Novedades

sábado, 13 de diciembre de 2008

Vitamina D, brócoli y vino tinto


En un artículo publicado el pasado 4 de noviembre en The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism, investigadores de la McGill University Health Centre en Montreal, junto con la University of Southern California reportaron que las chicas jóvenes con bajos niveles de vitamina D experimentan aumento de peso y crecimiento desequilibrado. Fueron medidos los niveles séricos de vitamina D, el peso, altura, grasa corporal y densidad mineral ósea en 90 mujeres hispánicas y caucásicas entre 16 y 22 años en el sur de California. Un 59% presentó deficiencia de vitamina D, quienes tuvieron una significativa mayor incidencia de peso, masa corporal y grasa corporal, así como una altura inferior a las chicas con suficientes niveles de esta vitamina. "La alta prevalencia de insuficiencia de vitamina D en gente joven viviendo en un área tan soleada fue sorprendente", según el Dr Kremer. A partir de estudios como éste la comunidad médica se está planteado la recomendación de suplementos de vitamina D no sólo para adultos, sino también para jóvenes. Nunca es tarde si la dicha es buena; precisamente un estudio publicado en julio de 2007 en el American Journal of Clinical Nutrition aseguraba que aproximadamente el 55% de los niños americanos tenía niveles insuficientes de vitamina D, y hasta un 68% en período invernal.

Investigadores de la Universidad de California, Berkeley, han hallado el mecanismo por el cual el indole-3-carbinol (I3C), presente en vegetales y especialmente en el brócoli, combaten el cáncer de mama. Publicados estos hallazgos en el Proceedings of the National Academy of Sciences, parece ser que el I3C inhibe la elastasa, una enzima que acorta un compuesto conocido como ciclina E, que acelera la proliferación celular cancerosa. Niveles elevados de elastasa están asociados a niveles bajos de supervivencia en el cáncer. Sin duda, este estudio es muy importante, en tanto confirma bioquímicamente una acción que ya era conocida.

Por último, según el American Journal of Clinical Nutrition, investigadores de la Universidad Católica de Campobasso, en Italia, hallan que el consumo moderado de vino está asociado con un incremento plasmástico y en glóbulos rojos de los ácidos grasos Omega-3 EPA y DHA. El consumo moderado de vino siempre se ha asociado a una reducción en los eventos cardiovasculares; puede que su impacto sobre los Omega-3 en el cuerpo sean parte fundamental de la explicación. Según los propios autores del estudio, parece ser que este mecanismo se debe al contenido de polifenoles del vino, tales como el famoso resveratrol. En cualquier caso, para obtener los beneficios de los polifenoles no tienes por qué beber alcohol, basta con consumir una dieta muy rica en frutas y verduras.

4 comentarios:

Concha dijo...

Hola David, entonces ¿que opinas de tomar el reveastrol en capsulas ? yo tomo las de Soria natral. gracias

David dijo...

Soy bastante partidario del consumo de suplementos de resveratrol. De hecho tengo en mente un Especial de varios artículos sobre el resveratrol por sus múltiples propiedades y por ser de los más importantes compuestos conocidos para prolongar la longevidad. No existe una dosis establecida óptima diaria de resveratrol, aunque las dosis comercializadas están entre 20-250mg. La forma más activa del resveratrol es el trans-resveratrol, y es la que yo recomiendo. Si las de Soria Natural no especifican esta forma es que no es trans-resveratrol al menos el 100% que especifica como cantidad.

violeta dijo...

Nos dices querido amigo con que nombre se comercializa el trans-resveratrol ?
Un cariñoso saludo !

David dijo...

Pues el trans-resveratrol se comercializa así tal cual. Simplemente hay que ver en la etiqueta de atrás o lista de ingredientes que ponga trans-resveratrol, pues no hay ningún nombre comercial distinto. Lo que no puedo decir es cuáles, si los hay, se venden así concretamente en España. Como siempre en suplementos, las que me conozco bien son las marcas norteamericanas, aunque alguna se comercializa en algunos herbolarios.