Novedades

jueves, 27 de octubre de 2016

Regeneración celular: 3 métodos para promover la autofagia



Recordemos en su día, hace años, que hablé de los beneficios de los polifenoles que generan las plantas como respuesta a factores de estrés. El ayuno es un factor de estrés biológico con varios beneficios para la salud sorprendentes, incluyendo la normalización de la insulina y la sensibilidad a la leptina, la promoción de la producción de hormona de crecimiento humano, la reducción del estrés oxidativo y la reducción de los niveles de triglicéridos.

Y ahora un equipo de investigadores de la Universidad del Sur de California creen que han descubierto otra ventaja: La regeneración de células madre.  Durante las primeras 14-16 horas de no comer, el cuerpo quema la mayoría de los carbohidratos (glucógeno) almacenados en los músculos y en el hígado. Una vez que esas reservas de glucógeno se han agotado, el cuerpo empieza a usar reservas de grasa para obtener energía. por lo que el ayuno intermitente enseña al cuerpo a quemar grasa de manera eficiente como combustible.

En un adulto, las células madre no diferenciadas que se encuentran en los tejidos y órganos son utilizados por el cuerpo para renovarse. La función principal de estas células es mantener y reparar los tejidos donde se encuentran.  Otro efecto del ayuno es la autofagia.

Cuando se produce este proceso vital en la mitocondria se llama mitofagia. Esto es cuando el cuerpo comienza a comerse a sí mismo en un patrón ordenado para eliminar partes de dañadas de su cuerpo. Aunque suena como algo que evitar, este proceso en particular es saludable y ayuda al cuerpo a limpiarse o regenerarse. De acuerdo con Colin Champ, M. D. oncólogo de radiación certificado de la Universidad de Pittsburgh : "Piensemos en ello como en el programa de reciclaje innato de nuestro cuerpo. La autofagia nos convierte en máquinas más eficientes para deshacerse de las piezas defectuosas, de crecimientos cancerosos, detener la disfunción metabólica, como la obesidad y la diabetes."

La mitofagia sucede a nivel celular, donde las membranas se rompen y su cuerpo recicla lo que es sano y usa el resto de la energía para hacer nuevas "piezas". Este proceso también puede jugar un papel en el control de la cantidad de inflamación en su cuerpo. Cuando los científicos diseñaron ratas incapaces de generar procesos de autofagia éstas padecieron más sueño, estaban más gordas, con los niveles más altos de colesterol y deterioro cerebral.

Existen 3 métodos para promover la autofagia y regenerarnos a nivel celulares. Son los siguientes:

1.- Ejercicio

El ejercicio no deja de ser una pequeño estrés al que sometemos a nuestro cuerpo y, sin darnos cuenta, desencadenamos procesos de regeneración. El oncólogo Colin Champ recomienda el ejercicio de alta intensidad en períodos cortos, es decir sería para esto más efectivo levantar pesas unos minutos que pasear una hora.

2.- Reducir carbohidratos

Reducir tanto tus carbohidratos que tu cuerpo tiene que acabar empleando la grasa corporal como fuente de energía es lo que hacemos cuando entramos en un proceso llamado cetosis. La cetosis es para el Dr Champ un atajo hacia la autofagia. Por ejemplo, sabemos que activar la AMPK (metformina o suplementos novedosos con este propósito) así como las sirtuína SIRT1 (el resveratrol) son demostradas estrategias antienvejecimiento. No sólo la restricción calórica puede producir estos efectos sino también una dieta rica en grasas saludables y muy pobre en carbohidratos según un estudio publicado en 2012.

3.- Ayuno


Muchas veces pensamos que estar tomando zumos verdes todo el rato es un gran método de generar esa autofagia o regeneración. Pero estar constantemente ingiriendo calorías va contra la autofagia. Saltarnos comidas es otra situación estresante que provoca a nuestro cuerpo un beneficio. Muchos de los beneficios del ayuno intermitente pueden achacarse a que activa la autofagia. Los estudios apuntan a beneficios neuronales del ayuno intermitente atribuibles a la autofagia.


En algunos estudios, el ayuno intermitente ha demostrado mejorar la función cognitiva, la estructura cerebral y la plasticidad neuronal, lo que puede ayudar al cerebro a aprender más fácilmente.

9 comentarios:

Julia Phoenix dijo...

Muy interesante Adolfo!! Como siempre!! En el primer año de carrera me llamó mucho la atención el proceso de muerte celular programada, sobre todo la apoptosis.

Muy interesante ver la relación en este caso entre la autofagia y el ayuno. Un saludo y gracias por tu trabajo!

Anónimo dijo...

Hola David, ya te hice esta consulta en otro post pero no me contestaste, a ver si me pudieses ayudar. Quería saber que me recomendarías para tratar mi piel ya que soy un hombre con un montón de estrías. Nunca he engordado y aún así me salen constantemente, no se si es un problema de piel seca o de que. ¿Que podría utilizar para prevenirlas y mejorar el aspecto de las que ya tengo?

Gracias por adelantado por contestar.

Adolfo David dijo...

Estrias en la zona de caderas o donde exactamente? Las estrias podrian reducirse en su apariencia pero eliminarse en tanto es tejido desgarrado o rotura de fibras es practicamente imposible casi ni siquiera medicamente. El CLA como suplemento es lo unico que conozco que en algunas personas produce cierta mejoria de la apariencia de estrias

Elena G. dijo...

Hola! Enhorabuena y gracias por todo lo que nos enseñas. Podrías indicar la forma de hacer correctamente ayuno intermitente, cuantos días hacerlo e indicarnos si tomar suplementos durante el ayuno? Gracias de nuevo y sigue...

Germán dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Germán dijo...

Me encanta esta entrada AD..

Todo mi apoyo

Adolfo David dijo...

Hay diversas variantes de ayuno intermitente, bien ayunar simplemente todos los días unas 14-18 horas comprimiendo las comidas en unas 6-10 horas. Hay otras personas que comen normalmente digamos casi todos los días pero ayunan 2 días completos cada semana (entre 24-36 horas), o bien hacen un ayuno completo de 3-4 días cada mes.

Hablaré más adelante sobre tipos de ayunos y modalidades y recomendaciones generales que se suelen hacer en cada uno de ellos. La clave principal es conocerse a sí mismo, a nuestro propio cuerpo, nuestras necesidades y objetivos y adaptar el mejor tipo de ayuno intermitente que podamos.

Yo por el momento me siento comfortable recomendando comprimir en unas 6-8 horas al día todas nuestras comidas y ayunando por completo de calorías las restantes 14-18 horas. Las dietas restringidas en carbohidratos hacen más fácil los ayunos intermitentes porque partimos de una insulina-glucosa que no está desmandada (dietas muy altas en carbohidratos). Si el ayuno es sólo de esas horas diarias seguimos tomando los suplementos de siempre. El el tiempo de ayuno, sea 14 horas o 4 días, no deben tomarse suplementos, pero si tomamos medicamentos (sobre todo prescritos o mandados por un médico) sí necesitamos una recomendación médica. Sólo en los ayunos prolongados sí habría consideraciones distintas como por ejemplo la inclusión de algún tipo de suplementos.

Serdna dijo...

@Cristina, sobre piedras en la vesícula, aquí.

Anónimo dijo...

Gracias Serdna,

ya lo he leído, ando buscando información sobre la dieta en este caso y la verdad que suprime del todo la grasa... y sobre operarme de momento ni me lo planteo..

Cristina