Novedades

jueves, 4 de diciembre de 2008

Vitamina D protectora, calcio contra el sobrepeso y selenio frente al VIH


En el último número del International Journal of Low Radiation, Daniel Hayes, médico de la oficina de Salud Radiológica del Departamento de Salud de Nueva York, propone que la vitamina D podría ser empleada como escudo protector frente a la radiación como la que ocurre durante un suceso nuclear de nivel bajo. "Nuestro entendimiento general y apreciación de las acciones protectoras de la vitamina D han entrado en una nueva era. [..] Ahora empieza a ser reconocido que la vitamina D podría ofrecer protección contra una amplia variedad de radiaciones y sus daños asociados." Según el Dr Hayes, el mecanismo de acción de la vitamina D sería a través de la regulación del ciclo celular, proliferación celular, y diferenciación y comunicación celular. Bloqueando el daño al ADN podría frenar el avance del cáncer. Por su parte, un artículo del Journal of Immunology concluye que la vitamina D, que afecta a más de 200 genes según su autor el Dr Sif Hansdottir, puede ser activada por la enzima 1 alpha-hydroxylase en los pulmones para combatir la infección. El equipo investigador halló que la vitamina D incrementa la expresión de un gen que controla la producción de cathelicidina, que destruye las bacterias, así como el gen CD14 que produce una proteína que asiste a las células en el reconocimiento de posibles patógenos.

En el número de noviembre de la revista Nutrition se publica un estudio de la Universidad de Sao Paulo en Brasil que evaluó los datos de 1.459 participantes en la Encuesta de Salud del Estado de Sao Paulo, que recoge datos recopilados entre 2001 y 2002, obteniéndose el consumo de calcio de tales individuos a partir de los cuestionarios. Sólo un 4,7% de participantes excedió la cantidad por muchos recomendada de 1.000 mg diarios de calcio, siendo el consumo medio femenino de 483 mg diarios, y el masculino de 410 mg diarios. En el estudio se halló una asociación entre el sobrepeso y el reducido consumo de calcio. Así, el riesgo de ser obeso entre quienes consumían menos de 398,4 mg diarios de calcio era el 24% superior que la cuarta parte de participantes que más calcio consumían. Los posibles mecanismos pueden incluír la reducción de formación de grasa, la estimulación de la ruptura de las células adiposas y el incremento del bloqueo intestinal de los ácidos grasos. Investigaciones previas han demostrado que el incremento del consumo diario de calcio de 400 a 1000 mg diarios supone una pérdida promedio de 4,9 kilogramos.

Por último, un artículo publicado el 28 de noviembre en el Journal of Biological Chemistry expone la investigación de la Universidad del Estado de Penn en EEUU que concluye que añadir selenio a células humanas cultivadas infectadas con el VIH resulta en una drástica reducción de la replicación celular. Estudios epidemiológicos previos han encontrado una asociación entre la deficiencia de selenio y la severidad del SIDA, enfermedad causada por el VIH. El selenio es incorporado en las proteínas reduciendo la infección inducida así como la dispersión del agente infeccioso. El virus de inmunideficiencia humana degrada estas selenoproteínas, permitiendo el incremento de su replicación. De hecho, una reducción controlada de la selenoproteína TR1 por estos científicos redundó en un incremento de la replicación del virus en 3,5 veces. Por su parte, el incremento de estas selenoproteínas puede resultar en una inhibición de la replicación viral de 10-fold -de 10 veces-.

Como suplementos, la dosis diaria que recomiendo según las evidencias disponibles es de entre 400 y 1000 U.I. de vitamina D3 y entre 100 y 200 mcg de selenio.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

La paradoja de el Sol...sin su luz no hay vida...sin su luz no fabricamos nuestra vitamina D, se activa la melatonina...Me llama la atención el aspecto envejecido de la chica q durante años fue retenida en un sotano...y sin envargo es el causante tb del envejecimiento y el cancer....Bueno esto sólo es un pensamiento en voz alta...:p

Anónimo dijo...

Os dejo un interesante estudio sobre la protección solar ofrecida por los protectores solares, la ropa, gafas de sol...etc.
http://www.google.es/url?sa=t&source=web&ct=res&cd=3&url=http%3A%2F%2Fwww.cci-calidad.com%2Farticulos%2FArt22.pdf&ei=6XE4SdiHIITk0ATvm9nnBg&usg=AFQjCNFF-cWB4Qh0owDukF2_0SkC_YFcXA&sig2=pyicyB5q12yHi42se9UGAA

Anónimo dijo...

Muy de acuerdo con el primer comentario. Protección, protección y protección. Evitar el sol, rayando la obsesión, pero ¿y sus efectos beneficiosos?, ¿Cómo se explica el caso ese de la chica austriaca, tan envejecida sin haber visto la luz del sol? ¿Y los efectos negativos de los fotoprotectores sobre la piel?

Anónimo dijo...

Hombre, que tu padre te encierre en un sótano y te viole durante años y años me parece motivo más que suficiente para estar así, que el sol no es lo único que envejece. Yo creo que, como en todo, los extremismos son malos y el término medio es lo mejor: hay que usar protección potente cuando el sol es potente, y rebajar a protección un poco más baja (15 como mínimo) en el invierno. Lo que es un error, yo creo, es tomar el sol, ir a la playa a tumbarte cual lagarto.

Concha dijo...

El sol es importantísimo para que el calcio se fije en nuestros huesos, para evitar o mejorar la depresión y el estrés, para quitarnos la cara de vampiro y para ser felices respirando sus rayos, si siempre llevamos protección impedimos que nuestro cuerpo atrape los beneficiosos rayos. Un paseo bajo el sol a una hora temprana o durante el invierno, no pueden perjudicar a nadie. Lo que me parece horrible son las cabinas de rayos, con todo ése aire dentro que reseca la piel!!! Seguro que al mediodía en los meses de calor, incluso con protección total, el sol perjudica ,como perjudica un calefactor junto a nuestras piernas, ya que el calor es malo para la circulación, así que no sólo es importante la protección, también mantener la piel fresca.
Eso!!! Paseitos al sol durante las horas más frescas. ¿ no crees David?

David dijo...

A propósito de lo que comentáis he puesto el post siguiente precisamente que ha sido muy casualidad porque lo pensaba publicar. Yo pienso lo mismo que la AAD, de todos modos con 10 minutos de sol diarios bastaría para obtener esa vitamina D necesaria.