


En otras ocasiones he hablado del Dr Weil, sus libros, sus recomendaciones. No en vano es uno de los grandes gurús mundiales de lo que él mismo denomina medicina integrativa. En su último libro 'Mind over Meds' pretende hablar, tal como reza su subtítulo, de cuándo los fármacos son necesarios, cuándo hay alternativas mejores y cuándo hay que dejar que tu cuerpo se repare a sí mismo. 

Recientemente, a propósito de la publicación de este libro, concedió una entrevista al New York Times que parcialmente reproduzco en tanto subscribo su espíritu y lo fundamental de sus ideas concretas: 

- En su libro dice que tenemos un problema, ¿cuál es exactamente el problema?

Estamos tomando excesivos medicamentos - un patrón que ha ido cimentándose durante el último siglo. Hay una fuerte mentalidad tanto en los médicos como en los pacientes de que los medicamentos son el único modo de tratar la enfermedad. La gente espera salir con algún fármaco cuando va a la consulta y los médicos están entrenados para eso. No se le enseñan otros métodos para abordar problemas comunes. Los esfuerzos de las farmacéuticas contribuyen a esta situación, modelando tanto las expectativas del paciente como el comportamiento del médico. 

- ¿Cuál es su opinión sobre las estatinas que están veneradas que como dice en su libro algunos médicos han pedido añadirla al agua potable?

Pienso que la importancia de las estatinas está ampliamente sobredimensionada. Su utilidad es básicamente para reducir el colesterol LDL o el colesterol malo para personas que tienen un historial de ataques cardíacos o con alto riesgo. Pero esto es sólo un factor entre la complejidad de factores que influyen en la salud arterial. En resumen las estatinas no deberían ser nuestra primera línea de acción contra la enfermedad cardiovascular sino parte de un amplio plan que incluya cambios en el estilo de vida como actividad física y reducción de estrés. Y tienen sus efectos secundarios como diabetes, dolores musculares o pérdida de memoria. 

- Muchos queremos pasar por alto hacer esfuerzos como ejercicio o cambios en la dieta y simplemente preferimos tomar una pastilla para la diabetes, el insomnio, la depresión o el resfriado. 

Los fármacos son muy útiles en problemas de salud de corto plazo pero no deberían ser nuestro tratamiento principal en situaciones de largo plazo o crónicas. No sólo por el riesgo de reacciones tóxicas o efectos secundarios sino porque podrían agravar situaciones o condiciones del organismo como resultado de la reacción homeostática cuando éste intenta reequilibrarse. 

Por ejemplo los pacientes tomando inhibidores de la bomba de protones (Omeprazol) deben saber que si los toman durante mucho tiempo seguido después cuando intenten dejarlos los síntomas serán aún peores habiéndose creado una dependencia innecesaria. Así que a veces es mejor no empezar con un fármaco. 

Otro ejemplo: sólo usaría antidepresivos para personas con depresión muy profunda y como mucho durante un año máximo. Con el uso muy prolongado acaban agravando la depresión. Para depresión moderada yo probaría otras cosas: ejercicio regular, reducir cafeína, acupuntura, terapia cognitiva, vitaminas B y D, hierba de san Juan, aceite de pescado, y pasar más tiempo con gente feliz. 

- ¿Sobre qué fármacos de venta libre deberíamos preocuparnos y por qué?

De los antiinflamatorios no esteroideos como aspirina, ibuprofeno...Son muy útiles en problemas de corto plazo pero acarrean severos riesgos de hemorragias y problemas cardiovasculares y renales, 

Luego están los inhibidores de la bomba de protones como el Omeprazol, que la gente ni debería empezar a tomar, Su riesgo de dependencia es muy alto y crean otros problemas también. Y algunos fármacos para dormir como antihistamínicos que no recrean el sueño natural y se han relacionado con demencia. 

- ¿Qué hay de los fármacos para los resfriados?

En la mayoría de casos no son útiles, Por ejemplo los descongestionantes y supresores de la gripe no funcionan en primer lugar. Lo mejor es dejar pasar tiempo con descanso y bebiendo líquidos. Hay algunos productos naturales que pueden ser útiles como el astrágalo, la andrographis o la equinácea. 

- ¿Qué es lo que más le preocupa sobre los fármacos que se dan a los niños?

Lo que más me preocupa sin duda son los fármacos psiquiátricos que se están dando a los niños como benzodiazepinas o antidepresivos, antipsicóticos y fármacos para la hiperactividad y desorden de atención, cuyo diagnóstico psiquiátrico se da muy alegremente. Mi principal preocupación es que realmente no tenemos idea de los efectos de esos medicamentos en el cerebro, y estamos haciendo un enorme experimento a nivel nacional con nuestros niños dándoles esa cantidad de fármacos. 

Otra preocupación es cuán rápidamente hacemos de los fármacos la primera recomendación contra la obesidad infantil, cuando deberíamos usar en primer lugar la dieta y el estilo de vida. Un principal mensaje en mi libro es informarse sobre los medicamentos, sus beneficios, sus riesgos, sus usos apropiados y las alternativas que existen.. 


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Me parece un articulo muy interesante y conveniente. Habría que hacer mucho más caso de estos consejos, que llevan tiempo comentándose.
Muchas gracias, un saludo,
MªLuisa

REYES dijo...

Muy interesante este artículo.

¿ Se puede comprar este libro en España ?
Gracias

Adolfo David dijo...

En inglés supongo, al menos de momento