Novedades

martes, 4 de febrero de 2014

El maquillaje: un aval científico




Maquillarse no es un acto o manifestación social y cultural actual, ni siquiera contemporáneo. En realidad, los seres humanos hemos empleado el arte del color sobre nuestros cuerpos desde tiempos prehistóricos. Hace 2.000 años, en la época de los romanos, ya existían desodorantes, productos capilares e incluso para mejorar el aspecto de la piel. Dejando aparte usos múltiples en la Antigüedad no puede negarse que hoy el maquillaje tiene un propósito claro: realzar nuestra belleza ocultando en el camino obstáculos para alcanzarla. Esto es, resultar más atractivos físicamente.

Todos podemos intuir de algún modo que esto tiene sentido o, dicho de otro modo, que el maquillaje cumple bien sus pretendidos propósitos. Pero, ¿qué dice la ciencia? Como era de esperar, la ciencia no hace otra sino confirmar lo que ya intuíamos. En 2008, el North American Journal of Psychology publicó un estudio un tanto curioso. En el mismo se empleó a dos mujeres sentadas en un bar de Francia, pero con una variante: en unos casos estaban maquilladas y en otros casos estaban con la cara lavada. El propósito era establecer si había diferencias apreciables en el tiempo que tardaba un hombre en abordarlas estableciendo una conversación. ¿Y hubo una diferencia apreciable? Podríamos decir que sí, acortándose el tiempo de espera a que un hombre iniciara con ellas una conversación cuando estaban maquilladas, y alargándose en este caso también la duración total de la conversación.

Parece pues que, al menos en las mujeres, el uso del maquillaje las hace más atractivas para el sexo opuesto. Pero, ¿cómo funciona exactamente el maquillaje? Si volvemos de nuevo a la ciencia publicada, podemos hallar pistas para responder a esta pregunta. Un estudio publicado en 2006 en el International Journal of Cosmetics Science estableció que los hombres consideran a una misma mujer de clase social superior cuando está maquillada, así como poseedora de un trabajo mejor remunerado.

Otro estudio anterior en la misma revista científica, éste de 2003, arrojó unos resultados en este caso quizás poco esperables. Y fueron poco esperables porque a la hora de determinar qué componentes del maquillaje tenían mayor poder o capacidad para establecer una diferencia en atracción para los hombres, la barra de labios tenía muy poco poder. ¿Y qué marcaba más un antes y un después? El maquillaje de ojos, seguido de algo tan básico como el fondo de maquillaje. Y por lo que a esto último respecta, parece que más allá del color, la textura y uniformidad juega un papel fundamental. 

17 comentarios:

Miss Potingues dijo...

Por la parte que me toca, me ha encantado el post, como buena potinguera y amante del maquillaje y el color.
Un abrazo!

rocio dijo...

Yo creo que en la actualidad, afortunadamente, el maquillaje va siendo enfocado cada vez más para gustar a una misma, y no tanto para gustar a los hombres. O al menos, eso quiero pensar!
Por cierto, me encanta que hayas elegido una foto de Marylin!!!

Elena dijo...

A. David, utilizo tu ácido salicílico. En la cara tengo poros y granos pero en el escote no. Puedo utilizarlo también en el escote o sólo es para los poros y acné?

Gracias.

Adolfo David dijo...

Elena sí se puede emplear en otras zonas del cuerpo sin problema

Paloma dijo...

A mi el maquillaje me da seguridad. Y siempre me alegro de ser mujer y poder usarlo.

Anónimo dijo...

Hola. Podrías con tus conocimientos recomendar un buen maquillaje antiedad (luminoso y antiarrugas). Muchas Gracias

Anónimo dijo...

Rocío, a una misma y a los demás, que cuando estamos en casa solemos arreglarnos menos que cuando salimos, luego tiene un objetivo de aceptación social muy grande.
El maquillaje cumple la función de uniformar y resaltar, en definitiva, es parecer más joven, armónica y saludable...Juventud y salud son los mensajes que los hombres valoran de manera inconsciente, porque desde un punto de vista evolutivo, es una estrategia exitosa.

Elena dijo...

A. David, gracias. La verdad es que me va muy bien. Creo que leí que hace un tiempo tu usabas la Hydrance Optimale de Avene, utilizo la de spf20. Consideras que es suficiente protección para la ciudad tanto en invierno como en verano? Suponiendo que la reaplicas a las 3 horitas.

Eva Eva dijo...

Hola,

Alguien me puede decir cual es el código de descuento para life extension?

Gracias

Eva

Marisol dijo...

Hola, he leído aquí acerca de las virtudes del ácido salicilico, y puesto que tengo dermatitis seborreica en el cuero cabelludo, un champu con este ácido me beneficiaría, pero querría saber sí me perjudicaría a la queratina y los aceites naturales del cabello, resecandomelo.
Gracias.
Marisol

Adolfo David dijo...

Eva Eva, son las siglas del blog. "JYB".

Elena, es suficiente sí si dices que la reaplicas cada 3 horas en verano.

Anónimo dijo...

Hola, he empezado a seguir el blog hace poco. ENhorabuena, es estupendo!
¿Puedo preguntarte qué ácido salicílico recomiendas? Estoy probando con Azelac loción, pero tiene mucho alcohol.
Muchas gracias!
Ainhoa

Elena dijo...

Gracias A.David. Elena

Adolfo David dijo...

Este salicílico no contiene alcohol

http://lifeextension.es/cosmeticos/146-exfoliante-formato-tonico-purificador-2-bha-100-ml.html

Anónimo dijo...

Ohhh estás siguiendo los pasos de Paula Begoun y sacando tus propias formulas? Estupendo! Gracias!
Ainhoa

Oasis dijo...

ADOLFO DAVID, podrías decirme algún producto con una alta concentración de antioxidantes?, Algún producto que supere a RESIST SUPER ANTIOXIDANT CONCENTRATE SERUM de Paula´s Choice que es el que utilizo actualmente?. Muchas gracias.

En la cultura egipcia hombres y mujeres se maquillaban por igual, se teñían el pelo, usaban pelucas,... Grecia heredó los conocimientos egipcios y desarrolló sus propias fórmulas. Cobró importancia un nuevo elemento, la piel. El afán por blanquearla se extendió por todas las culturas... En Roma el maquillaje se convirtió en un símbolo social que impulsó el desarrollo de nuevas técnicas y nuevas sustancias. En su tratado Código de la coquetería, Ovidio da varias recetas para blanquear el cutis; la más usual era una mezcla de yeso, harina de habas, tiza y albayalde que, bajo la influencia de los rayos solares ennegrecía el rostro. El plomo se utilizaba para sombrear los párpados con la ayuda de un pincel y las pestañas se teñían de negro con una mezcla de huevos de hormigas y moscas machacadas. La aparición del cristianismo representa una regresión en el maquillaje....etc,. En fin, es un tema apasionante...

Anónimo dijo...

JYB