Novedades

martes, 11 de diciembre de 2018

Nuevos estudios sesgados contra la carne roja


No es nada nuevo. Dos nuevos estudios publicados recientemente dicen que la carne roja aumenta el riesgo de ataque cardíaco. Los titulares a lo largo y ancho apuntarán a los peligros de la carne roja y la salud del corazón. En realidad, los titulares deben decir: "Los estudios revelan lo que hacen las bacterias intestinales malas para causar enfermedades del corazón".

Lo cierto es que las bacterias intestinales dañadas producen un compuesto dañino llamado TMAO (trimetilamina n-óxido) cuando comen compuestos que se encuentran en la carne roja industrial, el pescado e incluso el apio. Cuando el TMAO se introduce en el torrente sanguíneo, en teoría aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca.

Entonces, ¿por qué estamos culpando a la carne roja y no a las bacterias intestinales malas?

- El problema no es de la carne en roja

En uno de los nuevos estudios, publicados en el European Heart Journal, los investigadores encontraron que una dieta rica en carnes rojas aumentaba la producción de niveles de TMAO por microbios intestinales en comparación con las dietas altas en carnes blancas o no cárnicas. El consumo crónico de carne roja también redujo la eficiencia de los riñones en la expulsión de TMAO. 

En un estudio concurrente publicado en el Journal of Clinical Investigation, los investigadores encontraron que la carnitina, un nutriente que se encuentra en la carne roja y en las bebidas energéticas, se convierte en TMAO en el intestino. Ese proceso es facilitado por las bacterias intestinales. Sí, el TMAO es una mala noticia. El TMAO es un precursor de la dimetilnitrosamina, una sustancia química relacionada con afecciones como la cirrosis hepática y las enfermedades cardíacas.

Las bacterias intestinales también producen TMAO cuando digieren aceites vegetales. La realidad es que TMAO es un problema del bioma intestinal, no un problema de la carne roja. ¿El problema real? El efecto de la carne industrial sobre la flora intestinal. Esto es lo que quieren decir los estudios.


La colina, la lecitina y la carnitina son vitales para el rendimiento de las membranas celulares, las mitocondrias y el hígado. Estos nutrientes abundan en el pescado, el apio, el aceite vegetal y la carne roja.  Las bacterias intestinales malas producen TMAO cuando metabolizan la colina, la lecitina y la carnitina. Si comes carne industrial, es mucho más probable que contraigas las bacterias intestinales malas que producen el TMAO. ¿Cómo? Los antibióticos matan las bacterias buenas en su intestino, lo que permite que las bacterias intestinales malas florezcan. 

Si nos adherimos a las proteínas orgánicas alimentadas con pasto, podríamos realizar pruebas sin encontrar los microbios que producen TMAO, sin importar lo que coma. 

La cuestión es dejar de consumir carnes industriales procesadas, no dejar de comer carne roja.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola! Llevaba un tiempo sin leerte David y de nuevo me han encantado tus artículos.
Me he interesado por la marca The ordinary (por el precio) me gustaría comprar un producto con retinoide, veo que hay de varios ¿cual recomiendas para empezar? y comparado con los que tiene la marca Sesderma ( reti-age, retises) o La Roche Posay (redermic R) ¿que me aconsejas? (mi piel es ya madurita con manchas)
Gracias Un abrazo!
Llevi

Adolfo David dijo...

Llevi, te recomiendo que pruebes Granactive Retinoides 2% o 5% de The Ordinary en lugar de los retinol puro. Si Granactive lo toleras a la perfección podrías luego probar algún retinol puro o de Ordinary o RetiAge de Sesderma por ej.

Unknown dijo...

Adolfo me gustaría saber qué opinión tienes de la crema AGE Reverdecer de Isdin. Muchas gracias

Meri dijo...

Interesante información sobre la carne roja, tan vituperada a la par que sabrosa y nutritiva.
Gracias!!