Novedades

jueves, 4 de noviembre de 2010

Las enfermedades de la civilización

Durante gran parte del siglo XIX y especialmente la primera mitad del siglo XX se fueron sumando múltiples comunicaciones y diarios de viaje de médicos, investigadores y exploradores que corroboraron la casi ausencia de enfermedades crónicas como diabetes, enfermedad cardiovascular o cáncer entre poblaciones primitivas. Es lo que acabó denominándose las 'enfermedades de la civilización'. Sobre ello escribo esta semana en Libertad Digital a partir de las investigaciones de Gary Taubes en "Good Calories, Bad Calories". Hoy esta teoría está olvidada porque se identificó en su mayor parte con la hipótesis de y contra los hidratos de carbono, desbancada ante el público -no científicamente- por la hipótesis de y contra las grasas y el colesterol. Recuperemos la verdad y con ella la teoría de las enfermedades de la civilización.

Leer ARTÍCULO COMPLETO

(Si te gusta este artículo pulsa 'Me gusta' abajo dentro del mismo con tu cuenta facebook)

16 comentarios:

Luís dijo...

Pido disculpas por hacer un comentário que nada tiene que ver con el tema del Post.

Aun acerca del hipérico, el anonimo que a dicho:
"menos si la depresion tiene como componente principal la ansiedad porque en ese caso produciria más excitación.Sería contraproducente." Es cierto? Ansiedad y depresion muchas veces se confunden creo. A mi en efecto me gustaria saber si un suplemento como este podria tener efectos positivos en la ansiedad o depresiones ligeras / "estacionales".

Anónimo dijo...

Creo que, además de una dieta más rica en hidratos de carbono, también tienen parte de culpa en la incidencia de estas "enfermedades de la civilización" tantos productos químicos con los que se tratan los cultivos y los animales, la contaminación, las radiaciones...

Anónimo dijo...

Y yo digo, los indios tan monos de la foto se alimentaban básicamente de hidratos de carbono (vegentales y maíz) y no se morían de cancer porque a los 35 ya eran viejos. Qué porcentaje de la población actual se muere de cancer antes de los 40, pues muy poca. Queda dicho.

consu dijo...

Habéis leído esto? Muy en relación al artículo de hoy.
www.elmundo.es/elmundosalud/2010/11/03/noticias/1288801950.html

Adolfo David dijo...

Algunos deberían informarse algo antes de comentar. Primero, los de la foto no son 'indios', son esquimales inuit, y precisamente esta población tradicionalmente basa su dieta en grasa y proteína, no consume frutas y mucho menos cereales. En el propio artículo, se habla de la mucho menor incidencia de cáncer de indios nativos estudiados por Hrdlicka con esperanzas de vida similares a los blancos locales donde el cáncer era común.

Sobre contaminación y radiación. No son factores necesarios para las enfermedades de la civilización. Sólo el cambio de la dieta hacia una occidental según las observaciones de diversos autores citados hace aparecer las enfermedades de la civilización, aun manteniéndose intacto el resto de su entorno.

gonzaloborja dijo...

hola David, estaba leyendo el artículo que publicaste en libertaddigital sobre cinco alimentos que matan y en primer lugar despotricas contra todos los cereales. Yo tomo avena cruda con el desayuno o cuando tomo proteina en polvo y tenía entendido que aportaba vitamina B etc etc. Y no hace mucho compartí mesa con una vegetariana que hablaba maravillas de la quinoa la espelta etc.
La principal tesis de los vegetarianos es que cereales mas legumbres da proteinas completas. Y si tú desprecias el consumo de unos y no de otras ... desde el punto de vista naturopata vegano que tambien flipan estas conduciendo a dieta desequilibrada. Un saludo

Mastieno dijo...

¿Alguien sabe si los mantecados navideños comerciales suelen hacerse con grasas hidrogenadas?

Mastieno dijo...

Los antibióticos y otras medicinas, junto con el jabón, han reducido drásticamente la mortandad por enfermedades infecciosas. Por otro lado, la pax estadounidense lo ha hecho con las muertes por traumatismos, en nuestro territorio. Pero aún “eliminados” esos males, el cuerpo se acaba estropeando, con lo que algunos llaman “las enfermedades de la civilización”. El sentido común dice que esa evolución es la principal causa del auge de las mismas.

Aún así, ¿es posible que los hidratos de carbono, o las grasas, incentiven aún más ese auge? Sí, es posible, pero hay que demostrarlo. Un único estudio hecho por un único científico o equipo científico, con un único grupo de población, no es una demostración, sino un indicio. En disciplinas en las que los experimentos están sujetos a muchas variables no controladas por la teoría manejada, como es esta de la nutrición, los experimentos deben ser repetidos por múltiples equipos científicos, descartando tantas variables como sea posible, para ser considerados evidencia científica. Y aún así, hasta que no se elabore una teoría biológica completa y contrastada sobre el tema, algo que está lejos de ocurrir, no habrá nada demostrado.

Es cierto que en la sociedad existe una especie de religión colesterófoba. Pero también existen otras como la glutenfobia y la azucarfobia. Seguramente las tres tengan algo de razón y algo de fanatismo. En este blog se habla mucho de los prejuicios grasófobos. Pues bien, llevar la hidratofobia al extremo de tachar de la dieta los cereales o las frutas dulces (¡o comérselas verdes!) huele a fanatismo.

Otra cuestión. Según parece abusamos del trigo, y eso dispara ciertas dolencias. Pero ello no convierte al trigo en un cereal “diabólico”, resultando cualquier otro que no suela venderse mucho más saludable. Es una muestra de esnobismo nutricional.

Pitu dijo...

Yo fuí vegetariana por convicción durante más de diez años. (Me hiere emocionalmente comer animales).
Engordé mas de 20 kilos (el consumo de soja tuvo mucho que ver en este detalle), además desde entonces tiendo a padecer de modo cronico sinusitis,bronquitis y alguna enfermedad mas de origen inflamatorio.
Por razones serias de salud tuve que comenzar a comer pescado y carne..... mi estado de salud mejoró bastante; adelgacé todo lo que había engordado con la ausencia de proteína en mi dieta.

Hace casi dos años sigo una dieta muy cercana a la zona, tomo Omega 3 y vitamina D3.
La sinusitis y la bronquitis desaparecieron hace meses.

No preciso tesis, estudios ni teorías mejor explicadas unas que otras. De muestra un botón.

ana valencia dijo...

Bueno yo también pido disculpas por no hacer el comentario ayer.
Mi pregunta es si el hipérico se puede tomar en casos como el mio en los que la depresión viene tras un periodo de ansiedad o junto con ésta.
Es un caso creo que más complejo porque los ansiolíticos te pueden quitar la ansiedad pero no mejoran el ánimo y los antidepresivos siempre hay que combinarlos con ansiolíticos para reducir la ansiedad.
Como otros muchos también busco una alternativa para dejar la paroxetina y tranquilizantes y no sé si el hipércico será la solución.
Espero respuesta.
Saludos.

Mario dijo...

Me estoy echando retinol por las mañanas (es el único potingue que me pongo ahora). Como no soporto ya ni los filtros químicos ni los físicos.....¿Me saldrán muchas arrugas? ¿Manchas? ¿Me voy a quedar hecho un Bob Esponja achicharrao?.....

solgijonllanes dijo...

David:
Mi hermana de 50 años tiene anemia ferropénica y pendiente de diagnosticor lupus.
¿Podrias tú o alguien decirme qué suplemento le podría ir bien?

Anónimo dijo...

También hay vegetarianos que comen fatal y se ponen morados de hidratos glucemicos,por eso engordan y enferman.Hay cereales maravillosos como la quinoa y el mijo, su calidad nutricional es altisima y comprobada,estos cereales no son,para nada, comparables con el arroz,el trigo,la avena....
Las algas es otro alimento de oro para los vegetarianos.Te aseguro Pitu que si en tu dieta hubieras incluido más cantidad y variedad de algas no habrías engordado,son de lo mejor que hay para regular el sistema endocrino,garbanzos ( precursores de la serotonina y la melatonina)lentejas en todas sus variedades,guisantes secos y derivados de soja fermentada,por supuesto,todas las demás formas de soja son toxicas.Si hubieras tomado frecuentemente ajo,cebolla,apio,gengibre,brocoli,todos ellos potentes antiinflamatorios gracias a su abundancia de germanio,tampoco habrías tenido todas esas enfermedades infecciosas.
Tengo amigos, de cincuenta y pico años, crudivoros desde hace 15 años algunos y tienen una salud excelente,el cuerpo flexible,ni pizca de grasa abdominal,vitalidad a raudales,lucidez mental,no cojen ni un catarrillo.
Hay que aprender a comer bien en todos los casos.Un vegetarian@ puede hacer una dieta desastrosa y pro inflamatoria igual que quien no lo es.Y puede elegir tomar alimentos antiinflamatorios en la inmensa variedad de productos que nos ofrece la naturaleza.
Salud2

Mario dijo...

Po sí.

Anónimo dijo...

Adolfo, tengo artrosis en la cadera izquierda, qué me recomendarías, ¿ Omega tres con colágeno?

Si tomo ya bastante pescado, dos veces a la semana, cuál sería la dosis adecuada de omega tres.

Un saludo y gracias.

Anónimo dijo...

Se me olvidaba, las bebidas isotónicas y energéticas son inflamatorias, cuál sería la alternativa natural.