Novedades

viernes, 1 de febrero de 2013

¿Las mujeres pagan más por la belleza?

Recientemente me quedaba estupefacto ante la noticia de que en Dinamarca será ilegal que el corte de pelo femenino sea superior al masculino. Ya en el 2000 un estudio afirmaba que tal 'discriminación' existía en las peluquerías británicas. Parece que los jueces sabrán mucho de Derecho, pero nada de economía: ¿acaso el esfuerzo por cortar el pelo a un hombre y a una mujer es el mismo? ¿acaso la demanda y la disposición a pagar por un corte de pelo es igual en un hombre que en una mujer? Los precios, obviamente, deben fijarlo los oferentes para ajustarse al conjunto de demandantes, no los jueces. ¿Se imagina que un juez determina mañana que el kilo de lentejas debe valer lo mismo que el de garbanzos? Ridículo.

A colación de este asunto, en los últimos tiempos son algunos los investigadores que se han preguntado si las mujeres acaban pagando más por la belleza que los hombres. Pero la cosa no parece tan clara. Por ejemplo, el Wall Street Journal hablaba hace no tanto de que la manicura masculina cuesta más que la manicura femenina. En este caso al menos el tiempo y esfuerzo para una manicura no parece apreciablemente mayor en el caso de un hombre que en el de una mujer, y sin me apuran con el esmalte y el colorido para las uñas femeninas, incluso el caso puede ser al contrario. Quizás, entonces, el precio para los hombres es mayor porque su disposición a pagar por una manicura es mayor, la demanda consiguientemente superior y la oferta de personas dedicadas a las manicuras masculinas no es proporcionalmente tan superior a las que se dedican a las femeninas como para equiparar el precio de ambas. Es una cuestión de simple lógica. Pero oh, aquí parece que no hay juez que valga para deshacer tal desigualdad. Por desgracia, la llamada "discriminación" es un concepto presa de la corrección política del momento.

Precisamente sobre este mismo tema, el New York Times Upfront defendía el derecho de cada negocio y empresario a cobrar lo que considere a cada cliente de su peluquería. En efecto, a ningún cliente se le exige a punta de pistola entrar al establecimiento y pagar el precio que un empresario solicita; cada cual es libre de poder elegir, aceptar o rechazar.

Sí estoy totalmente de acuerdo en que las mujeres tienden a pagar en general más por artículos cosméticos. Porque tradicionalmente, claro, han sido ellas y no los hombres las principales consumidoras de estos productos. Y por eso han sido el blanco principal de la industria cosmética. Por eso aún no existen las cremas específicas para cuello para hombre, y hace no tantos años que empezaron a salir los contornos de ojos para hombres y otras absurdeces más en un doble sentido (de género -tu piel necesita un producto por tener acné o ser seca....pero no por ser mujer, hombre o transexual-, y anatómico -tu piel de las mejillas no necesita un producto distinto de la barbilla o la nariz-). Cuando hace poco Sisley lanzó su crema extracara Sisleya para hombres marcó un nuevo hito: abrir la veda de lo presuntamente para el género masculino en el tramo de precio apto para desprendidos y millonarios. Y digo presuntamente con todo el sentido: yo por ahí no paso, y si no que entren en mi cuarto de baño no precisamente vacío de productos cosméticos a ver si encuentran alguno dirigido a pieles masculinas.

Sobre estos trasuntos, me gustaría citar a Wendy McElroy, una de las exponentes del iFeminismo o feminismo individualista, que en lo esencial suscribiría:

El feminismo debe ofrecer una mano de buena voluntad hacia los hombres que están siendo destruidos por el sesgo de género en el sistema. Las mujeres deben levantarse y exigir la eliminación de toda ley y aplicación de la ley que discrimine en función del género, independientemente de si esta discriminación beneficia a las mujeres, porque eso no puede ocurrir.  
Las mujeres son individuos y todo lo que debilite los derechos individuales basados en una humanidad común daña tanto a los hombres como a las mujeres.

17 comentarios:

marisa dijo...

Me parece correcto lo que manifiestas aunque creo que el feminismo (su mejor versión) digamos, no el feminismo trasnochado, deberia estar mas vigente en España de lo que esta actualmente esta, ; soy bastante esceptica en ese sentido las mujeres como tal no somos nada corporativistas

Paloma dijo...

Totalmente de acuerdo con Marisa.
Por otro lado, no estoy de acuerdo en que cueste más cortar el pelo a una mujer, para nada, es mucho más fácil cortar una melena larga que un pelo corto, doy fe que me lo corto a mi misma (en 3 tijeretazos escasos) y también a mis dos hijos y a mi marido. Cortarle el pelo bien a un hombre es muy complicado y lleva mucho más tiempo.
Evidentemente se aprovechan de nosotras con los precios, ya sea en la peluquería o en la droguería.

Ivan dijo...

Lo que hay que ver. En EEUU dentro de una misma peluqueria pagas segun el peluquero que te atiende.

Pero bueno, ya puestos a ver si se extiende el ejemplo a otros comercios porque puestos asi tampoco me parece justo que una mujer se commpre un vestido por 20 euros y un hombre tenga que pagar 30 por un pantalon y 20 por una camisa. O peor todavia, que vayas a Carrefour y un jersey de mujer cueste 9 euros y uno de hombre 15 siendo practicamente iguales.

Ivan dijo...

Paloma, no siempre es asi. No es lo mismo lo que tu dices que cortar una melena a media espalda a capas, hacer un flequillo desfilado y marcarlo todo a secador que meterle la maquinilla al 2 a un hombre. Depende de los cortes y los largos.

Donde yo voy cobran (por lo menos a hombres) segun te lo cortes: a mano, a maquina....

Anónimo dijo...

Ya se que es algo cultural y que las mujeres no deberiamos entrar al trapo (que lo hacen la mayoria, no todas) pero a nosotras no cuesta mas dinero el mantenimiento fisico (en materia de belleza) que a los hombres (peluqueria, cosmetica, ropa etc) y la presion social por estar guapa es mayor que en los hombres, una pena pero es asi

Roxana dijo...

Según un estudio israelí no es aconsejable que los ancianos tengan el colesterol bajo:

http://www.jewishpress.com/news/guess-what-high-cholesterol-helps-elderly-live-longer/2013/01/31/

Anónimo dijo...

Hola a todos. Ya se que mi comentario nada tiene que ver con el post de hoy, pero necesito ayuda. Estoy tomando antidepresivos y ansioliticos. Llevo tiempo con altos y bajos en mi estado de ánimo. La cuestión es que desde hace 3 meses hasta ahora tengo muchísima ansiedad con la comida, no soy capaz de seguir una dieta sana y en un año he engordado 8 k. Quiero bajar de peso como sea pero no soy capaz de salir de este círculo. Tengo 47 años y creo que estoy en plena premenopasua. David, probé ir vigilia y nada. Bueno, lo que quería que me dijerais es si sabéis de algo para quitar la ansiedad por la comida, y algo que reactive mi metabolismo, pues creo que se está rlalentizando a pasos agigantados. Me siento también un poco inflamada y todos los kilos de más se concentran a modo de grasas en toda la zona abdominal. Gracias de antemano. Un beso. Carmen Casas ((Valladolid).

Adolfo David dijo...

Carmen, los antidepresivos son causa habitual de aumento de peso. La cuestión sería ir dejando esos fármacos, pero yo no recomiendo dejar fármacos de prescripción por cuenta propia sin conocimiento del médico. Todo lo demás sería ir ajustando la dieta antiinflamatoria con algún suplemento específico pero, lo primero es plantearse con el médico o un médico distinto al menos ir dejando esa medicación psiquiátrica. No entendí lo de 'vigilia'

Anónimo dijo...

Muchas veces los medicamentos tienen el efecto secundario de aumentar el apetito y ralentizar el metabolismo. Para aumentar el metabolismo ( y adelgazar un poco) de una forma super natural es haciendo deporte aerobico como correr, por otro lado para la ansiedad por la comida creo recordar que A.D. Recomienda el cromo. Tambien esta el Triptofano, pero no se si es aconsejable tomarlo si se estan tomando medicamentos como los tuyos. Segun me conto un doctor una vez solamente existe un medicamento que sirve realmente para gente con hambre voraz (no se cual es) pero para que te lo receten tienes que estar realmente obeso, (increible) Supongo que habra mas, no se, pero esas fueron palabras textuales del doctor. Asi que con esa respuesta de prevenir nada... A ver que opina A. D.

Anónimo dijo...

David, me refería a irviginia de LE, mango africano, no recuerdo exactamente como se escribe. Pensaba comprar ahora omega 3 y comenzó a Q10, pero estoy p endiente que me digáis algo efectivo para adelgazar (grasas en abdomen) y quitar ansiedad por comer, es horrible este círculo vicioso. Gracias
Carmen C

Paloma dijo...

Ya, Ivan, es que no es justo que por el hecho de ser mujer y llevar el pelo largo me cobren igual que a otra con un melenon y que se haga algo complicadisimo, cuando lo mío se termina con tres tijeretazos ;-)
Por eso he dejado de ir.
Y mi padre, que es prácticamente calvo, dejó el peluquero cuando se negaron a hacerle rebaja. El precio debería depender del servicio, no del sexo.
Lo de la ropa, si comparas calidades iguales (pantalones de vestir, jerséis de lana, etc) ., cuesta lo mismo. Y si no, mirad en Zara, H&M. Pero si comparas unas mallas y camiseta fina con pantalones de pinzas y jersey, normal que cueste más. :-)

Anónimo dijo...

A mi tambien me intesesa el tema como a Carmen. No entiendo como un medicamento recetado para la ansiedad no elimina la ansiedad de forma general. Me parece que a la medicina todavia le queda mucho por evolucionar. ¿Cuantos medicos nombran los problemas generados por la deficiencia de la leptina? ¿Y por que se receta un medicamento para el apetito voraz solamente si se esta obeso? Hay cosas que no puedo entender. ¿Que se sabe sobre aminorar un apetito incontrolado, A.D?

Anónimo dijo...

Habeis probado el gotu kola ?

Serdna dijo...

@Carmen C: Yo ni me plantearía ir a bajar peso mientras estés medicada: plantéate mejorar primero tu salud. Espero que el médico que te toque sea útil en cuanto a ayudar a desengancharse de los antidepresivos y ansiolíticos. En el caso que me queda cerca, consiguió desengancharse de la paroxetina de forma paulatina (dejarlas de golpe le producía náuseas a lo bruto), troceando las pastillas en 4 y pasando de las de 20mg a las de 10mg, a lo largo de varios meses. Una vez desenganchada, y también reduciendo el consumo de trigo (algo muy de vez en cuando), ha bajado bastante de peso (68 a 59kg) y lo más importante, en volumen. Ella toma vitamina D (5.000UI/día), magnesio, vitamina K2 (5mg dos veces por semana o menos) y vitamina C (algo por las mañanas), además de haber subido consumo de pescado, moluscos y algas.

Quien esté experimentalista y quiera intentar controlar el apetito descontrolado, está la receta de sensibilización a la leptina del Dr. Kruse que comenta Ana (hay enfoques dietéticos previos similares).

Un saludo.

cocinita dijo...

Hola a todos:
Carmen C yo había engordado recientemente 10 kg y tengo prácticamente tu edad. He ido a un nutricionista que me ha puesto una dieta muy tradicional y parecida a la de la zona y también he probado con acupuntura y auriculoterapia, que son unas semillitas en la oreja que estimulan puntos que te quitan la ansiedad por comer. Estoy muy contenta con el resultado. Eso sí, la medicación con antidepresivos no la dejes por tu cuenta. Consúltalo al médico y empieza poco a poco a desengancharte.
Un saludo

begusa dijo...


Estoy totalmente de acuerdo con Paloma, he tenido que ver como le cortaban el pelo a un amigo mío (que por entonces lo tenía más largo que yo) y yo tenía que pagar hasta el triple que él!
(Respecto a lo de las leyes... dudo que haya alguna ley discriminatoria en sí, y de haberla... dudo que beneficie a nadie: ni hombres ni mujeres)
un saludo,

Anónimo dijo...

Bueno, en el mundo de los seguros (que no ha salido practicamente nada en las noticias) desde el 1 enero 2013 ya no se puede tarificar por sexo, han cambiado la ley...asi que parece que cambios hay... aunque sean pocos.