Novedades

miércoles, 19 de enero de 2011

Dietas del ayer, dietas del mañana

Voy a enumerar primeramente las condiciones de una dieta particular, y seguidamente comentaré qué dieta exactamente es:

- No usar azúcar, miel, sirope o jalea
- No usar frutas disecadas con azúcar
- No usar pasteles, galletas, puddings o helados o polos
- No usar alimentos con harinas o maíz
- No usar patatas, macarrones, espaguetis, noodles o alubias
- No usar alimentos fritos preparados con mantequilla, manteca o substitutos
- No usar bebidas refrescantes como Coca Cola
- No usar ningún alimento no permitido en la dieta y sólo las cantidades permitidas

Cualquiera diría que es una versión de alguna dieta baja en carbohidratos de hoy en día, y sin embargo tiene más de 20 años, y más de 30 y 40. La anterior es la dieta más aceptada para adelgazar del Hospital Infantil Memorial de Chicago en los años 40. Esto es, era una dieta empleada en niños para combatir el sobrepeso infantil. Y lo cierto es que en aquella época esto no era tan extravagante, ya que por aquel entonces se usaban dietas semejantes en el Hospital de Nueva York. A partir de los años 60 esta historia iba a cambiar, y la música nutricional empezaría a sonar muy distinta. Con ello remarco una vez más que la restricción de carbohidratos no es ningún esnobismo científico ni fruto de ningún gurú de última hora, sino que está profundamente arraigado en las convicciones científicas de al menos la primera mitad del siglo XX. Aunque ya he tratado en otras ocasiones esta interesante dialética y lucha de fuerzas entre el bando antigrasas y bando anticarbohidratos, seguiré haciéndolo desde un punto de vista histórico. Una de las cosas más chocantes vendrá cuando explique cómo y por qué la escuela europea y particularmente germánica de medicina había explicado bien la razón de por qué engordamos allá por los años 30. ¿Recuerdas el mantra que tanto he criticado de "comer menos y hacer más ejercicio"? Para dar crédito a esta idea, tan aparentemente lógica pero equivocada, había que arrumbar y desechar aquellas enseñanzas europeas sobre el metabolismo. Es lo que empezó a hacer la escuela norteamericana de medicina centrada en la cuestión de la obesidad a partir de la Segunda Guerra Mundial, obsesionándose por las calorías como la explicación definitiva -y más que simplista- del asunto. Luego vendría el norteamericano Mayer con su solución del ejercicio interminable y casi al mismo tiempo aparecería en escena el también norteamericano Ancel Keys para combatir las grasas desde el mundo del estudio de los lípidos, y recordemos que casualmente las grasas son el macronutriente más calórico. En suma, desde los años 50 al menos la escuela norteamericana de medicina en conjunto pareció la conjura de los necios, y aunque es cierto que hubo muchos científicos estadounidenses opuestos a estas ideas, fueron voces silenciadas, heterodoxas y en el peor de los casos acalladas. La desgracia nutricionalmente hablando fue que desde aquella Segunda Guerra Mundial el estado de la ciencia lo han dictado norteamericanos. Por otro lado, y por suerte, en los últimos años ha habido un pequeño revival en EEUU de ideas consideradas heréticas dentro de la misma escuela norteamericana de nutrición en los años 60, 70 y 80. Y más que interesante es comprobar cómo la fundación científica del razonamiento de las dietas restringidas en carbohidratos proviene de la escuela europea previa a la Segunda Guerra Mundial. Porque claro, para hablar de insulina, enzimas... había que disertar hormonalmente, y el asunto de las calorías pasaba por alto el universo hormonal. La escuela europea de los años 30 había por ejemplo planteado que decir que engordamos porque comemos simplemente más calorías que las gastadas es como decir que los niños crecen porque consumen más calorias de las gastadas. Y es cierto que los niños comen más calorías que las gastadas, pero de ahí a deducir que ésa es la causa del crecimiento hay un paso abismal. No, los niños crecen por el entorno hormonal en el que crecen, entre otras cosas debido a la hormona del crecimiento. Que coman más es una consecuencia de su crecimiento, no una causa. Al pensamiento calórico norteamericano esto de las hormonas le debía parecer muy complejo y tomó todos los atajos posibles en forma de ideas simples, aparentemente lógicas y vendibles y parece que sin gran necesidad de demostración, o incluso mantenibles aun con evidencias en contra.

Explicar los antecedentes y la historia en cualquier cuestión siempre es necesario para saber en qué punto nos encontramos y de dónde venimos ideológicamente. Por supuesto ideología no se refiere sólo a política, pues cualquier universo de conocimiento vive de ideas. La ideología nutricional dominante a buen seguro puedes apostar que durante el último siglo y pico se ha ido gestando y delineando con avances pero también con muy penosos retrocesos. Para lo que aquí estamos, y estoy, es para intentar denunciar éstos últimos.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Resulta muy significativo el punto de inflexión que supuso la IIGM en cuanto a enfoques nutricionales.

Asimismo cabría preguntarse si los nuevos postulados antigrasas abanderados por Angel Benjamin Keys no han estado dirigidos por el gran capital industrial alimentario, el cual encuentra un mercado más amplio y utilizable en el campo de los carbohidratos por su posibilidad de transformación y cualidades como su facilidad de almacenamiento y transporte frente la proteina y la grasa.

El que quiera entender que entienda... y la Historia siempre la escriben los vencedores.

Mario dijo...

Mónica: Yo no te puedo recomendar una u otra marca de Resveratrol, porque ni los científicos se ponen de acuerdo todavía sobre la dosis a tomar.

En principio, el de Life Extension me parece muy completo, pero ultimamente tengo mis dudas sobre si contenidos de cientos de miligramos pudiesen ser nocivos a medio o largo plazo. Lo que sí te puedo recomendar es precaución.

Sería interesante conocer la procedencia del resveratrol que utiliza Life-Extension. Si lo compra a algún mayorista de la India o bien lo consigue por sus propios medios. Quizás Davíd pueda contestar a ésto.

Bartolo: En el último pedido a Paula me timaron con los gastos de envío. Ahora cobran 10€ si el paquete no supera los 5 kilos para España. ¿Por qué lo preguntas? ¿Quieres que hagamos un pedido a medias?.

Unamás: Los zumos de arándano, mirtilo, etc... los puedes encontrar en El Corte Inglés. Tienen un zumo de arándano a 5 euros el medio litro, de cultivo ecológico y sin azúcar ni nada añadido.

También en Ceba-Natural (por internet) puedes comprar botellas de puro zumo de arándano y de aronia a 10 euracos el litro cada uno (biológicos y 100% zumo también).

Para extractos de pepita de uva, Life Extensión tiene muy buenas cosas.

El gluconato de zinc y la vitamina C los consigues facilmente de la dieta.

Los beneficios son tantos que no me da tiempo a enumerarlos aquí...Mi mujer me espera y me va a pegar (como casi siempre hace). Bye. Si no escribo en unos días es que la paliza, esta vez, ha sido de aúpa.

Ah! Según la wikipedia el dr. Brandt nació en 1815, así que, demasio bien está. Se parece al Camilo Sesto.

Mario dijo...

Ah! Lo que va a sacar nuevo Paula es aparte de las cuatro novedades de la línea RESIST que ya están a la venta en la web USA (y el 1 de Febrero en la Europea).

Supongo que será otro antioxidante de la misma línea Resist o algo así. Para primavera me dijeron las "niñas" de Paula.

Anónimo dijo...

Te equivocas Mario. El Dr. Brandt nació en 1904, pero dado que lleva muerto desde 1948 sí que tiene buen aspecto, incluso mejor que de vivo. Saludos.

teresa dijo...

gracias mario pir tu respuesta, lástima que no lo saquen en la web europea hasta febrero porque ahora hay una oferta para enero. me esperaré a ver los nuevos productos. quiero pedir varios de resist.

ME HE QUEDADO CHAFADA CON LO QUE COMENTAIS DEL SESAMO TOSTADO: Entonces si tomamos omega 3 a diario (pastilla de 1g) es mejro no tomar sésamo tostado???? Justamente yo tomo casi a diario tb, sésamo tostado con las ensaladas, etc despues de mi pastilla de omega 3 porque leí aqui que el tostado era mejor y que complementaba al omega 3, ahora resulta que es malo? que hay que tomarlo, sin tostar, o mejor no tomar sésamo??? tampoco aceite de sésamo?
gracias por aclarármelo

Bartolo dijo...

Nose Mario me lo estoy pensado, tengo una buena hidratante , pero el suero ese Age Resist me tienta mucho, ya me lo pensare ya , saludos.