Novedades

martes, 22 de julio de 2008

Licopeno, el caroteno del verano


El licopeno es uno de los carotenos más estudiados en los últimos tiempos. Los tomates no serían rojos si no fuera por el licopeno. De hecho, vegetales como tomates o zanahorias poseen licopeno como modo de defenderse de la luz solar. En realidad el licopeno tiene una acción antioxidante muy superior al famoso betacaroteno. Los estudios epidemiológicos indican también una asociación entre dietas ricas en licopeno y un riesgo reducido del cáncer de próstata(1). Además, el licopeno es la primera línea de la defensa antioxidante en la piel y contribuye para que permanezca sana(2). Un estudio liderado por Isabel Rodríguez-Blanco y presentado en 2008, del Servicio de Dermatología del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela y en el que han participado especialistas de la Universidad de Manchester (Reino Unido) confirmó que "La administración de productos alimenticios derivados del tomate y suplementos de licopeno producen la reducción del eritema inducido por la radiación ultravioleta (UV)". Incluso, los niveles del licopeno en el plasma tienen correlación inversa con el riesgo para aterosclerosis. Según estudios del doctor Edward Giovanucci, de la Facultad de Medicina de Harvard, en Boston, los datos sugieren que el consumo habitual de tomate previene también el cáncer de esófago, páncreas, mama, colorrectal, bucal y cervical. Según este experto, ingerir salsa de tomate una vez a la semana reduce el riesgo de sufrir este tipo de tumor en un 10 ó 15 por ciento, mientras que las posibilidades bajan en un 30 ó 35 por ciento si se hace dos veces por semana. La mejor fuente de licopeno es la salsa de tomate y el ketchup (preferibles los bajos en azúcar), el brócoli, la zanahoria, y la sandía según algún estudio. Suplementos con licopeno tienes bastantes disponibles en España como Arkosol solar o Inneov Solar. Una dosis diaria óptima pueden considerarse 10mg de licopeno. No obstante mi recomendación a la hora de suplementar es obtener el mayor espectro de carotenoides, como licopeno, alfa y betacaroteno, luteína y zeaxantina.


(1) Rao AV, & Agarwal A (1999) Role of lycopene as antioxidant carotenoid in the prevention of chronic diseases: a review. Nutr Res 19:305-323.

(2) -Ribaya-Mercado, J. D., Garmyn, M., Gilchrest, B. A., & Russell, R. M. (1995) Skin lycopene is destroyed preferentially over beta-carotene during ultraviolet irradiation in humans. J Nutr 125, 1854-1859.

-Alaluf, S., Heinrich, U., Stahl, W., Tronnier, H., & Wiseman, S. (2002) Dietary carotenoids contribute to normal human skin color and UV photosensitivity. J Nutr 132, 399-403.

4 comentarios:

pilar dijo...

como curiosidad, los tomates que maduran en la mata tienen más licopeno que los que cogen verdes.
Es una alegria para los que tenemos huerto :-)

Azayle dijo...

Yo vi en Telemadrid un estudio que hacían a 2 personas inglesas, una de las cuáles había comido 3 tomates diarios y la otra casi nunca, exponiéndolas al cabo de los 3 meses a radiación UVA 20 minutos. A la que había comido tomates no se le quemaba la piel y en cambio a la otra sí.

Elena M dijo...

Ese estudio se puede ver aqui:

http://www.megavideo.com/?s=cinetube.es&v=ZQOIMI9M&k=peliculas-online

Alfredo Llaquet dijo...

Con la de brócoli y zanahorias que como, voy bien. Intentaré incorporar salsa de tomate a mi dieta, eso sí.