Novedades

viernes, 7 de enero de 2011

Ley antitabaco, un juicio de valor

Desde hace pocos días en España rige una nueva ley antitabaco de sobra conocida (prohibición total de tabaco en bares y restaurantes), la cual ha vuelto a poner sobre la mesa la habitual discusión social sobre los derechos de los fumadores y de los no fumadores. Siendo por supuesto no fumador y enemigo personal del tabaco, tampoco creo que el prohibicionismo sea una receta aconsejable; y si bien es cierto que el tabaco no es exactamente como consumir drogas o cualesquiera sustancias en tanto el humo va hacia el ambiente respirado por todos quienes se encuentran en él (esto es, la libertad de drogas o sustancias de por sí no puede agredir ningún derecho individual de terceros, mientras una libertad de tabaco o humos potencialmente sí), obviamos que la restricción legal nueva probablemente invade con claridad un derecho: el de los dueños de los bares, restaurantes o locales a decidir sobre su propiedad. Aun siendo tales locales de acceso público, siguen siendo una propiedad privada. Parece que los legisladores, como habitualmente, no creen en la resolución de los potenciales o eventuales conflictos sociales o inter-individuales mediante la libertad o los libres acuerdos entre las partes. Algo tan simple que se traduciría en locales donde se permite fumar, donde no se permite fumar, así como locales mixtos con una gama de diversificaciones tan amplia como es capaz de concebir una sociedad libre (por espacios, por horarios, por fechas...). El prohibicionismo es caldo de cultivo de nuevos conflictos sociales, consecuencias no deseadas por el legislador y, entre estas últimas, nuevos modos de actuar o mecanismos para evadir la ley. Pensemos en la Ley Seca de los años 30 en EEUU contra el alcohol o las actuales guerras contra las drogas, casos de prohibición total (ilegalización) a los que cada vez más peligrosamente se acerca el marco jurídico sobre el tabaco. En ninguno de estos casos ha parecido o pareció descender el consumo de lo prohibido, y sí aumentó por ejemplo la criminalidad como consecuencia directa. Si legalizáramos las drogas, las mafias ya no tendrían lugar, puesto que tienen el poder actual gracias a la prohibición -esto es, ellas son las expertas en evadir la ley, no los empresarios pacíficos-. China por ejemplo es uno de los países donde hay más mafias en el ejercicio de la prostitución, puesto que en China es ilegal la prostitución aunque sea elegida sin ser forzado por nadie (otra cuestión son las mafias en el mundo de la prostitución forzada y forzosa, pero obviamente esto no es prostitución voluntaria, sino pura y llana esclavitud que debe ser perseguida y condenada). Con todo eso no critico exclusivamente la ley antitabaco actual española, sino en general el devenir de las regulaciones en Europa y EEUU al respecto. Yo soy el primero que celebro poder encontrarme locales más libres de humos. Pero aparte del deseo de cada uno en esto, debemos vigilar si se vela por los derechos de unos y otros ciudadanos fumadores o no, y por supuesto ver dónde quedan los derechos del dueño y propietario de un local a decidir qué sirve en su local, qué música pone, qué decoración elige o qué tipo de clientes prefiere o incluso permite (el llamado derecho de admisión). Si olvidamos por completo todo esto, podemos acabar olvidando el valor mismo de la libertad personal y la resolución de conflictos en libertad, esto es, por la propia sociedad. Y entonces podremos delegar todas las decisiones en un gobierno, eso sí, de hombres sabios y buenos que siempre desean lo mejor para nosotros sus serviles ciudadanos. Podría denominarse el despotismo democrático. Así el concepto de sociedad libre se convertirá en una entelequia, una reliquia del pasado, enterrada bajo la falsa felicidad de un pueblo de lacayos y autómatas que actúan a golpe de decreto gubernamental. Y es que parece que nosotros los ciudadanos somos demasiado estúpidos, demasiado tontos, para saber lo que es bueno para nosotros y actuar como hombres autónomos, responsables y libres.

Que haya menos humos es excelente para nuestra salud. El marco ideológico de dirigismo desde las élites políticas en el que Occidente se mueve en ésta como en otras cuestiones debería preocuparnos. Con la pretensión o excusa de cuidar de ti, puede que más temprano que tarde el gobierno de turno llame a tu puerta. A la de tu propia casa.

32 comentarios:

Unamas dijo...

Mi piel ha mejorado mucho desde que me he hecho una serie de peelings herbales que me han atenuado marcas de acné y me ha proporcionado más luminosidad a la piel. El caso es que me gustaría saber qué clase de productos logran quitarte esa "mala cara" que se tiene cuando no se está maquillada, y que da aspecto gris y como de cansada. ¿Quizás la línea RESIST de Paula Begoun?
Gracias.

Adolfo David dijo...

Hace poco alguien preguntaba si es suficiente magnesio el de LEF Mix. Si se consume la dosis completa diaria de 9 tabletas o incluso 7-8 y se está por lo demás sano, sin duda que sí. Recordemos que las almendras tienen magnesio.

Pilar dijo...

La posibilidad de definir establecimientos para fumadores y no fumadores ya se contemplaba en la ley anterior, y muy pocos, por no decir ningún hostelero, eligió que su local fuera para no fumadores. Se fueron a lo fácil, y eso ha traido en parte estas consecuencias.

Por otra parte, no olvidemos que los trabajadores de hostelería también tienen derecho a que su salud sea preservada, y con la situación anterior no se cumplía. También los medios de transporte, centros comerciales y cualquier centro de trabajo han de acatar la ley, porque en ellos hay trabajores.

Existe la fórmula jurídica para que se pueda fumar en tu local: que deje de ser un bar.

Así que me temo que la sociedad, al menos la española, no es tan madura como algunos piensan, y aún necesita que, mal que bien, se sigan haciendo leyes, incluso tan restrictivas como esta.

Por cierto, el sólo hecho de nombrar la "prostitución libremente elegida" me parece de una desfachatez total. ¿Cuántas/os prostitutas/os vocacionales y que elijan libremente conoces tú?

Mario dijo...

!Hombre! un artículo de política (aunque un poco disfrazado de temática saludable, con el pretexto del tabaco).

Una vez más, han quedado claras tus posiciones políticas (ultra conservador, ahora eufemísticamente llamados liberales o neo liberales).

Que quieres que te diga, mis ideas son diametralmente opuestas a las tuyas. Yo creo en un Estado del bienestar, donde los más desgraciados, los más desfavorecidos, tenga la misma igualdad de oportunidades que el resto. Y no porque se les de limosna, sino porque tengan sus derechos.

Creo en la discriminación positiva a favor de los discapacitados. En lo que no creo es en el capitalismo salvaje, como el que propugnaba Goebbels, donde a los más desfavorecidos, se les aparta y extermina. Mira a los fachas de la escuela de Chicago, que tanto admiras, como han dejado a los USA. El país menos solidario del mundo, donde existe un abismo entre ricos y pobres, el más polarizado y el que tiene la deuda más inmensa (imprimiéndo más dólares no se va a solucionar).

¿Que opinarían los 1500 seres humanos que murieron en España por culpa del tabaco de los otros, obligados a respirar ese veneno en sus trabajos, de tu artículo?... El probleman es que ya no pueden, Adolfo.

Sandra dijo...

¡Pongámonos tremendistas!
En cuanto al derecho a la propiedad privada. La propia Constitución reconoce la función social de este derecho (art. 33.2), que, por otro lado, no pertenece al núcleo duro de los derechos fundamentales.
Aparte, la misma Constitución reconoce al Gobierno la facultad de tutela de la salud pública (art. 43).
Olvidamos que todo nuestro sistema legal, el que garantiza la libertad, se basa en prohibiciones. La célebre frase: mi libertad termina donde empieza la de los demás.
De la misma forma que puede restringir el derecho de propiedad esta ley antitabaco, la ley de arrendamientos urbanos restringe la del propietario arrendador. También la ley de sanidad vegetal y la ley de sanidad animal coartarían la libertad de los propietarios agricultores y ganaderos respecto a sus propiedades y a su libertad de elección de la forma en que las explotan.
Donde tú ves restricción de derechos, yo veo regulación de derechos.

Anónimo dijo...

Se esté más o menos de acuerdo con la ley antitabaco creo que deberíamos plantearnos como bien dice David hasta dónde puede llegar el intervencionismo del Estado.

Adolfo David dijo...

Lo primero, recuerdo una vez más que la defensa de la libertad individual es una de las bases de la corriente de nutrición paleolítica, tema que podría dar para un interesante artículo. Igualmente, Life Extension es una organización que dedica gran esfuerzo a la promoción de tal libertad.

El artículo en principio me parece bastante razonable para cualquiera en tanto sencillamente plantea que hay que ser vigilantes hasta qué punto legitimamos la injerencia del Estado. La ilegalización de las drogas es un ejemplo claro con problemas devenidos de la prohibición. Igualmente dejo entrever los problemas de la dialéctica de libertades personales cuando se habla de humos/tabaco en tanto afecta al aire, con una propiedad no siempre tan bien definible etc

Temas concretos comentados...

Pilar. El porcentaje de prostitución voluntaria o forzosa a los efectos comentados en el artículo es bastante indiferente, en tanto la prostitución voluntaria es una opción jurídicamente posible. Por supuesto, se entiende forzosa cuando una persona o personas te obligan por la fuerza a ésta u otras situaciones, no a 'forzado por la situación, las circunstancias...' ya que sólo las personas coaccionan jurídicamente hablando, las circunstancias, el ambiente, las opciones.. etc no. Si realizas un acto sin que ninguna persona jurídica te obligue o fuerce es un acto estrictamente voluntario y libre con independencia de tu entusiasmo, interés o lo que fuere al realizar tal acción.

Sandra. La Constitución española en muchos aspectos no me parece una norma modélica o ejemplificante. La llamada 'función social' de la propiedad privada puede acabar sin problemas con el sentido mismo de propiedad privada, ya que la 'función social' justifica la expropiación, y podría llegar a hacerlo en principio y en teoría hasta el 100%. Cuando desde el liberalismo se critica el prohibicionismo evidentemente se refiere aquél que restringe libertades individuales, e igualmente debe estar claro que la libertad individual se basa en la justa prohibición de la agresión sobre la esfera personal (la cual se codifica a través de la propiedad privada). Una buena Constitución me parece por ejemplo la de EEUU de 1787 o algunas españolas del XIX como la de 1812.

Mario. Si eres el habitual Mario tan entuasiasta de las publicaciones de Life Extension, me choca que te sea tan ajena la temática de la libertad personal. Lo primero, la defensa de la libertad individual no es nada conservador, todo lo contrario. Yo en este artículo no he mencionado el Estado 'de Bienestar'. En cualquier caso creo que tienes una confusión importante sobre algunos términos histórica y politológicamente hablando. El nazismo es declaradamente anticapitalista, es una ideología socialista en lo económico y nacionalista. Por ejemplo, el programa fundacional del partido nazi alemán o NSDAP en 1921 es de los primeros con unas ideas económicas basadas en redistribución de rentas y grandes sistemas estatales de sanidad, pensiones etc Precisamente EEUU, que no es ningún modelo actual de sociedad libre tampoco, tiene una de las sociedades occidentales más solidarias (no tengo ahora la referencia) con cerca de un 5% de sus rentas dedicadas a diversos fines filantrópicos. También EEUU tiene un nivel ascensión en la escala social (la probabilidad de que los integrantes de deciles de renta bajos acaben situándose en los altos) mucho mayor que cualquier país europeo. Independientemente de lo que se crea o no, todos ésos son datos verificables. Yo no he defendido nunca la Escuela de Chicago, sus ideas monetarias son intervencionistas y antiliberales. Leyendo tus palabras me he acordado de la tesis doctoral en economía de Jorge Bolaños, donde argumenta los problemas, daños y perjuicios de la discriminación positiva, cuotas etc para discapacitados ("Modelos de discapacidad a través de las leyes y de las instituciones sociales") y defiende un modelo de libre mercado para salvaguardar los intereses de los minusválidos. Jorge Bolaños es ciego.

Pasodetushumos dijo...

SIETE FALACIAS PRO-TABACO
1. "El Estado no es quien para decidir de qué me quiero morir". Pero sí lo es para proteger a los que no fuman y mueren por el tabaco ajeno. Cada año, entre 1.300 y 3.000 fumadores pasivos fallecen en España como consecuencia directa del humo del tabaco, según varios estudios médicos. Los más afectados son los trabajadores de la hostelería.

2. "Es la ley más restrictiva de Europa". Es casi idéntica a la de Irlanda, Italia y Reino Unido, y muy similar a las que aprobarán otros países para cumplir con la política antitabaco de la UE.

3. "Es una cortina de humo del PSOE para esconder la crisis económica". Pues fue negociada con el PP y aprobada por consenso, con el apoyo de la práctica totalidad del Congreso.

4. "¿Y por qué no se persigue el humo de los coches?" Sí se persigue, aunque sea poco: hay controles sobre el nivel de emisiones en cada revisión de la ITV. Que un problema aún no esté resuelto no impide luchar contra otro (y tampoco puedes entrar en un restaurante con el coche encendido).

5. "Es una ley hipócrita porque el Gobierno prohíbe el tabaco, pero cobra impuestos con él". El tabaco no está prohibido: se puede fumar en el 99% del país (al aire libre y en cualquier casa). También pagan impuestos los automóviles y no por eso se puede conducir por la acera atropellando peatones.

6. "Va contra la libertad, la convivencia no debería basarse en prohibiciones". Pues todo nuestro sistema legal se basa en ellas y tu libertad termina donde empieza la de los demás. Como ironiza un amigo, “¿te molesta que coma mientras fumas?”.

7. "Los bares no son un servicio público; el que no quiera fumar, que no entre". Los bares también son un centro de trabajo: el de los camareros. Y este argumento es reversible: el que quiera fumar, que se vaya fuera.

Copiado de escolar.net

Pilar dijo...

Bien, entonces, como jurídicamente hablando, sólo existe coacción si es ejercida por personas, habrá que entender que los indigentes, marginados y excluídos en general, lo son de forma voluntaria, ya que nadie les ha obligado a ser lo que son. Tenemos pobres vocacionales.

Aunque te asista la letra de la ley ¿No hubiera sido más fácil simplemente no usar una frase tan desafortunada y previsiblemente provocadora? Es tu blog, desde luego, pero precisamente por eso tienes que asumir las consecuencias de lo que dices.

Un saludo. Sin acritud.

Adolfo David dijo...

Traer a colación el estado de pobreza de algunos es bien demagógico, porque sigues confundiendo un estado de no agresión con la vocacionalidad, no sé qué tendrá que ver, ya lo he expuesto. Jamás podía imaginar que era provocador para nadie hablar de prostitución forzada por alguien y no forzada por nadie en particular, porque no lo es. Un acción jurídicamente coactiva es en la cual alguien jurídicamente definible te obliga a algo que no has acordado o contratado previamente. No tiene más misterio, y pretender lo contrario sería un caos y absurdo legal. Luego se puede hablar de que las circunstancias X te obligan, te fuerzan, pero esto es digamos una forma de hablar o expresarse que no implica actos punibles, que es en el marco en el que desarrollo toda la discusión: el Derecho no sólo como ley positiva (o ley vigente-existente en X jurisdicción o territorio) sino como Derecho rectamente entendido, posiblemente en términos de Derecho Natural o el deber ser jurídico.

Volviendo a la realidad actual legal de España, es difícil negar que la regulación previa de espacios habilitados para fumadores y no fumadores ya era más que suficientemente resolutiva para dirimir los conflictos existentes entre los fumadores pasivos y los derechos de fumadores. Había ya espacios sin humos para los que no somos fumadores.

Pilar dijo...

Oye, que sí, que pa ti la perra gorda.

Insisto en que prácticamente ningún hostelero convirtió su negocio para no fumadores, y que los trabajadores del gremio también tienen derecho a que se proteja su salud.

Totalmente de acuerdo con Pasodetushumos

Adolfo David dijo...

Actualmente ya había espacios sin humos en todos los locales con determinados metros cuadrados con la ley vigente hasta diciembre 2010, eso es lo que existía, no otra cosa. Así que el argumento de los derechos de los que no fumamos es bastante carente para justificar la invalidez de la ley precedente y la necesidad de una ulterior o nueva. Y sí es claro que se elimina el derecho a habilitar una zona de humos para quienes deseen fumar sin necesidad de buscar escapismos legales como fundar sociedades gastronómicas donde sí se puede. Si la Constitución española tiene algo elogiable, entre otras cosas es su garantismo, sin embargo la actual es una ley poco garantista, la precedente lo era más y llegaba a una mucho más razonable delimitación de derechos.

Aparte de ello, la hostelería se gastó millones hace unos 3-4 años con la ley previa para habitilar zonas para fumadores, separadas físicamente, ventiladas y acondicionadas. Ahora a los fumadores se les quita este derecho que no vulneraba mi derecho al aire libre de humos. Tras los millonarios desembolsos de los hosteleros, ahora se les dice que todas sus reformas no valen ya para absolutamente nada. Éste es un problema económico que ha generado la nueva ley.

Lo pegado por pasodetushumos no son argumentos en su casi totalidad en que yo haya entrado en ningún momento en ningún sentido, pero gracias por participar por supuesto.

Algunos Pilar deberían leer mejor la ley previa, porque parece que antes lo que había era una libertad total y absoluta para todos los hosteleros. A la luz de esto resultan increíblemente peregrinos la gran mayoría de argumentos por la ley actual.

Pilar dijo...

Debes de salir poco de bares, David, o tener mucha, pero mucha mucha suerte para encontrar tanto bar para no fumadores. O vivir en otro país, no en España.

Conozco perfectamente la ley previa (no sé en qué te basas para dudarlo) y, insisto, casi ningún hostelero acondicionó su local de más de 100 metros, separando físicamente las zonas de fumadores y no fumadores. Y los de menos de 100 metros, obviamente, no lo hizo ninguno. Que algunos gastaron dinero y ahora no se les compense me parece injusto, pero es otro asunto. Sé de lo que hablo porque me miré bastante bien las webs en las que figuraban estos locales. Es más, entre los que sí lo declararon como de no fumador, también se incumplía y dejaban fumar. Las denuncias que tengo puestas (todas ellas sin sanción, por cierto) lo atestiguan.

Tengo muy visitadas webs antitabaco y sé que pasaba lo mismo en todas partes. Así que no me vengas con historias. La ley anterior no cumplía ni se hizo cumplir por las propias autoridades. Y que vengan tiempos electorales sospecho que tiene mucho que ver con lo estrictos que parecen que se están poniendo con esta. Qué poco antes.

Pero si para ti, la salud de los trabajadores de hostelería y la de los clientes que no teníamos locales para no fumadores (insisto, no teníamos) es un tema peregrino, esta ley está de más. Claro que sí.

En cualquier caso, no voy a seguir con el tema. Las opiniones son libres. La ley no. Y ésta me beneficia.

Bartolo dijo...

Pilar ,cuantas veces habras escrito lo de la perra gorda ?, cada vez que no te dan la razon o te discuten cualquier cosa y nos sabes como salir " victoriosa " del " debate " , sueltas la perla de la perra gorda, tal vez no me recordaras pero ya soltaste tu frase de niña pequeña y he podido ver como lo has hecho con mas foreros que escriben aqui, pilar madura se conciente de que hay multiples y diversas , discordantes opiniones y sobre todo respesta, saludos.

Adolfo David dijo...

Tú misma acabas de afirmar que la ley previa no se cumplía. Entonces no sé por qué presumes que no va a suceder exactamente lo mismo con la actual. La solución entonces es hacer cumplir aquella ley, no hacer otra mucho más restrictiva. Precisamente aquella ley velaba bien por los derechos de unos y otros como yo pretendo, quizás es que para ti los fumadores carecen de derechos. A nadie le han obligado antes o ahora a trabajar en la hostelería.

Pilar dijo...

Sigo pensando que lo de la prostitución libremente elegida es una frase muy poco adecuada. Y no veo porqué tengo que cambiar mi opinión porque a alguien no le guste ni que ofenda a nadie con ella. Precisamente he preferido no entrar en más polémicas. Pero eso para ti, Bartolo, me convierte en inmadura. Otra opinión más. Ni mejor ni peor.

Los fumadores no carecen de derechos. Nadie les prohíbe fumar, salvo donde molestan y perjudican. Ellos pueden elegir, el trabajador de hostelería no.

Ah, no, perdón, que ya sabemos que a los hosteleros no les obligan a trabajar tras la barra. Que una pistola no les ponen para estar ahí, no. Ya, eso ya lo sabemos. Como la prostitución.

Olé el pensamiento liberal. Diga usted que sí.

Adolfo David dijo...

La frase de la prostitución la he cambiado por "la prostitución aunque sea elegida sin ser forzado por nadie", para dar menos opción a equívoco. Pero ten en cuenta que según lo que expusiste antes, ninguna acción humana sería libre, ya que absolutamente todas son condicionadas por infinitud de circunstancias económicas, materiales, físicas, psicológicas, meteorológicas, geográficas.. Como dije, una acción es libre y voluntaria mientras nadie en particular te obligue a realizarla.

Pilar dijo...

Un buen detalle por tu parte la modificación.

Mario dijo...

No me toquéis los cojones más con lo del tabaco, que mi abuelo y dos de mis tíos se murieron de un cáncer de pulmón por culpa del tabaco (tenían bares) y mi padre se salvó de milagro de uno de cólon (era fumador). Amigos entrañables han muerto de cánceres terribles porque en sus lugares de trabajo, sus criminales compañeros fumaban como carreteros. ¿Has contemplado alguna vez a un enfermo terminal de cáncer de pulmón, Davíd, Bartolo...?. Es dantesco, la persona se queda hecha un esqueleto con unas bolsas negruzcas, que son lo que queda de los pulmones, intentando coger desesperadamente una bocanada de aire sin conseguirlo. Es horrible.


Cuando era joven trabajé como repartidor y me tragaba todo el asqueroso humo del tabaco de bares y restaurantes. Luego, he trabajado para el Gobierno y, aunque la ley lo prohibía, me he tenído que tragar el humo de los demás a la fuerza. He puesto denuncias y me he tenído que ir peleando con todo quisqui por donde quiera que iba, solo por el hecho de querer proteger mi salúd.

La violencia de los fumadores (y de algunos no-fumadores) ha sido tal, que me he tenido que pelear físicamente con algunos de ellos.

La intolerancia de estos drogadictos egoístas y soberbios no tiene límites.

Quien defiende el derecho a fumar, defiende el derecho a matar.

Pilar: Una vez más estoy contigo y te apoyo.

En cuanto al tal Bartolo: Parece que solo entras a este blog a recriminar. ¿Que te parece si, en lugar de meterte con Pilar y dar tanto por culo, aportases algo alguna vez?.

Anónimo dijo...

El suicidio (matarse) no es un delito Mario, creo que no entiendes la argumentación de David.

Bartolo dijo...

Mario, ultimamente lo que no he hecho es entrar , nose de donde sacas que ultimamente solo entro para meterme con la tal pilar , y realmente en este caso estoy deacuerdo contigo y con pilar, solo pienso que no se deben de perder las formas por mucho que creas que tengas razon, saludos.

Pilar dijo...

Bartolo, menos mal que estabas de acuerdo...

Gracias por el apoyo, Mario. A veces una ya no sabe qué pensar.

Batolo dijo...

Saludos Pilar, para nadie lo de la perra gorda, jejejeje.

Anónimo dijo...

Jejejeje

Lo siento David. Como liberal sólo puedo decir, valor, porque hablar con gente que confunde términos como liberal con fascismo, escuela de Chicago con política en USA. En fin.

josem dijo...

No hay mal que por bien no venga. Concretamente a mí la dichosa prohibición me ha servido para dejar el hábito de fumar, el 7 de diciembre asistí a una sesión de hipnosis y no he vuelto a fumar ni pienso hacerlo jamás. Estando totalmente de acuerdo con los planteamientos de Adolfo David, que conste.

Anónimo dijo...

Pilar y Mario, completamente de acuerdo con vosotros.
Pilar, tu argumentación muy buena.
Me extraña de David que de verdad crea que hasta ahora los No-fumadores teníamos algún derecho en bares o lugares públicos, y que de verdad ese derecho se cumplía. Afortunadamente ya no se fumaba en los transportes públicos, ni en los centros escolares.Sin embargo, una servidora, con 41 añitos, se ha tragado el humo de profesores en primaria, compañeros de viaje, compañeros de universidad, compañeros de trabajo y basicamente de todo fumador que quisiera "ejercer" su derecho a fumar cuando le placiera. Muchos años de malos humos injustamente inhalados e indemnización de ningún tipo. Al menos me queda la ideológica. La de no tener que escuchar argumentos del tipo "se soslayan las libertades", porque entonces no sólo me siento maltratada en las mías, sino pisoteada.
En cuanto a la prostitución libremente "ejercida" yo lo extrapolaría al tráfico de órganos "libremente ejercido", a la compra-venta de niños "libremente ejercida" etc.
Supongo que la "prostitución libremente ejercida" es tan minoritaria, como mayoritaria la creencia de los usuarios de prostitución del derecho que tienen a comprar a otro ser humano
(al fin y al cabo están en venta ¿no?. Libremente ¿no?).
El que calla otorga. ¿Hasta donde pùede intervenir el Estado?. No sé hasta dónde pero sí sé desde dónde. Desde el mismo momento en que la dignidad humana está en juego, desde el momento en que un ser humano ejerce su supremacía sobre otro, bien sea comprándolo (aunque el mismo se ponga en venta) traficando con él, o ejerciendo cualquier tipo de abuso del tipo que sea, insisto, aunque el "abusado" voluntariamente quiera serlo.
El lanzamiento de "enanos" por ejemplo, se hacía con el consentimiento de ellos, y eso no quiere decir que sea digno, para ellos ni para los que se divierten viéndolo. Hay ciertas cosas que indignifican, someten, y disminuyen al ser humano como tal, y creo que nosotros como sociedad, y el Estado como representante y fuerza de esa sociedad SI debe intervenir.

Adolfo David dijo...

El anónimo anterior no ha podido leer que haya dicho que los no fumadores antes teníamos todos nuestros derechos respetados, sencillamente porque no he dicho tal cosa. Igualmente, si no sabes diferenciar la figura jurídica de sumisión voluntaria de la de esclavitud (una es legal, la otra ilegal), entonces como veo llegas a justificar la esclavitud que crees combatir. Porque es lo que faltaba que el Estado pueda negarme el derecho a que yo decida qué es mi dignidad. Así el totalitarismo es justificable porque el Estado podría prohibir cualquier acción imaginable. Ya por qué no el Estado podría pensar por ti. Si los comentarios no son anónimos, mejor.

Maria José dijo...

Es un poco delicado mezclar las legalizaciones ... me gustó tu artículo, pero sin duda comparar el libre consumo de una sustancia a comprar el "libre" consumo de mujeres y niñas, como si hubiera una diferencia entre la trata sexual y la prostitución, como si la prostitución no viniera impuesta de serie por los patrones patriarcales de sociedades como por ejemplo la China, pues es un salto tremento, la libertad de consumir no puede imponer a un segundo sujeto una vulneración a sus derechos, con el tabaco se peude lograr, con la explotación sexual nunca.
saludos

Maria José dijo...

Teniendo en cuenta el panorama actual y lo que Ustedes han estado debatiendo sobre el tema pareciera que estamos ante una situación dramática en el tema del comercio en general, yo me centro en el humano, está bien? Hablar de violencia hacia las mujeres, hablar de prostitución es necesariamente hablar de discriminación, de discriminación por cuestiones de género. El consumo de prostitución y pornografía, y muchas otras formas de comportamientos individuales y sociales, disfuncionales y dañinos contra las mujeres y los niños y niñas, hacen imperativo analizar la trata de personas.

Estamos ante una violencia de género, es decir, una violencia por los roles que se van construyendo socialmente, y que van diciendo que es lo que significa ser hombre y que es lo que significa ser mujer.No sé si esto sea discutible.

Para hacer una relación entre la violencia sexual, la prostitución, los derechos sexuales y reproductivos, la trata de personas con fines de explotación sexual, son los modelos de construcciones de género a nivel erótico y a nivel sexual, que se reflejan en las sociedades, y comenzar diciendo que la prostitución, en los términos en los que actualmente está establecida, no es un trabajo digno para las mujeres, y eso es un tema relevante al que se le debe dar importancia, porque la prostitución y la trata de personas están íntimamente relacionadas.



La prostitución hoy, no garantiza ningún tipo de protección a las mujeres que están desarrollando ese "empleo" o esa forma de explotación. El 98% de las mujeres trabajadoras sexuales han sufrido daño físico, el 87% han sufrido violencia sexual, el 62 por ciento de estas mujeres han sido víctimas de embarazos forzoso, por la negativa del cliente de utilizar condón. Estas condiciones, no son condiciones laborales, no son condiciones de un trabajo digno, que te exploten, que te violen sexualmente, que te abusen, que te violenten, no son condiciones de un trabajo digno. No.

Cuando se legaliza la prostitución, lo que el estado está haciendo es legalizar también al explotador, al lenon, a la persona que se encarga de grabar los videos de prostitución, etc., etc., etc., se institucionaliza todo un negocio. La institucionalización de este negocio, la legalización, hace realmente imposible conocer cuáles son los alcances reales de la trata de personas.

Continuar defendiendo la prostitución como el oficio más antiguo del mundo, cuando en realidad es la forma de violencia hacia las mujeres más antigua del mundo, es algo que si hay que considerar, siendo importante analizar el tema de la prostitución porque su legalización en los países nos impide entrar a trabajar en el tema de la trata de personas.


No se trata de penalizar a las mujeres que son trabajadoras sexuales, y que además de ser explotadas se les vaya a perseguir, o se les vaya a criminalizar, o que se les vaya a estigmatizar - aunque ya están estigmatizadas - se trata de trabajar para darles las oportunidades necesarias para que no pasen a formar parte de esta redes de trata de mujeres y niñas, que es un porcentaje muy elevado de estas mujeres.



Los países que han rechazado tajantemente legalizar la prostitución han sido los países nórdicos, que van siempre a la vanguardia, y lo han hecho con base a cuestiones de equidad de género.

Adolfo David dijo...

De todos modos gracias por tu participación M José, aunque esto no trata de la prostitución :S

Mastieno dijo...

La ley antitabaco es de lo más liberal que ha hecho este gobierno. Porque protege la libertad de los que no quieren respirar humo.

El aire de los bares (por ejemplo) no pertenece a los dueños, ya que entra de fuera y es de todos. Además, las porquerías vertidas en el aire interior luego se expulsan al exterior.
No hay nada antiliberal en prohibir fumar, sino en lo contrario.

Aunque claro está, los empresarios españoles no tienen la costumbre de defender su libertad, sino su privilegio de poder destrozarlo todo para forrarse agusto.

Sobre la prostitución. La mayoría (NO AL REVÉS) de las prostitutas eligen serlo, porque es una manera rápida de ganar más dinero que en cualquier trabajo humilde. Así es la realidad. Otro tema es que se haga muchísima propaganda contando otra historia.

Mastieno dijo...

Se me ha olvidado decir que, por supuesto, esta ley tampoco se va a cumplir (quizás al principio, por la moda), como tantas otras destinadas al bien común, que están para adorno y pose; inflingidas a diestro y siniestro, aunque de cuando en cuando se le meta un paquete a algún incauto sin enchufe.

En este país sólo se cumplen a rajatabla dos grupos de leyes:

1. (que podríamos definir de "derechas") Las destinadas a facilitar los chanchullos entre políticos y empresarios amigos.

2. (que podríamos definir de "izquierdas") Las destinadas a que parte de la riqueza sangrada al país mediante los mencionados chanchullos, sea mamada por familiares de los políticos y propagandistas de éstos, tipo Almorránar o Sabina.

Así "funciona" el país. Unos sangran, otros parasitan; y el resto simplemente es sangrado. Entre los primeros y los segundos se echan la culpa de la crisis, unos a otros, los muy...