Novedades

lunes, 24 de octubre de 2016

La regulación sanitaria al servicio de las farmacéuticas


Para entender y explicar los orígenes de los monopolios farmacéuticos (desde que poco menos deciden los contenidos académicos de los futuros médicos) hemos de remontarnos décadas atrás, concretamente a finales del siglo XIX y a la familia estadounidense de los Rockefeller. Famosos por su filantropía en tanto eran la saga más rica de EEUU, detrás de ello se escondió un intento por dominar el mundo. Las creaciones de Naciones Unidas, la Organización Mundial de la Salud, el Council for Foreign Relations o la Trilateral Commission fueron auspiciadas por los Rockefeller. 

Si queremos entender cómo se llegó a los monopolios farmacéuticos actuales hemos de recurrir a los Rockefeller. A finales del siglo XIX John D. Rockefeller había amasado una enorme fortuna extrayendo petróleo, y empezó a investigar la idea de usar un compuesto derivado del mismo para fabricar sustancias que afectaran al cuerpo y mente humanos. Parte de su fortuna la empleó en comprar parcialmente el ya entonces gigante farmacéutico alemán I.G. Farben, un cartel que intentó ayudar a Hitler creando sustancias para una guerra química para implementar su visión eugenésica del Nuevo Orden Mundial basado en la supremacía racial.

LEER ARTÍCULO COMPLETO

6 comentarios:

Anónimo dijo...

hola, perdona, te vuelvo a copiar un mensaje que te envié hace unos días por si no has podido verlo, gracias

Anónimo Anónimo dijo...
Hola

Recientemente me han hecho una radiografía de columna por una tendinitis rotuliana y han detectado que puedo tener piedras en la vesícula, de momento no tengo molestias pero me gustaría prevenir que vaya a más, ¿podrías recomendarme algún suplemento de LE? he visto varios y no sé por cual decidirme, en cuanto a lo que he leído sobre la dieta parece que tengo que suprimir las grasas por completo... ¿puedes orientarme un poco?

y ya de paso... para la tendinitis ¿me vendría bien glucosamina/condroitina? en principio es debida a la escoliosis que tengo pero creo que reforzar los cartílagos me vendrá bien... (mi edad es 46 años)

muchas gracias

Cristina

Adolfo David dijo...

Hola Cristina, probablemente los suplementos que más te recomendaría sería Black Cumin con Bio-Curcumin para reducir la inflamación y depurar el sistema linfático, en general todos los suplementos para la salud hepática están aconsejados también (Cardo Mariano o Milk Thistle, Dandelion o Diente de Leon, Alcachofa..etc). La fibra y vitamina C pueden ser beneficiosos aunque quizás más a nivel preventivo.

La glucosamina y condroitina sí serían de las cosas más indicadas para mejorar los cartílagos y articulaciones.

Anónimo dijo...

Muchas gracias!!

me pongo con ello, estoy pensando que tomo omega 3 y two per day, ¿hay contraindicaciones de estos productos en mi caso?

gracias de nuevo

Cristina

Anónimo dijo...

hola de nuevo

he mirado black cumin y en precauciones pone "No use este producto si tiene problemas de vesícula o cálculos biliares. "

¿que opinas?

gracias!

Cristina

Adolfo David dijo...

El comino y la cúrcuma podrían ayudar a eliminar las piedras pero también pueden empeorar los síntomas al aumentar las contracciones de la vesícula, son excelentes antes y después de tener el problema pero si estás en medio del problema aún, es decir ya tienes las piedras, sí hay una controversia a favor y en contra de su uso así que bueno por precaución evita el comino y la cúrcuma.

El Omega 3 es una grasa, si tu médico te ha dicho que evites grasas pues no debes suplementarlas. En cuanto al Two per Day si lo tomas tomaría una dosis moderada a baja, digamos una cápsula cada 2-3 días o así si quieres seguir beneficiándote de un multivitamínico.

Serdna dijo...

@Cristina: Antes de nada, yo no soy médico ni tengo ninguna titulación del ámbito sanitario ni dietético.

Sé consciente que la indicación de reducir grasas puede ser claramente contraproducente (vía dr. Eades): las dietas altas en grasas previenen la formación de piedras en la vesícula biliar, al menos durante la pérdida de peso. Una de las consecuencias de la estúpida demonización de la grasa (más aquí).

Personalmente opino que un gran porcentaje de las piedras en la vesícula biliar y su posterior amputación son simple daño yatrogénico.

Para cartílagos, supongo que ya incluyes vitamina K2: además de los artículos (y experiencia personal) que cité por otros lares respecto a la artrosis, William Fallon refería varios en artritis reumatoide (hay algún estudio posterior positivo en marcadores secundarios).

Un saludo.