Novedades

sábado, 27 de octubre de 2018

Por qué debes dar preferencia al horario temprano sobre el tardío (en las comidas)

Todos hemos oído que eso de comer pasta y carbohidratos por la noche no es aconsejable sobre todo si deseas controlar tu peso. Sin embargo, habitualmente los nutricionistas suelen responder cuando les preguntan sobre esta creencia que es falso, puesto que una caloría determinada engorda igual a una hora que a otra.

Sin embargo, esta creencia mantenida por la mayoría de nutricionistas no es cierta y en este caso la creencia popularizada que comentaba sí esconde una razón cierta. En el fondo, que el cuándo importa es algo que hemos aprendido con los ayunos intermitentes. No sólo es relevante qué comemos sino cuándo.

En este caso también es cierto, y un estudio publicado en 2017 demostró que la respuesta de glucosa de una misma ingesta es mucho más baja por la mañana que por la noche. Abajo podemos ver el gráfico donde la respuesta de glucosa por la mañana es la línea amarilla mientras la rosa y azul son a las 8 de la tarde y 12 de la noche (éstas dos últimas son casi idénticas).

"Effect of meal timing on postprandial glucose responses to a low glycemic index meal: A crossover trial in healthy volunteers", Clinical Nutrition



Hay no obstante otros estudios anteriores que apoyan la misma noción: las comidas nocturnas producen una respuesta de glucosa superior. 

La razón de esto puede ser evolutiva. Sabemos también que la melatonina que segregamos por la noche aumenta la respuesta de glucosa de lo que comamos. Esto puede perfectamente deberse a que la naturaleza quiere evitar que durante las largas horas de sueño la glucosa caiga demasiado.

No hay comentarios: