Novedades

jueves, 9 de diciembre de 2010

Nuevos estudios críticos con las recomendaciones de la Asociación Americana del Corazón

La Asociación Americana del Corazón no tiene problemas con el elevado consumo de ácidos grasos Omega 6 en la población occidental, esto es, de aceites vegetales, pues en realidad cree que son cardiosaludables (!). Dicho aumento en su consumo a partir de los años 50 y 60 se debe, por si aún no lo sospechábamos, a la divulgación de la idea de que las grasas saturadas son malas para el corazón. Fue cuestión de tiempo que la población abandonara paulatinamente grasas tradicionales como la mantequilla o la manteca de cerdo para apuntarse a la moda de los aceites de girasol, maíz o soja. Sin ir más lejos, en 2009 la Asociación Americana del Corazón (AHA por sus siglas en inglés) hizo la sorprendente afirmación de no encontrar sustento científico a que tan alto consumo de aceites vegetales ricos en Omega 6 suponga un riesgo para la salud. El experto en ácidos grasos esenciales Joe Hibbeln toma las presuntas evidencias científicas en que se basa la AHA para hacer tales asertos co ncluyendo que la postura de la AHA es sesgada. Sus análisis son publicados en el British Journal of Nutrition. Para realizarlo, incluso contactaron a los autores de algunos estudios antiguos usados en este meta-análisis (estudio a partir de otros anteriores) con el fin de clarificar algunos puntos.

En suma, se halló que la AHA cometió errores de bulto al usar algunos estudios, como no distinguir incluso entre consumo de Omega 3 y Omega 6 y considerar todas las grasas poliinsaturadas como una misma cosa. Cuando los participantes sustituían grasas saturadas por Omega 6 aumentaba su riesgo cardiovascular (13% mayor mortalidad cardiovascular), cosa que no sucedía cuando en esta sustitución también había Omega 3 acompañando a los Omega 6 (22% menor mortalidad cardiovascular).

- "n-6 Fatty acid-specific and mixed polyunsaturate dietary interventions have different effects on CHD risk: a meta-analysis of randomised controlled trials" British Journal of Nutrition, 2010

2 comentarios:

Mario dijo...

Noe: Muchas gracias.
Amolaluna: De nada; a mandar. Aquí estamos pa lo que quieras.

Sobre la línea SUPER del Perricone-Maricone, más de lo mismo. A este tío, además del DMAE, le encanta el alcohol. En todos los productos de su SUPER línea hay alcohol entre los primeros ingredientes.

Ya hace mucho que probé algún potingue del "Maricone" y se me jinchó la cara como a un pez globo.

!coño, me tengo que ir!...

Anónimo dijo...

Hola a todos:

Soy una fiel seguidora de este blog y admiradora de la calidad del mismo y de su autor. Pido perdón por plantear un tema totalmente distinto a los tratados habitualmente: los cálculos amigdalinos, caseum o tonsilolitos (tonsil stones). Son esos acúmulos malolientes que se depositan en las criptas amigdalinas y que provocan una halitosis fétida. Unas apestosas bolitas blancas o grisáceas que producen un auténtico problema de relación social.

He leído que la erradicación de lácteos de la dieta puede solucionar el problema pero en mi caso no ha sido así. He probado también los enjuagues y gargarismos con plata coloidal, bicarbonato sódico... . Tampoco ha sido efectivo al 100%.

¿Alguien me puede sugerir una solución alternativa? Muchísimas gracias.