Novedades

lunes, 30 de noviembre de 2009

Adónde ha ido a parar nuestra memoria histórica



Los alimentos vegetales y harinosos engordan, especialmente los que son dulces. En los países en los que se cultiva el azúcar, los negros y el ganado empleados en las plantaciones crecen remarcablemente en gordura mientras se recoge la caña y se extrae el azúcar. Durante esta estación, los zumos dulces son ampliamente consumidos; pero cuando la estación acaba, la sobreabundancia de tejido adiposo gradualmente desaparece.

Thomas Hawkes Tanner, The Practice of Medicine, 1869


Sabemos que se usa demasiado de alimentos harinosos para engordar a algunos animales. [..] Creo ver que la excesiva obesidad debe estar aliada a la diabetes como su causa. Si una dieta puramente animal es útil contra la diabetes, la combinación de alimentos animales con vegetales que no contengan almidones ni azúcar debería servir para mantener a raya la formación de grasa.

William Harvey, Letters on Corpulence, 1864


Para combatir la obesidad hay que mantener una abstinencia más o menos rígida de todo lo que sea harinoso o almidón.

Jean Anthelme Brillat-Savarin, The Physiology of Taste, 1825


Todo alimento que no sea carne, todo alimento rico en carbono e hidrógeno, debe tener una tendencia a producir grasa. [..] Sólo bajo estos principios puede descansar cualquier tratamiento racional para curar satisfactoriamente la obesidad.

Jean-François Dancel, Obesity or Excessive Corpulence, The Various Causes and the Rational Means of Cure, 1844


Los alimentos grasos son esenciales contra la obesidad porque generan saciedad y reducen por tanto la acumulación de grasa. Debemos comer carne de cualquier tipo, especialmente carne grasa. Evitar tomar demasiada comida, y particularmente reducir los almidones y el azúcar.

Wilhem Ebstein, Obesity and Its Treatment, 1882


El gran progreso en el control dietético de la obesidad ha sido el reconocimiento de que la carne no produce grasa, sino que son inocentes alimentos como el pan y los dulces los que conducen a la obesidad.

Hilde Bruch, autoridad médica en obesidad infantil, 1957


La sobrenutrición observada en la obesidad en parte se deriva de la grasa ingerida en la comida, pero mucho más especialmente de los hidratos de carbono.

James French, Textbook of the Practice of Medicine, 1907


En Gran Bretaña la obesidad es probablemente más común entre las mujeres pobres que las ricas. [..] Quizás porque los alimentos ricos en grasa y proteína, y que satisfacen el apetito más rápidamente que los carbohidratos, son más caros que los alimentos almidonados que conforman la mayor parte de las comidas baratas.

Sir Stanley Davidson y Reginald Passmore, Human Nutrition and Dietetics, 1960


El día de las carreras en Krasnoe Selo, Vronsky había venido más pronto que de costumbre para tomar su desayuno entre el desorden del regimiento. No necesitaba ser demasiado estricto en tanto había sido rápido en bajar hasta el peso requerido de seteinta y tres kilos, pero aun así debía no ganar peso, por lo que evitaba los postres y los almidones.

en Anna Karenina de Tolstoy, 1875


Dicen -nos dice la experiencia- que las sociedades están casi de modo irremediable condenadas a cometer el error de perder su memoria histórica. Sin lugar a duda alguna, en nutrición la hemos perdido completamente. A costa de nuestra salud. Citas como las anteriores deberían grabarse a fuego y para siempre en el muro de la vergüenza de los defensores de las dietas bajas en grasas y altas en carbohidratos.

27 comentarios:

Anónimo dijo...

El problema -y es algo que pareces obviar, David- es que las citas tienen dos partes. La primera donde se condena el abuso de farináceos y azúcar. Correcto. Y una segunda donde se hace apología del consumo de carne (¿intereses ganaderos de todas las épocas?) que, como sabes de sobra, es responsable de un número sobresaliente de cánceres (¿Hace falta poner las miles de referncias?).
medias, ¿no crees?.

Mario
Pues eso. No perdamos la memoria a

Angy dijo...

Asombradita me he quedado!

La verdad que yo me alimento de mucha fruta y verdura a diario y pilló todas las gripes, catarros habidas y por haber, en cambio tengo amigos que comen poca fruta y verdura y más carnes, pasta y lacteos y nunca, nunca pillan nada de nada, no van al médico ni por casualidad y están fuertes como robles.

Anónimo dijo...

Angy, pues yo si que tengo amigas que consumen muchos carbohidratos (pasta y pan) y nada de frutas y verduras, y lo pillan siempre todo y siempre enfermas...
mario, de acuerdo con el fondo pero no con las formas.
Yo no me puedo resistir a un bizcocho de vez en cuando pero intento sustituir la harina normal por harina integral de espelta y el azucar refinado por el integral de caña o melaza de arroz, la mantequilla o aceite de girasol por aceite de oliva extra virgen y la leche entera por la desnatada o de soja. me salen muy buenos y no engordo un gramo.

Anónimo dijo...

Yo hago lo mismo que el anónimo anterior. Nuestra bollería en casa , la hacemos nosotros con harina y azucar integral y aceite de oliva, por cierto ¿dónde encuentras harina de espelta integral?, es que yo sólo la encuentro refinada.
La semana pasada escuché por la radio que la OMS, recomendaba aumentar en España el consumo de pan al día/por persona, hasta aprox una barra y media, pues estábamos por debajo de los alemanes (que son los que mejor lo hacen, supuestamente). Este comentario lo recuerdo porque ese mismo día en el gimnasio todo el mundo comentaba que "la OMS decía que había que comer más pan al día". En ningún momento se hablaba de pan integral.
Esto ¿cómo puede ser?.

Adolfo David dijo...

Si la carne produjera cáncer per se habría sido epidémico en las eras paleolíticas donde el ser humano consumía grandes cantidades de carne. La carne de ganado no sometido a hormonas, alimentada de pastos en lugar de maiz y cereales etc no produce cáncer. Incluso al contrario, la grasa de ese tipo de animales contiene uno de los mejores ácidos grasos anticáncer, el CLA. Si se tienen en cuenta esos factores y no se sobrecocina la carne, incluyendo la roja (por las glicotoxinas), carecen de mucho sentido los estudios que afirman que la carne es cancerígena. Tampoco concordaría con muchos estudios antropológicos y epidemiológicos, recordemos muchas culturas carnívoras donde no existe el cáncer como los indios americanos.
Además, esa carne de ganado contiene un muy buen ratio omega3/omega 6. Existen demasiados prejuicios sobre la carne, en parte derivados de ideas preconcebidas muchas sobre las grasas animales que empezaré a tratar próximamente.

Peka dijo...

No olvidemos que la probabilidad de contraer cáncer proviene de muchos factores, en cuanto a la carne, los estudios parecen indicar la relación con su procesamiento (manipulado para hacer salchichas, embutidos, derivados...) más que de ésta en sí; de hecho en poblaciones muy carnívoras como los masais (cuya dieta se basa casi exclusívamente en carne, sangre y leche de su ganado) no hay apenas cáncer, enfermedades cardiovasculares, diabetes y gozan de huesos fuertes. De modo aislado, en mi familia algo debe influir la alimentación en el estado de salud, mi madre, de 63 años y la mayor de dos hermanas, sin ningún problema de salud y analíticas perfectas, al venirse a vivir a la costa hace 36 años cambió su alimentación, en mi casa somos muy carnívoros, comemos carne a diario de todo tipo, pero nunca hemos comido fritura, rebozados, poco o nada de lácteos, comemos muy poco pan y cosas con harinas; su hermana tiene 2 años menos, sigue en el pueblo y la alimentación allí es todo lo contrario, muchísimo pan blanco con todo,mucha leche y queso, mucha legumbre con embutido graso, reposteria casera, migas...Ya está operada desdee hace años de vesícula, operada de cáncer de mama, osteoporosis, tiene colesterol y azúcar...Comentar que mi abuela y madre de ambas también fue operada de vesícula y mi abuelo murió de cáncer de estómago (su dieta en los últimos años era a base de galletas, mucha leche y sus gachas hechas con harina y muchísima azúcar...). Puede que la genética influya pero creo que el ambiente y el modo de vida es lo más determinante.

Anónimo dijo...

A eso me refiero, a que el ganado, desde hace un siglo, vive estabulado, alimentado a base de piensos que son una porquería (contienen dioxinas) y tratado con todo un arenal de fármacos, hormonas entre ellos.

Esa es la carne que el común de los mortales come hoy en día. Visita una fábrica de procesado de carne, como yo visité "El Pozo" y no volverás a comer carne no-ecológica en toda tu vida. Te lo garantizo.

De todas formas, la carne roja, procesada o ecológica, activa la producción de citoquinas y factores de inflamación NK. En esto no hay refutación que valga, porque se ha publicado hasta en Nature y Science.

Anónimo dijo...

La harina de espelta integral la puedes encontrar en cualquier herbolario. Si no la tienen la puedes comprar en BIOGREDOS o en EL RINCON DEL SEGURA. Yo la compro es este último sitio y es exquisita.

Mario

pilar dijo...

yo he visitado mataderos y fábricas de embutidos, y sigo comiendo carne.

No entiendo que se puede ver en la fábrica del pozo que haga que te de asco la carne normal y la ecologica no. Con la carne ecologica también ves sangre, así que no entiendo el no-asco a la carne ecologica.

treintañera dijo...

Pilar yo tambien he visitado el Pozo y no me he escandalizado en absoluto.
Soy el anónimo de antes (treintañera, no me ha salido antes el nick) que comentaba cómo hacia la "bolleria" en casa
el harina integral de espelta la compro en supermercado ecologico (donde compro esta harina, pero no carne ecologica ni fruta ni verdura ecologica) es de la marca "rincon del segura" al igual que mario.
Reparte esta harina y pan de espelta en varios sitios de la geografia española (también hay semi integral de espelta o refinada de espelta pero yo prefiero la de espelta integral)
sobre el tema de la carne y el cancer, efectivamente influyen muchos factores y depende del caso pero no se puede defender con la comparacion de la dieta paleolítica donde la gente se moria con menos de 40 años por otras causas antes de darle tiempo a desarollar un cancer.
Saludos,
treintañera

Dido dijo...

Hola,
¿qué opináis acerca de comer unas lonchas de jamón serrano de vez en cuando?
Yo creo que es saludable pero me echa para atrás el tema de que al fin y al cabo es carne roja.

Un saludo

Anónimo dijo...

¿No habeis visto las pocilgas donde se crían los cerdos en Lorca y alrededores? ¿Los camiones en que los transportan? ¿La sala de matanza?......¿Y no os da pena ni asco?.....Pues no tenéis sentimientos entonces...

Adolfo David dijo...

Durante los últimos meses he estado investigando sobre las grasas animales e inevitablemente sobre productos como la carne roja. Al menos me parece discutible que si el ganado cumple las condiciones que señalé su carne sea más pro que anticancerígena. Creo que hay muchos estudios sesgados en diversos sentidos y mitología que ahora no voy a detallar. Por ejemplo el cáncer que posiblemente más se achaca a la carne roja es el de colon. Argentina es el país con más consumo de carne roja, pero es superado en cáncer de colon por otros países que consumen mucha menos carne roja (Cancer Rates and Risks, 4ª Edición, 1996). Existen estudios que relacionan el consumo de carne animal con significativo menos cáncer también. No veo problemas en consumir jamón serrano a diario.

Anónimo dijo...

El tema del cáncer es muy diverso, influyen muchos factores. En cuanto a la carne, no es que sea la carne, ya sea ecológica o no, el tema es como procesamos esa carne. La carne achicharrada, practicamente quemada, produce una tóxina que está relacionada con el cáncer de colón, pero no es 100 % determinante de ello. No creemos alarmas infundadas, hay que comer carne que es muy saludable, hay que comer legumbre, hay que comer fruta y verduras y hay que comer cereales, todo es necesario y bueno, no así los dulces industriales que son bombas de producir calorias y enfermedades, incluidas laas famosas patatas fritas, cortezas fritas .......

Anónimo dijo...

DAVID, TE IBA HACER EL PEDIDO DEL SERUM CON VITAMINA C. Estoy hecha un lio, no sé si es mejor este o el último que has sacado del catálogo. ÇTengo 45 años y piel mixta. Aclaramelo para ver cual te pido.

Anónimo dijo...

Soy carnivora de carne roja, y especifico porque la carne blanca ni me gusta ni me apetece nunca, y gracias a la CARNE, estoy bien de salud, no he visitado ningun matadero, pero me da igual, no tengo sentimiento por la muerte de un animal,toro,caballo, pollo, pato, ternera, oveja, etc. etc. cada uno tiene su destino sin mas.
Tengo intolerancia a las verduras, tomates y algunas frutas.
Y mis analiticas y mi genetica van dando sus buenos frutos y esperanzas.
Y el jamon serrano yo lo tomo todos los dias para desayuno y alterno con las cenas, menudo manjar.
VIVA LA CARNE.

pilar dijo...

david, me parece super interesante lo de la grasa saturada. En el pueblo de mis abuelos solo comian cordero, que lleva mucha grasa, y embutidos, y están bien sanos. No se puede extrapolar, ya que el resto de la dieta también la tienen muy sana, pero siento curiosidad por todo lo que has comentado.

Respecto a la pena y asco... La UE tiene una nueva normativa sobre bienestra animal, donde se mira que los bichos tengan espacio suficiente y se les transporte medio bien.
Yo creo que la pena es un lujo de los que tienen la barriga llena. Los que pasaron hambre en la guerra os aseguro que dan gracias de poder comer pollo cada dia, cosa que antes era de ricos. Si, el pollo era cosa de ricos.
Ahora tenemos piensos, antibioticos y establos, pero cualquier trabajador puede pagar un filete a sus hijos, si así lo desea, en vez de un plato de patatas dia si y dia también. Hubo una generación de pobres que crecieron a base de patatas y harina para llenar la panza, algunos niños no andaban hasta los dos años por la desnutrición (hablo de españa, eh!, hace como unos 60 años).

Así que cada uno puede tener los sentimientos que quiera. Unos tienen pena por los animales, y otros damos gracias al cielo de que podamos elegir que comer, que gran lujo!!!

Veckia dijo...

completamente de acuerdo contigo Pilar, eso que expones se lo he oido yo a mi madre decir infinidad de veces, y es una verdad como un templo.
Moderación en lo que se come, de todo un poco y un poco de todo.

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo Pilar, la pena para otras cosas, que hubiera dado yo por comer más carne de pequeña y a lo más que llegaba era a tomar higado por el hierro porque era lo más economico y solo tengo 50 años, ya no te digo mis padres,lo que hubieran disfrutado en su tiempo, por eso ahora se dan el gusto de todo y están sanisimos, ni colesterol o azucar, los analisis perfectos, y toman de 3 a 4 veces a la semana carne roja, pero roja, y poco hecha.
Siguen tomando casi nada de hortalizas y verduras porque les pasa como a mi que no las toleran bien, pero que no lo cambian por un buen solomillo o entrecot.Vamos ni de coña.

Ivan dijo...

treintañera te lei el otro dia sobre la harina de algarroba pero te queria preguntar un par de cosas. La sustituyes tal cual en peso donde dice chocolate en las recetas? y del sabor que tal? se parece al chocolate?

Gracias y un saludo.

Anónimo dijo...

David, o quien pueda ayudarme....he pedido consejo para poder tomarme algo para la caida del pelo con mi hipotiroidismo...Había pensado tb comprarme el farmaton complex...qué os parece? cuantos comprimidos debo tomar al día?
Y estos comprimidos como vitacrecil..y otros con levadura de cerveza, vitaminas....los puedo tomar sin problema? Algunos de ellos contienen vit A, es tb fotosensible tomada vía oral??
Gracias...y perdonen tantas preguntas. Un saludo.

Anónimo dijo...

un pequeño apunte

la esperanza de vida de los masai que tanto decís que su dieta se basa en el consume de carne,no llega a los 50 años.
En cambio los hunza (de los que habló el otro día david) su alimentación es prácticamente vegetariana y con esperanza de vida hasta más de 100 años.

Anónimo dijo...

Sí, lo de la comparación con el paleolítico, o neolítico, poco afortunada, pues a los 40 años, eran, en la mayor parte de los casos, ancianos, y pocos superaban esa edad (edad y cáncer van de la mano, como todos sabeis). La época romana si que nos trajo longevidad (y cereales), y quien halla visitado ruinas arqueológicas convendrá conmigo, en que no eran ni uno ni dos, los antiguos romanos octogenarios. La Edad media, nos devolvió sin embargo, a una mortalidad prematura, de nuevo. No tengo muy claro si comían mucha carne o nó. Pasaban bastante hambre, eso sí, de cereales y de todo, había además poca higiene y muchas enfermedades. En la época moderna hasta bien entrado el siglo XIX, las chicas no llegaban a la pubertad hasta los 19 años en muchos casos, debido dicen, a una alimentación deficiente (en todo). No sé,son muchas las dudas que me surgen, y mucha la información que bulle en mi cabeza. A ver si logro terminar el puzzle.

Adolfo David dijo...

Hay muchas opciones para el pelo como las que comentas, puedes ir probando para comprobar si alguna te resulta especialmente eficaz, aunque deberás dar dos meses por lo menos a cada suplemento.

Los hunza como comenté en el artículo no son vegetarianos en otoño invierno y primavera. Es evidente que el hombre paleolítico tenía alta mortalidad aunque siguiera la mejor dieta posible por el entorno hostil.

Anónimo dijo...

Casos particulares no son indicativos de nada. Mi abuela materna se alimentaba a base de galletas y magdalenas y vivió 110 años sin ninguna enfermedad. El consumo de carne es un lujo innecesario que enferma al ser humano y al planeta.

Si no fuera por las subvenciones, la carne barata que compramos en los países desarrollados, no estaría más que al alcance de los ricos. ¿Sabeís lo que cuesta, en términos de energía, producir un gramo de proteína animal?. Si todo el mundo fuese carnívoro no habría grano en el mundo para alimentar al ganado.

El cambio climático es una consecuencia directa del consumo de carne en los países ricos. y para terminar, existen miles de estudios que demuestran que las comunidades vegetarianas, como los amish en USA sufren menos enfermedades y son más longevas que las carnívoras.

Esos estudios longitudinales de población, en el que se controlan cinetos de variables, sí tienen validez y fiabilidad, pero poner que en Argentina hay menos cáncer de cólon aunque coman mucha carne carece de todo rigor científico. Es extrapolar conclusiones a partir de un solo factor. Eso no es ciencia, eso es especulación.

Respecto a los que hacen apología del consumo de carne, si tuvieran que sacrificar a los animales que se comen, seguro que comerían menos carne.

Como dijo Gandhi: Un país que no muestra compasión por los animales, es un país de bárbaros.

pilar dijo...

bueno, y si tuvieramos que cultivar todo lo que comemos, seguramente estariamos más flacos, en invierno comeriamos muy muy poca fruta, etc. Una col tarda muchos meses en hacerse, pero es tan comodo comprarla en la tienda...

efectivamente, producir carne es caro. Pero tenemos la opción de comer mucha o poca carne, y eso es lo importante, TENER OPCIONES. Ni don josé ni pepito, el término medio es lo mejor.

Adolfo David dijo...

Que sea cierto lo del calentamiento global es muy disutible, y que sea causado por el hombre aún más. ('The Great Swindle of Global Warming', documental del canal 4 británico)

Sobre el medio ambiente, la agricultura es mucho más perjuidicial que la ganadería. Además, las civilizaciones agrícolas necesitaron irremediablemente por su naturaleza sacrificar a infinitud de animales. ('Neanderthin', de Audette, entre otras referencias)