Novedades

lunes, 3 de febrero de 2014

Médicos que curan el cáncer: El Dr Nicholas González

Ganador sorteo post semana pasada: Victoria por comentario 29 enero a las 17:00 (mi mail es david_europa@hotmail.com)


"Después de todo, para la mayoría de casos, no hay pruebas de que la quimioterapia prolongue la esperanza de vida. Y ésta es la gran mentira sobre esta terapia, pensar que hay una correlación entre la reducción del tumor y el aumento de la esperanza de vida del paciente" 

 Philip Day en "Cancer: Why we are still dying to know the truth"


Leer este libro no es fácil. Y no lo es porque enfrentarte a la verdad a veces es duro. Especialmente cuando la verdad no sólo está oculta, sino que lo está por parte de los Gobiernos, los medios de comunicación y todos aquéllos que determinan en último lugar cómo vivimos y, en este caso, cómo morimos. Porque este libro trata de eso, de una enfermedad que asociamos a muerte cuando, en muchas ocasiones, tan culpable es la propia enfermedad como el supuesto remedio que la medicina oficial proporciona. Podría decir que este libro, a partes iguales, nos abre los ojos a la esperanza como nos aflige el corazón por cuánta miseria humana existe en este mundo.

Resulta complicado ir pasando las páginas de este libro de Suzanne Somers sin contener el aliento. Y en el fondo supone un shock no sólo médico sino político y social. Somers ayuda a correr las cortinas tras las cuales un mundo de hipocresía, de engaño y de fraude se abre paso, y uno no puede dejar de preguntarse si la vida que a nuestro alrededor vivimos no será, por entero, una estafa como lo era El Show de Truman. Porque a veces está mejor visto morir según los métodos políticamente correctos que sobrevivir por medios extraoficiales. Porque para vencer al cáncer no sólo tienes que luchar contra el cáncer sino -además- contra las autoridades oficiales, los médicos adiestrados por las compañías farmacéuticas y a veces contra el mundo entero. Si todo oncólogo debería leer un libro, diría que sin duda debería ser éste: Entrevistas con Médicos que Curan el Cáncer. Bravo, Suzanne, bravo.

En este libro Suzanne Somers entrevista a un total de 11 médicos con extraordinarios resultados en pacientes con cáncer. Y hablamos de todo tipo de cánceres imaginables e incluso de cánceres en estado muy avanzado. Cada uno emplea un método más o menos diferente, pero nadie puede negar lo obvio: los resultados dejan a cualquiera boquiabierto. Mi intención es reproducir extractos seleccionados en español de cada entrevista. Hoy empezamos con el Dr Nicholas González. Principalmente traduzco las respuestas del doctor, y en caso de haber una pregunta previa traducida ha de entenderse que está formulada por Suzanne Somers.

- Dr Nicholas González

El Dr Nicholas González es un renegado. Hay que tener mucho carácter para pensar que las grandes compañías, los medios de comunicación y hasta tus compañeros de medicina se equivocan.  González se graduó cum laude en la Universidad de Brown y completó su curriculum en Columbia. Recibió el graduado médico por la Escuela de Medicina de Cornell y ha sido laureado con diversos honores por sus actuaciones en medicina interna e investigación en la inmunología oncológica. 

Su actual carrera contra el cáncer comenzó de un insospechado modo: eligiendo al Dr Kelley para un trabajo en segundo año de medicina. El Dr Kelley era un dentista que había desarrollado en los años 69 y 70 un método intensivo para tratar el cáncer con bastante éxito: un enfoque nutricional y enzimas pancreáticas. González encontró pacientes de Kelley que tras 5, 10, 15 años o más seguían vivos con cáncer, uno tras otro con un nivel de supervivencia sorprendente.

El método del Dr González es controvertido. Todo el que se salga de la línea oficial lo es. Pero nadie puede negar lo evidente: sus resultados resultan impresionantes. Actualmente tiene consulta en Nueva York, donde van personas de todo el mundo a tratarse.

- Completé mis investigaciones sobre el Dr Kelley siendo un alumno de inmunología del Dr Good, y cuando finalmente puse en 1986 todos mis resultados en un monográfico a nadie le interesó publicarlo. Pensaban que era de locos que un programa nutricional hiciera algo contra el cáncer. Pero los resultados que vi me impresionaron tanto que acabé aplicando aquel método.  
- El programa de Kelley tenía tres componentes básicos: una dieta individualizada (hay diez tipos de dietas desde una vegetariana hasta una Atkins con hasta 90 variaciones), grandes dosis de enzimas pancreáticas y rutinas de detoxificación con enemas de café y métodos para limpiar el hígado. El componente central son las enzimas pancreáticas que todos sabemos que sirven para digerir los alimentos. Pero ya hace 107 años, el Dr Beard, un escocés experto en embriología, dijo que las enzimas pancreáticas son la principal defensa del cuerpo contra el cáncer. Escribió su teoría y tesis apoyándola con datos en 1911, pero estaba tan adelantado a su tiempo que nadie le hizo caso. Murió en la oscuridad y el anonimato. El Dr Kelley simplemente resucitó la teoría de la terapia de enzimas.  
- Cuando conocí al Dr Kelley en 1981 me di cuenta cuán mal comía siendo estudiante a base de pizza y comida basura. Conocerle me cambió la salud. Pensaba que tenía una salud óptima, pero como siempre digo a mis pacientes, no confíes en un médico que no sigue las reglas que recomienda. Llevo haciendo enemas de café durante 28 años, y el programa completo es barato, sobre todo cuando lo comparas con la quimioterapia. El problema de las enzimas es que no se pueden patentar, por eso las farmacéuticas no tienen interés en ello. Las farmacéuticas conocen mi trabajo pero preferirían que me atropellara un coche.  
- Si un paciente no puede comer no podemos hacer nada con él, porque las enzimas inyectables no están disponibles en Estados Unidos a pesar de que es algo muy barato. 
- En nuestra web tenemos los casos de media docena de pacientes con cáncer de páncreas, algunos de cuales llevan 15 años vivos. Todos tenían en biopsias un cáncer extendido. Uno de ellos recibió previamente quimio para la metástasis del hígado pero sigue vive con nosotros ocho años después y está bien. Más del 50% de nuestros pacientes con cáncer pancreático grado IV se mantienen bien a largo plazo.  
- La limpieza hepática dura cinco días. Durante los cuatro primeros toman un producto llamado Phosfood que disuelve los cálculos biliares. El quinto día se toman dos dosis de sales Epsom que relaja los conductos de la vesícula y el hígado y antes de ir a la cama deben tomar medio vaso de aceite de oliva virgen en el estómago vacío para estimular los conductos vesiculares. Y esto añadimos los enemas de café.  
- El Dr Kelley decía que el cáncer y todas las enfermedades comienzan con un sistema digestivo pobre - mala nutrición, mala absorción y mala digestión- y creo que es cierto. Tenemos que hacer que todos los órganos de la digestión funcionen adecuadamente: el hígado, la vesícula, el páncreas, el estómago y los intestinos.  
- Veo paciente tras paciente con cáncer que se pone bien. Para mí no podía haber elección posible; un científico no puede renegar de los hechos. Francamente mi vida sería mucho más cómoda si no hiciera esto, tendría una carrera más tranquila. Pero si eres un científico honesto, no importa si se trata de polvo de la luna, se trata de que funcione. Si algo funciona, aplícalo. Kelley era una persona muy complicada, nunca le habría elegido de amigo, pero estaba curando el cáncer. 

- Espera un minuto, has dicho que curaba el cáncer. Has dicho curar. 
- Tengo que decir que sí y soy muy cauto con el uso de esta palabra por razones legales y médicas. Digo que Kelley curaba el cáncer. Tratamos a un paciente que en 1982 fue diagnosticado con cáncer de páncreas con metástasis en el hígado. En la clínica Mayo confirmaron con biopsia el cáncer de páncreas con metástasis. Del peor tipo. Le dieron dos meses de vida y si tenía mucha suerte un año. Ni siquiera le quisieron dar quimio. Tengo las notas de aquel médico de la Mayo y he de decir en su favor que fue honesto y no le dio quimioterapia, lo cual no es común. Aquella persona leyó algo sobre Kelley y vino a la consulta, comenzó la terapia y al poco tiempo volvió a la gasolinera familiar a trabajar ocho horas al día. El Dr Good dijo que nunca había visto un caso igual. Hace seis semanas -no había hablado con ella desde los 90- llamó a mi oficina para saber qué tal estaba. Han pasado 27 años desde su diagnóstico y desahucio. Eso es una curación.  
- La quimioterapia funciona básicamente en tres tipos de cánceres: la leucemia infantil, algunos linfomas y el cáncer testicular.  
- Hubo un matemático alemán llamado Abel que en 1992 publicó un monográfico sobre los estudios acerca de la quimioterapia. Fue financiado por el gobierno alemán, quien quería alguien independiente alejado de la medicina. Revisó toda la literatura médica mundial de los cánceres de pecho, colon, pulmones y páncreas y halló en todos ningún beneficio excepto en los tres que he mencionado. Publicó su monográfico en alemán e inglés pero la comunidad oncológica de EEUU vetó aquella publicación. En 2001 hubo una versión actualizada con el mismo resultado: para la mayoría de cánceres la quimio no hace nada. Ni siquiera fue traducido al inglés por la presión política. Hablé con aquel matemático y dijo estar harto de que le atacaran por ser un matemático. Cualquiera le habría agradecido aquel esfuerzo de revisión, pero las conclusiones eran tan contradictorias con lo que los oncólogos quieren creen que era continuamente hostigado.  
- Es difícil para mí creer que un oncólogo que ha estado 4 años en la universidad, otros 4 años en la escuela médica, 3 años de residencia y 4 de postresidencia en oncología no sepa conectar las cosas. Hay que ser un absoluto idiota para no darse cuenta de que en la mayoría de cánceres la quimio no hace nada. Está en las revistas científicas. No es un secreto.  
- El 95% de los pacientes que recibo en mi consulta han sido absolutamente brutalizados por la medicina oficial: quimio, radioterapia y cirugía, todos procedimientos grotescos. Vente un día a mi clínica y escucharás a docenas de personas llamar a la consulta con una de esas historias de horror sobre las terapias convencionales en las que les pusieron con falsas esperanzas, y entenderás por qué nos enfadamos cuando es a nosotros a quienes nos critican. Estas personas llegan aquí medio muertas por tratamientos que les prometieron que podían funcionar, y lo vemos sobre todo en cánceres de páncreas porque somos conocidos por tratar este cáncer. A estas personas les dieron terapias que nunca podrían funcionar, y a veces se están muriendo y es demasiado tarde para nosotros.  
- Gemzar es la última terapia quimio aprobada rápidamente por la FDA, empleada en todo el mundo y ofrecida como un gran avance. En estudio, Gemzar ofrece una esperanza de vida en un paciente con cáncer de páncreas de 5,7 meses frente a 4,2 meses del fármaco anterior. Un mes más de vida, y esto lo consideran un gran avance. ¿Cómo le puedes decir a un paciente que va a mejorar con esto cuando ningún dato lo apoya? 
- La quimioterapia puede reducir el tumor pero no te va a prolongar la vida.  
- Si quisiera hacer dinero habría sido un cirujano cardiovascular que cobra 60.000 dólares por operación y hace dos al día. Así se hace dinero en medicina, no haciendo lo que yo.  
- Kelley creía que había personas con un fuerte sistema simpático y otras con un fuerte sistema parasimpático. os simpatéticos son muy organizados, escrupulosos y buenos líderes. Los parasimpáticos son menos disciplinados pero suelen ser bastante creativos. Las primeras  personas tienden a tener tumores de pecho, pulmones, estómago, páncreas, colon, hígado, próstata, útero y ovario. Las segundas tienden a tener cánceres inmunológicos como leucemia, mieloma, sarcoma y linfoma. Las personas con equilibrio en ambos sistemas tienen más complicado tener cáncer. Con un sistema simpático muy marcado usamos dietas más vegetarianas, pero si hacemos esto con un parasimpático lo estamos haciendo mal. Ellos son nuestros esquimales como los llamamos y funcionan bien bajo una dieta tipo Atkins. El perfil del sistema nervioso autónomo de una persona es crucial para confeccionarle una dieta y protocolo de suplementos.  
Los simpatéticos por ejemplo necesitan mucho potasio y magnesio pero los parasimpáticos necesitan más bien calcio. No obstante, las mujeres actualmente sobreconsumen calcio.  
- Kelley me enseñó a ver el cáncer como una enfermedad crónica que podía ser manejada de por vida. Fue una de las primeras personas en usar la analogía de que el cáncer debería tratase como la diabetes. Los diabéticos pueden vivir cien años si siguen una dieta adecuada o toman la insulina que necesitan y pueden tener una vida normal . 
Tengo pacientes que han estado conmigo hace 10 o 20 años y aún tienen tumores. Muchas veces el tumor no desaparece. Un paciente mío vino hace 18 años con cáncer de pulmón y aún tiene un tumor en sus pulmones. ¿Está curado? Como un diabético, está manejando su enfermedad. Si un diabético abandona su dieta y su insulina, se muere en una semana.  
- Añade más azúcar y productos refinados, que van directos al hígado, y entenderás por qué tenemos problemas.  
- Los parasimpatéticos son demasiado alcalinos y necesitan ser más ácidos, y es por lo que funcionan bien con carne roja. Los simpatéticos son ácido-dominantes, así que sí necesitan alcalinizarse. La gente con cáncer de pecho, de colon y de hígado son siempre muy ácidas. Para ellos alcalinizarse es lo correcto. Pero si alcalinizamos más a un parasimpatético le deprimiremos, no querrá levantarse por la mañana y su linfoma empeorará. Los tumores parasimpatéticos existen en ambientes alcalinos, como las leucemias, linfomas y mielomas. Creemos que los sarcomas y mielomas ocurren en personas demasiado alcalinas. Algunos pacientes deciden por su cuenta ser vegetarianos una vez tienen cáncer, pero si son parasimpatéticos es totalmente incorrecto. 


26 comentarios:

Inma Martin dijo...

Simpateticos y parasimpatéticos, no había leído una estupidez más grande en mi vida... Y ni la lipasa, ni la amilasa, ni la proteasa, por desgracia, curan ningún cáncer.

Inma Martin dijo...

Carmen Casas: ¿qué le ha dicho el derma a tu chico?. La alopecia areata se suele curar con corticoides. http://www.recuperarelpelo.com/noticias/alopecia-areata.html

¿Te gustó el libro que te envié?. El chat del facebook no me funciona bien. Te escribo y no te llega. Un abrazo fuertote. Muacs.

victoria dijo...

hola david soy Victoria, que bien que suerte he tenido que me ha tocado el sorteo! tenia muchas ganas de probar el LE Mix! luego te envio un email! saludos
victoria gonzález

Miss Potingues dijo...

Tremendo, e interesantísimo!!!

Inma dijo...

Estos gurús con lenguaje pseudocientífico dan pánico. Se aprovechan de la desesperación de los enfermos. ¡Anda que no hay casos de personajes de este tipo que han terminado en prisión tras vender a sus pacientes falsas esperanzas , sugerirles abandonar la medicina científica con el fatal final repleto de sufrimiento. Que actualmente no hay una solución contra el cáncer que vaya a la causa, ya lo sabemos , pero otra es crear falsas expectativas en una enfermedad tan grave y desesperante.

Paloma dijo...

Me ha parecido interesantísimo. Dónde puedo comprar este libro?

No podría estar más de acuerdo en que las terapias oncológicas actuales no curan. Desgraciadamente he visto demasiados casos a mi alrededor de sobre tratamiento, o de recaídas al cabo de los años con un cáncer peor que el primero, y sospecho que los casos que se han curado han sido en realidad sobrediagnósticos que se hubiesen curado solos porque en realidad no llegaban a la entidad de cáncer.

Sobre todo me ha gustado esta frase, no podría estar más de acuerdo:
"El Dr Kelley decía que el cáncer y todas las enfermedades comienzan con un sistema digestivo pobre - mala nutrición, mala absorción y mala digestión."

Adolfo David dijo...

Inma Martín, la división del sistema nervioso autónomo en simpático y parasimpático y la proclividad a tener uno más desarrollado creo que lo conoce o debería conocer cualquier médico.

Inma, por ejemplo en la cárcel intento meter la FDA al Dr Burzynski. Hoy en día la FDA practica ensayos en humanos con su propio método.

Como no puedo traducir todo no he traducido ningún testimonio, porque todos los médicos vienen con testimonios reales de pacientes con cánceres confirmados por la medicina oficial en su origen. Y como dice el Dr González, lo que importa es que haya pacientes que se curen da igual el método y todos esos casos nadie los puede refutar.

Paloma dijo...

Por cierto, sólo hay que mirar las estadísticas para ver que a pesar de todos los avances que nos quieren vender (nunca mejor dicho), de todo el dinero gastado en medicación, de las caras máquinas de radio y de los congresos que se celebran, el número de muertos por cáncer no disminuye. Y sí, hay que leerlo bien, porque los médicos siempre hablan del número de curaciones, porque consideran que una persona viva 5 años después del diagnóstico es una curación. Pero como ahora los métodos de diagnóstico son más precisos, es más facil sobrevivir 5 años, pues el cáncer es más pequeño cuando se descubre.

Adolfo David dijo...

Paloma, el libro está en inglés. En España lo tienes disponible en la web de LE aquí como algunos otros libros de Suzanne Somers.

http://lifeextension.es/libros/131--knockout-doctors-who-are-curing-cancer-.html

Serdna dijo...

Respecto del Dr. González: en su favor hay que decir que no he encontrado negación alguna a su acusación de sabotaje del estudio clínico de su terapia al asignársele pacientes que ya no podían tragar.

Respecto del Dr. Burzynski: a mí (como he añadido a mi entrada al respecto del cáncer) ya no me queda ninguna duda de que es un iluminado, chapuzas e incompetente. Echad un vistazo a los resultados obtenidos y a la falta total de seriedad de sus ensayos. Si los antineoplastos son efectivos en algún tipo de glioma, habrá que seguir esperando a que alguien competente lo evalúe: si hay ya alguien haciéndolo será algo positivo.

Por cierto, siempre hay que tener en mente que los pacientes muertos no lo cuentan en ninguna página web, aunque sí hay quien ha terminado escribiendo por ellos.

Paloma dijo...

Muchas gracias, Adolfo. En navidades creo que no estaba. Lo voy a encargar sin dudarlo. Me parece interesantísimo y desgraciadamente tengo antecedentes de cáncer tanto por rama matera como paterna. Mis dos abuelos murieron con 64 años y de cánceres fulminantes. Ambos medicados y sobretratados, murieron al final hechos una verdadera pena. Para eso, sinceramente, mejor no tratarse y morir en paz, sólo con algo para paliar el dolor.
Pero también tengo que decir que ninguno de ellos cuidó su salud. Fumaron, bebieron y comieron todo lo que les dio la gana.
El único cáncer que no veo asociado al estilo de vida es el de páncreas, que parece que no distingue, ataca a gordos, flacos, sanos, enfermos por igual. Me gusta por tanto la definición de simpáticos y parasimpáticos, puede que sea el quid de la cuestión.

Adolfo David dijo...

Serdna, en el link que pones de resultados de Burzynski hay una tasa de supervivencia superior a la dada por la oncología convencional a esos pacientes con tumores cerebrales inoperables, quizás no leíste bien el link. En ningún caso en el libro se sugiere que estos médicos curen a todos los pacientes. De hecho el Dr González alude a que en muchos casos no tienen éxito o pueden hacer poco, pero el tema es que todos estos médicos están teniendo tasas de éxito en pacientes notablemente superiores a los de la oncología convencional.

Yo me limito a reproducir sus terapias porque me parece una información de interés público, siendo cada una distinta.

Hay una cosa evidente: cada día la oncología convencional deja morir a miles de pacientes y esto se toma como normal. Sin embargo cada paciente muerto con una terapia no convencional sale en los titulares. Es para reflexionar.

Adolfo David dijo...

Este libro está disponible en España desde 2011, quizás no miráis mucho la sección de libros je

sibila dijo...

A veces no sabes que pensar, hay mucho iluminado por ahí, pero por otro lado, como bien dice Paloma, sólo hay que mirar las estadísticas para ver que a pesar de todos los avances, el número de muertos por cáncer no disminuye.

jesus dijo...

no me queda claro como saber a que grupo pertenezco. simpatico vs parasimpatico y alcalino vs acido. podrias explicar mas sobre esto. y espero tb que toda mi familia esté en el mismo grupo, sino que lio para las comidas! jejeje

Adolfo David dijo...

En el libro se alude bastante a los avances que sí hay en la detección del cáncer pero por el contrario los avances casi nulos en mejora de supervivencia si comparamos la oncología con otras áreas médicas, lo cual es chocante. El Dr Forsythe, que es un médico oncólogo que practica naturopatía y homeopatía, hace hincapié en lo tétrico y frustrante que es acudir a una convención de oncología convencional porque los avances son casi inexistentes en mejora de supervivencia y calidad de vida.

Lo de si tienes más o menos activo el lado simpático o parasimpático es algo que te tiene que decir un médico o especialista, por lo que deduzco de la entrevista de González no sólo ven tu temperamento sino que también depende de resultados y tests diversos. Desde luego a mí me llamó la atención bastante el hecho de que dijera que linfomas, sarcomas y leucemias y mielomas tienen un problema de alcalinidad cuando siempre nos hablan de acidez en el cáncer.

Serdna dijo...

No está claro que tenga mejores resultados que la terapia convencional: parece que se alcanzan supervivencias del 65 al 90% en gliomas no pontinos con terapia convencional. O sea, puede que en los gliomas pontinos con una supervivencia del 19% a cinco años con antineoplastos sí que funcione la terapia de antineoplastos... pero con la chapuzada de ensayos clínicos del Dr. Burzynski habría que empezar ensayos desde cero.

Je dijo...

La verdad es que cada vez hay mas cancer, y la quimio, creo, no esta demostrando tanto su efectividad como nos quieren hacer creer, hay muchos intereses creados.
Y cambiando de tema,alguien ha probado Breast health formula de life extensión? Por favor podria darme su opinión. Gracias

Anónimo dijo...

Hola

Vengo con una consulta que difiere un poco del tema, pero la verdad es que no sé dónde ponerla, para la próxima ¿en el último post o busco uno relacionado?

Os cuento, ayer fue a una tienda Sephora a comprar el City Block de Clinique aprovechando un descuento. Me encuentro con dos, el de SPF25 y el de 40, y que en el de 25 pone que no contiene filtros químicos. Yo voy con prisa y no me acuerdo de lo que eso indica, así que me dirijo a una de las dependientas... que no tiene ni idea, le pregunta a otra y ni idea tampoco, y luego le pregunta a una tercera cuya explicaión es la siguiente: me vino a decir que era unos filtros distintos a los usados en los productos solares específicos para que pudieran usarse todo el día, luego añadió que también podría ser porque depende de cómo te den los rayos, si perpendiculares o no, y por último, me explicó que los productos solares específicos no se podían usar todos los días porque a la larga producían fotosensibilización. No sé si a la chica le sonaban campanas desde lejos o que yo la estoy juzgando mal, pero lo cierto es que me dejó bastante desconcertada. Añado que finalmente compré la de 25.

Natacha

Paloma dijo...

Serdna, lo de la superviviencia a 5 años está muy bien. Pero alguien mide la calidad de vida de esa gente? Porque a mi (ni a nadie que me importe de verdad) no me interesa que te tengan penando 5 años con quimio, radio, sin pelo, vomitando, haciéndote transfusiones para poderte recuperar, operándote y dejándote sin movilidad el hombro (no es raro en operaciones de cáncer de mama, que hay mucho chapucirujano suelto), pero ya formando parte de la estadística como "curado". En fin...

Para mi gusto, lo bueno de las terapias "alternativas" (que para mí deberían ser las habituales) es que se basan en promover la capacidad de sanación del cuerpo, aumentando la salud del paciente a base de dieta, ejercicio, suplementos, meditación, y alguna cosilla como enemas (no sé yo si pasaría por eso), ayunos, homeopatía (que será un placebo, pero si funciona...). Con lo que el paciente se siente mucho mejor, y oye, a lo mejor no se cura del todo, pero el tiempo que le queda, pues goza de mejor calidad de vida. Que es bueno tanto para el como para sus allegados.

Por eso, y porque he visto a mi alrededor los efectos de la terapia habitual oncológica, yo no la quiero para mí. Y si me tengo que morir, pues tendré que aceptarlo. Para mí no tiene sentido sobrevivir a toda costa.

Un abrazo a todos, espero que gracias a este blog nunca nos alcance un cáncer.

Paloma dijo...

Por cierto, acabo de ver que tu enlace se refiere a cánceres infantiles. En ese tema no he tenido casos cercanos y por tanto no sé qué es lo que haría, la verdad. Tendría que investigarlo a fondo.

Serdna dijo...

@Paloma: No es que discrepe totalmente contigo en este tema (salvo que no viéndole fundamento a los enemas de café, yo paso seguro ;-)... y que en mí la homeopatía con lo ridícula que me parece y lo patético de los estudios con los que intentan defenderla, conmigo seguro que no va a tener efecto), que por aquí ya hemos tenido bastantes bajas... El problema son los espabilados, que también hay, sangrando a los desesperados. Yo, por ejemplo, ya no me creo nada del Dr. Burzynski.

¡Un abrazo!

Paloma dijo...

@Serdna: Yo también paso de enemas, ni de café, ni de chocolate.
Y leí hace tiempo que las famosas limpiezas de la vesícula eran un camelo.
Desde luego, hay que tener cuidado de los espabilados que te venden a precio de oro una solución milagrosa.
Pero el que los medicamentos (o más bien venenos) oncológicos estén pagados por la SS no quita que sean carísimos y su precio lo pagamos entre todos.

Serdna dijo...

@Paloma: Sobre la vesícula biliar, hay estudio nuevo (comentado por el Dr. Eades) que muestra lo que ya sospechábamos: dieta alta en grasas no le da tiempo a la bilis a dar problemas ;-). Ya sabes, por eso los médicos la recomiendan para los que padecen de la susodicha.

Desde luego el objetivo es minimizar la probabilidad de desarrollar cáncer al tiempo que esquivamos lo mejor posible el sobrediagnóstico.

¡Un abrazo!

Anónimo dijo...

Desde luego, como en toda enfermedad, lo principal sería evitarla.
La alimentación que nos venden como sana, el estilo de vida, las ondas que nos rodean por todas partes (wifi, teléfonos plataforma->desenchufar lo máximo posible/por la noche) y la infelicidad lo provocan.
Aquello que nos ha hecho como especie lo evita: carne, frutas del bosque, verdura, pescado, huevos, frutos secos y especias.
Luego, como cura, pues estoy de acuerdo que la medicina occidental oficial no es la solución. ¿25/30 años sin avances significativos? Lo cierto es que me recuerda a los sangrados de antes: algunos sobrevivían a pesar del tratamiento, simplemente.

Marisol dijo...

Hola, yo quería aportar mi experiencia vivida con una prima, que era una hermana para mi.
A los 36 le diagnostican un tumor maligno de mama. Cirugía y quimio, muchos meses.
Al poco se le vuelve a reproducir, mastectomia y quimio.
Al poco en el pulmón, sin haber dejado la quimio.
Al poco en el cerebro, añaden radioterapia. Corticoides a punta pala.
Todo esto con daños colaterales, el peor un desprendimiento de retina con operación de urgencia y pérdida parcial de visión...
Por ultimo le dieron unas pastillas carísimas que venían de EEUU, cuya visión de la caja de cartón bastaba para provocarle náuseas. La acabaron de rematar porque a los pocos días murió entre vómitos de sangre. De repente, fue tremendo.
Reproduzco comentarios de su oncóloga:
¿Cuánto tiempo le queda ? Siempre espero a que los familiares me hagan esa pregunta.
Los médicos sabemos cual será el proceso pero el paciente necesita que le sigan dando medicación.
El cerebro es prácticamente impermeable. La radioterapia solo sirve para hacerlo un poco permeable a la quimio.
Batalla perdida. En total fueron 9 años de sufrimiento.
Realmente no creo ya en este tipo de terapias tan agresivas. Empeoran tu calidad de vida y no te curan.

Marisol